La violencia familiar y su efecto en los hijos

“El niño no es propiedad de la familia. Ésta no puede hacer con él lo que quiera. El niño es un ser humano: pertenece a la sociedad y representa su futuro”.  vf

El presente trabajo nace de la motivación de los autores por investigar un fenómeno recurrente en todo el mundo: la violencia familiar y el efecto que ésta tiene sobre los niños. Así, el análisis de este problema lo haremos desde un enfoque sistémico (en lugar de un enfoque solo analítico), debido a que este problema no solo involucra a la familia, sino también a la sociedad en su conjunto (en este caso, incluimos a los vecinos, los colegios, los medios de comunicación, la policía, las municipalidades y los 3 poderes del Estado). Dicho esto, empecemos a analizar el problema.

La violencia familiar es una forma de abuso en el que se hace uso de la violencia en forma física, psicológica o sexual en el que se busca manipular o controlar al otro (que puede ser la pareja, hijos, padres, etc.). La violencia familiar no solo implica el abuso del padre contra la madre, sino también implica el abuso por parte del padre (o madre) contra los hijos, quienes son los más perjudicados en este caso.

El problema de la violencia familiar es tal, que hasta se ha llegado a calificar como un problema de salud pública. Muestra de ello son los numerosos acuerdos, convenios o tratados internacionales que se han firmado para frenar este mal (partiendo por la Declaración de los Derechos del Niño en 1959). Inclusive, la psicóloga Carmen Rosa Patrón considera que, en vez de reducirse los índices de violencia familiar, estos han aumentado y los principales responsables “son los medios, porque lo primero que se ve son problemas de golpes, maltratos;  y, a veces, la mujer es vista como un objeto y no se le da el valor real en las familias”. Asimismo, agrega que “ahora, lo que se tiene que trabajar muchísimo son los valores. Esto es importante para poder incrementar la salud de la familia”.

En el Perú (por ejemplo), el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), el Ministerio del Interior (MININTER), el Ministerio de Salud (MINSA), las Municipalidades, Organizaciones no Gubernamentales (ONG), entre otros grupos de la sociedad civil llevan a cabo programas o actividades de sensibilización y concientización pública a fin de disminuir la ocurrencia de estos hechos.

Así, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), creó en el 2003 el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual “(…) con el propósito de contribuir a reducir los índices de violencia familiar y sexual mediante políticas públicas de atención, prevención, recuperación y desarrollo de capacidades de las víctimas, así como favorecer una mejora de la calidad de vida de las familias peruanas dentro de una cultura de paz, desarrollo y equidad de género”[1].

Dentro de todo este problema social, los más afectados son los niños, dado que a su temprana edad estos se ven fuertemente influenciados, tanto en sus acciones como en el aspecto psicológico, por todo aquello que ven o sufren (en caso de que el abuso sea directamente hacia ellos).

Tipos de violencia doméstica ejercida sobre los hijos

La UNICEF divide en 6 los tipos de violencia infantil:

  1. Maltrato físico: Cualquier acción que tienda a causar lesiones físicas a un niño; las cause o no. Por ejemplo el castigo temporal, golpes, palmadas, tirones de pelo, empujones, etc.
  2. Maltrato psicológico: Cualquier acción u omisión que provoque o pueda provocar daños emocionales, cognitivos o en el comportamiento del niño. Ya sean, ofensas verbales, descalificaciones, críticas constantes y permanentes, ridiculizaciones, rechazo emocional y afectivo, amenazas, discriminación, etc.
  3. Abuso sexual: Cualquier acción que involucre o permita involucrar a un menor en actividades de tipo sexual. Por ejemplo: exhibición de genitales, realización del acto sexual, exposición a pornografía, masturbación, sexualización verbal, etc.
  4. Negligencia: Cualquier inacción por la que se priva al niño de la supervisión o atención esencial para su desarrollo. Pueden ser: descuido de las necesidades de vestido y calzado, omisión de la alimentación adecuada a la edad del menor, no se atienden sus necesidades sanitarias; la forma más extrema de negligencia es el abandono.
  5. Abuso fetal: Ocurre cuando la futura madre ingiere, deliberadamente, alcohol u otras drogas, estando el feto en su vientre. Producto de esto, el niño(a) nace con problemas, malformaciones, retraso severo, etc.
  6. Traslado ilícito: refiere al secuestro (por así decirlo) por parte de los padres sin el consentimiento del niño. Se ha hecho más visible en los últimos años gracias a los medios de comunicación. Esta forma de violencia implica (en gran parte de los casos) la venta o trata de niños.

Adicionalmente, existen varias formas para detectar si un niño vive en un hogar violento. Principalmente, tenemos las siguientes: conducta violenta, baja autoestima (o depresión), signos de negligencia (como carencia de higiene), dolores de cabeza o de estómago, lesiones inexplicables, entre otros.

La psicóloga Carey Campbell nos comenta sobre esto: “dependiendo de cómo el niño evalúe el hecho de que le peguen o de que viva en una casa donde hay una persona violenta se podrá saber qué efecto tiene. Puede ser un niño deprimido porque se menosprecia, puede ser un niño iracundo porque le parece una injusticia, o puede ser un niño muy ansioso porque tiene mucho miedo. Además puede darse que en el futuro sea una persona iracunda y ansiosa, ansiosa y deprimida, o una combinación de las tres”. Y no solo esto, pues la psicóloga Carmen Rosa Patrón nos agrega que “los efectos (a corto plazo) también se reflejan en el rendimiento escolar. A veces, también se presentan otros trastornos psicológicos, como aneurismas o neurosis”.

Fuentes de ayuda

En caso de necesitar ayuda, se recomiendan las siguientes fuentes de información, apoyo y referencias:

  • Líneas directas de salud mental.
  • Bibliotecas o centros recreativos comunitarios.
  • Profesionales o expertos en el tema (pediatras, consejeros del colegio, psicólogos, entre otros).
  • Grupos de apoyo para padres.
  • En el Perú, si se quiere hacer una denuncia, los principales lugares para hacerlo son las comisarias o la Defensoría de la Mujer, el Niño y el Adolescente (DEMUNA). En caso no haya alguno de estos lugares (por ejemplo, en las áreas rurales pequeñas), se recomienda ir a un Juzgado de la Familia o a un Juzgado de Paz.

El problema en cifras[2]:

-          Por lo menos 3, 300, 000 niños son testigos de violencia doméstica cada año.

-          Vivir en una casa afectada por la violencia doméstica aumenta el riesgo de un niño de ser abusado o descuidado en 1500%.

-          Los niños que sufrieron abuso infantil o negligencia son 59% más propensos a ser arrestados como menores de edad, un 28% más propensos a ser arrestados como un adulto, y un 30% más propensos a cometer crímenes violentos.

-          Hijos varones de padres violentos son 10 veces más probables de abusar a sus esposas y novias cuando sean adultos.

-          Niños de padres abusivos tienen un chance de 50% de abusar del alcohol o de las drogas.

-          Niños de padres abusivos son 6 veces más probables de suicidarse.

-          La violencia doméstica no discrimina por nivel socioeconómico: está extendida en todos los lugares.

¿Qué podemos hacer para detener esto?

Para poder establecer algunas alternativas de solución, es preciso plantear primero lo que es la situación problemática y los problemas de acción, para no caer en la trampa de los pseudo problemas.

En nuestro caso, la situación problemática es ésta, principalmente:

  • Algún miembro de la familia actúa de forma violenta contra otro familiar.
  • La violencia familiar está afectando física y/o psicológicamente a los hijos.
  • Los hijos, debido a los efectos de la violencia familiar, pueden convertirse en futuros abusadores.

Por otra parte, los problemas de acción son los siguientes, principalmente:

  • Cómo evitar que se siga dando este problema.
  • Cómo neutralizar los efectos que este problema conlleva a corto y largo plazo en los hijos.
  • Cómo conseguir ayuda para los miembros de la familia afectados, principalmente para los hijos.
  • A quién o a dónde acudir para detener este problema.
  • Cómo o dónde realizar las denuncias correspondientes.

Teniendo en cuenta lo anterior, ya podemos plantear soluciones para este problema. Sin embargo, primero debemos recurrir al principio de subsidiaridad. Este principio es importante porque, aplicado al problema, implica que para hacerle frente a la violencia familiar, el Estado solo no puede actuar. Es necesaria la iniciativa privada. De esta forma, consideremos los 3 tipos de acciones para hacerle frente al problema de la violencia familiar y su efecto en los niños: la acción directa del Estado (A), actividades mixtas (B) e iniciativas privadas. Tras ello, ahora sí podemos clasificar nuestras alternativas de solución:

  • Acción directa del Estado:
  1. Promulgar una ley que exija un documento emitido por un psicólogo calificado que certifique que ambos padres son emocional y mentalmente capaces de formar una familia, para que no tengan problemas en la crianza de estos. Esto, simulando el sistema religioso que obliga una preparación de los padres para poder casarse de forma religiosa. Con esta nueva ley, las parejas que sólo se casen por civil, también tendrán que capacitarse de cierta forma y esto permitirá reducir la incidencia de la violencia familiar.
  2. Establecer sanciones (económicas, o con la destitución del Director) a los colegios que, sabiendo que un niño ha sufrido violencia familiar, dejan pasar por alto este problema en vez de apoyarlo con terapias psicológicas o realizar las denuncias respectivas. Los colegios tienen responsabilidad debido a su rol de co-educadores.
  • Actividades mixtas:
  1. Difundir, mediante la publicidad, los programas de protección al menor que el Estado ya lleva a cabo. El Estado podría hacer convenios (por así decirlo) con los medios de comunicación para que haya una mayor difusión sobre lo que es la violencia familiar, su efecto en los hijos, cómo hacer para hacerle frente a este problema y los programas sociales que actualmente existen. Con esto, este problema podría reducirse porque los niños sabrán sobre estos programas y serán consientes que el que le peguen es malo y sabrán con quién hablar para que ya no sean maltratados.
  2. Los municipios, en conjunto con el personal de centros privados de ayuda a la familia, podrían realizar talleres gratuitos en los que se esté en contacto con los niños, así se podría notar más de cerca la existencia de algún caso de maltrato. Así, si quien está el encargado de bridar este servicio de los talleres nota maltrato, ya sabrá qué y cómo hacer para denunciar. En algunos municipios sí hay talleres para niños, pero no son muy conocidos. Tal vez sería bueno hacer conocidos estos proyectos. (Ejemplo: en Miraflores hay distintos talleres ya sea para niños, adulto mayor y niños especiales pero no es todos los municipios).
  3. Campañas informativas a profesores y ciudadanos para que sepan qué hacer si notan algún caso de maltrato. Esto es, que sepan a dónde ir, llamar o ante cuál autoridad denunciar el caso.
  4. Tener las llamadas “escuelas para padres” (tanto en colegios públicos como privados) de manera obligatoria, ya sea de una o dos horas para que sepan que pegarles a sus hijos es malo y que hay otras formas de castigarlos si es que se portan mal o desobedecen. También, enseñarles o darles consejos de cómo puede mejorar la comunicación con sus hijos.
  5. Establecer mayores canales de denuncia. Por ejemplo, la creación de una línea telefónica especializada que tenga las facultades para recibir denuncias sobre violencia familiar y de forma anónima (esto, de forma opcional) y difundirla por los medios de comunicación. Las empresas de telefonía podrían establecer convenios con el Estado para hacer esto.
  6. Fomentar la “cultura de denuncia”. En el Perú, por ejemplo, son muy pocas las personas que, a pesar de haber sufrido violencia familiar, lo denuncian. Esto se debe, en muchos casos, a la creencia de que “aunque lo denuncie, no pasa nada”. Hay que mostrar que esto no es así y que sí se pueden lograr resultados denunciando este problema. El Estado y el sector privado pueden hacer esto de forma conjunta.
  • Iniciativas privadas:
  1. En los colegios, dedicar más horas de tutoría en la cual se les inculque a los niños que no es bueno que les peguen y si sufren de maltrato lo denuncien inmediatamente, así como también generarles la confianza para que los niños sean más “sueltos” en decir lo que les sucede o lo que pasa en casa. La confianza de un niño con los profesores o los psicólogos es crucial en este caso.
  2. Mandar una carta a los directivos de los medios de comunicación para que se reduzca la emisión de imágenes que promuevan la violencia (por medio de reportajes en horario infantil o programas de televisión) y empezar a emitir propagandas televisivas sobre la no violencia familiar y el respeto a los niños.

Reflexiones finales

El problema de la violencia familiar es un problema que no podemos tomarlo a la ligera, especialmente porque engloba a toda la sociedad en su conjunto y tiene serios efectos negativos sobre los hijos. En este sentido, consideramos que la participación ciudadana es necesaria porque todos compartimos la responsabilidad de colaborar al bien común. En este sentido, es necesaria una acción conjunta de todos los ciudadanos.

Por otro lado, también son necesarias personas con visión y emprendimiento para que se pueda solucionar el problema de una manera más eficiente (emprendedores sociales). Una solución más creativa y que cumpla con los principios sociales siempre es bien recibida y más aún en un problema tan complicado y difícil de tratar como este.

Por último, profundizando en nuestras sugerencias a fin de disminuir este problema, cabe resaltar que, realmente, si pudiéramos resumir lo que hace falta para acabar con este problema o reducirlo al mínimo, esto sería fomentar la difusión de toda la información disponible sobre el problema en cuestión (fomento del tener intelectual) y el fomento de valores y virtudes (tener virtuoso).


[1] MIMP, 2003.

[2]  Fuentes.

Autores: Julio Almonacid, Omar Ghurra, Dahyane Quinteros

About these ads
Esta entrada fue publicada en conflictos, educación, familia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

36 respuestas a La violencia familiar y su efecto en los hijos

  1. ds33udep dijo:

    Me parece muy bueno el trabajo. Este es un tema del que deberíamos tener un mayor conocimiento todas las personas ya que tanto la violencia infantil como la violencia contra la mujer son problemas que afectan a la sociedad.
    Como bien mostraron las cifras en su trabajo, es un gran número de niños el que sufre la violencia familiar en su casa y debemos buscar alguna manera para detener esto porque sino la violencia familiar sigue creciendo y creciendo, por ejemplo si dentro de una familia de 3 niños, el padre abusa y es violento con los 3, existen altas probabilidades de que estos tres niños sean violentos con sus familias más adelante.
    Me parece buena la idea de que se promulgue una ley que exija un documento emitido por un psicólogo calificado que certifique que ambos padres son emocional y mentalmente capaces de formar una familia, aunque dudo que eso suceda y que se practique correctamente.
    Por otro lado, la idea de que los colegios formen parte del problema y busquen colaborar con este también es importante. Aunque creo que se debe hacer que los profesores tomen conciencia de la gravedad del problema ya que sino simplemente piensan que este no les afecta a ellos y lo pasan por alto.

      • ds40udep dijo:

        Sabemos que será complicado que los profesores quieran tomar parte del problema, pero si ellos quieren que sus alumnos sean mejores personas apoyarían y aprenderían a denunciar casos de maltrato con tal de que el bienestar de los niños y adolescentes sea siempre el mejor.

        Gracias por tu comentario.

  2. ds1udep dijo:

    La violencia familiar es un tema que esta en boca de todos en los últimos años. Vemos en todos los periódicos, en la televisión y escuchamos en la radio noticias acerca de madres que golpean a los hijos por situaciones innecesarias, e incluso llegan a marcarlos de por vida por motivos que, con solo una llamada de atención se podría solucionar.

    Cabe resaltar que la violencia en la familia se da entre los propios esposos, mayormente siendo el esposo quien agrede a la esposa y sus hijos. La violencia familiar no solo es física y sino verbal. Cuando se trata de minimizar o hacer sentir inferior a los miembros de la familia también se puede considerar violencia.

    Esto perjudica a la sociedad en gran manera ya que la vuelve más violenta generando una generación futura no apta para una sociedad perfecta a la que todo ser humano desea llegar.

    Luis Armando Alegre Arciniega
    2008A032

    • ds40udep dijo:

      Estás en lo correcto. La familia es considerada la unidad básica de la sociedad. Por tanto, un entorno familiar poco saludable tiene implicancias en la sociedad (por simple lógica).

      Como mencionas, si bien lo frecuente es el abuso del esposo contra la esposa, esto no se da en el 100% de los casos y, por supuesto, a veces no hay abuso entre los esposos, sino que el abuso se puede dar de los padres a los hijos (o incluso entre hermanos), como mencionamos en el trabajo.

      Gracias por tu comentario.

  3. ds2udep dijo:

    Bueno la violencia familiar en algunos casos es como consecuencia de algunos traumas psicológicos, ignorancia y demás factores que hacen de este un problema de la sociedad peruana. Estos ataques físicos y psicológicos deben ser fuertemente rechazados por las entidades necesarias.
    El gobierno peruano debe trabajar la erradicación de este pensamiento dando educación en los colegios tanto estatales como en los particulares guiando a los estudiantes y haciéndoles entender que ese comportamiento es totalmente cavernícola.
    Finalmente se podría agregar que la violencia familiar tanto a la mujer como a los niños únicamente fomenta un futura sociedad violenta sin valores morales ni éticos, esto fomenta el retraso a nuestro país, que tanto lucha por salir adelante.

    Mario Ortiz Cornejo

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, como mencionas, no podemos sacar nunca nada bueno con la violencia y lo único que se genera de ella es más violencia. Una sociedad sin valores morales ni éticos nunca podrá desarrollarse plenamente. Lamentablemente, hay una parte (no desdeñable) de la sociedad que no logra entender esto (o peor aún, ni lo sabe) y esto es lo que debemos trabajar.

  4. ds20udep dijo:

    Muy buen trabajo. La violencia familiar como bien lo dicen trae graves efectos en los miembros del hogar y en mayor medida en los niños ya que son estos los que están en plena formación y todo lo que ven absorben, ellos mismos analizan lo que ven y caen en el supuesto de que pegar está bien, insultar también, y otros actos que involucra violencia les parece “normal”.
    Hace pocos días tuve la oportunidad de ir a un colegio estatal a apoyar a niños en sus tareas en forma de voluntariado, en el aula había un niño que tenía un comportamiento distinto a los demás, ya que aparte de molestar cada segundo a sus compañeros los seguía con el fin de golpearlos, ponerles el pie para que se caigan, insultarlos entre otras cosas. Ante reiteradas llamadas de atención, intenté conversar con él para explicarle que lo que hace está muy mal y lo que me dijo fue: “Los problemas se resuelven pegando, matando..”, sinceramente no me esperaba ese tipo de respuesta. Yo creo que estas actitudes e ideas se crean en el hogar, además de los juegos violentos de los videojuegos y las comunes noticias de este tema que sale diariamente en la televisión. Aparte de crear niños violentos, impiden que se relacionen correctamente ya que son excluidos justamente por esos actos.

    Estoy de acuerdo con las alternativas que proponen, sobretodo con las de ampliar los horarios de tutoría diario en las escuelas y la reducción de imágenes en la televisión que promueven la violencia.

    Desirée Castro Gamero

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, como la gente suele mencionar, los niños son una especie de “esponjas” que absorben todo lo que ven y escuchan. Si están expuestos a un ambiente violento, la consecuencia es que se volverán personas violentas en un futuro (es lo más probable).

      Por otra parte, es lamentable la experiencia que contaste sobre el niño. Lo más probable es que, como mencionas, este tipo de actitudes las haya adquirido en su casa; por lo que la principal responsabilidad en este caso recae en los padres. Por suerte, las personas (por ejemplo, tú) podemos poner nuestro granito de arena para concientizar a los demás sobre las consecuencias que trae este tipo de problemas para así poder reducir su incidencia.

  5. ds18udep dijo:

    Me parece un tema importante, pero hay muchos factores que influyen en una persona violenta como lo son :
    -las drogas
    -el alcohol
    -la experiencia de la niñez
    Muchas personas que en un pasado fueron agredidas repiten los actos con sus hijos o con personas mas débiles que ellos.
    Es muy importante proteger a los más pequeños ya que los actos que los mayores realizan con ellos pueden ser repetidos por ese niño en un futuro y sera un círculo vicioso.
    Por otro lado, las drogas y el alcohol pueden ser los causantes de la violencia ya que estas sustancias hacen que las personas pierdan control sobre sus actos y exista violencia familiar.
    Por ello, en particular los Ministerios correspondientes deben tratan de proteger tanto a los niños, como a las mujeres que son en muchos casos las principales víctimas.
    Solange Corzo

    • ds40udep dijo:

      Así es Solange, el sistema de protección al menor en el Perú es muy débil, porque quienes están más en contacto con ellos no son capaces o tienen miedo de denunciar casos de maltrato.

      Actualmente, si los pediatras de EsSalud notan maltrato en los niños o descuido de los padres por la salud de los hijos, denuncian el caso, sin embargo, hacer el seguimiento, encontrar pruebas y testigos es muy complicado y costoso. Por ejemplo, en Estados Unidos, si la tutora, profesora, directora hasta la persona de limpieza en un colegio nota algún caso de maltrato tiene que denunciarlo, es inmediato, en cambio, en Perú es muy difícil que un profesor se atreva a denunciar un caso de maltrato infantil.

      Es por ello, que recomendamos la mejora de denuncias de maltrato y se busqué el bienestar de los niños que son el futuro de nuestro país y se corte de una vez el círculo vicioso.

  6. La violencia familiar en los niños por ejemplo la podemos observar en todos los niveles sociales sin excepción, hay que tomar en cuenta que muchos de estos actos se veían como comunes y normales hace pocas décadas (lo cual no significa que haya sido buenos) los padres y profesores muchas veces castigaban a los niños con violencia, generando luego que muchos de esos niños crezcan con traumas y trasladen sus experiencias a sus hijos, que son los que sufren actualmente. Ahora estos temas son muy mal vistos por la sociedad, hay leyes y normas y protegen a los niños ya que se ha tomado conciencia de que esto es muy delicado. Es igualmente necesario realizar campañas educacionales para los padres y ayuda para los niños que sufren estos problemas, de tal manera que en los siguientes años se pueda reducir su incidencia

    • ds40udep dijo:

      Concuerdo contigo, es necesario que los padres sepan que pegar a sus hijos para corregirlos es malo, no es la mejor opción. Es por ello que creemos que estas leyes de protección al menor sean más fuertes y que también se mejore el seguimiento de casos de maltrato infantil, así se podría cambiar el futuro de los niños maltratados además de que sepan que el que le peguen no es bueno; se le debe proporcionar ayuda psicológica.

  7. ds2udep dijo:

    Excelente trabajo, toma en cuenta los tipos de violencia y los efectos que esta genera en el futuro de los niños, particularmente considero que la violencia familiar es uno de los problemas más grandes de las sociedades actualmente. El impacto que esta tiene en el desarrollo personal, social y psicológico de los abusados es a veces irreversible.
    Muchos casos se han escuchado en el que los niños y adolescentes reaccionan de formas impensadas debido a este tipo de situaciones, ver que un padre golpee a una mamá muchas veces lleva a generar hasta el odio de los hijos, de igual manera si los padres abusan de los niños, el resentimiento puede llegar a ser muy severo, algunos de estos niños y llegar a ser adolescentes pueden llegar a tener deseos de venganza o la frustración puede ser tanta que estos llegan incluso a considerar el suicidio como una alternativa.
    Es necesario formar a la familia con valores y capacidad de respeto entre todos para que la formación sea la adecuada, estar cerca de Dios y buscar siempre situaciones de control frente a los problemas que pueden encontrarse diariamente.

    Diego Tejada

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente Diego, la familia es el núcleo de los hijos, si queremos que el número de maltratos que hay no solo en Perú sino en el mundo, es necesario que los padres esten aptos psicológicamente para formar una familia o que antes de que la formen reciban terapia sobre el manejo de sus emociones o se les brinde la ayuda psicológica si es que tuvieron una infancia traumática para que no sea transmitido de manera violenta a los hijos y se les forme con amor y respeto.

      Gracias por tu comentario.

  8. ds26udep dijo:

    Un problema que se sigue viviendo a diario y lo vemos en las noticias y periódicos. La violencia afecta a cualquier persona, hace daño a todos, tanto a niños, mujeres y hombres. La violencia no lleva a nada bueno y siempre se ha sabido.que las consecuencias de esta son negativas. Los niños en su crecimiento van adoptando comportamientos malos y buscan escapar de su casa para sentirse queridos, pueden caer en buenas o en malas manos, la mayoría cae en la droga y problemas de este estilo. Felizmente existen organizaciones y los mismos colegios que ayudan a la persona a salir adelante, los acogen para que tengan un mejor futuro.

    María Pía Arce Servat

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente María Pía, como mencionas, muchas veces los hijos buscan escaparse de ese ambiente violento para estar en uno más “agradable” para ellos. El problema está cuando es un ambiente tan malo como el de la violencia familiar (por ejemplo, drogas). Si bien, como dijiste, existen organizaciones que se dedican a enfrentar este tipo de problemas, lamentablemente no se llega a cada rincón del país y eso es lo que faltaría trabajar también.

      Saludos.

  9. ds41udep dijo:

    Me parece que este tema y el artículo son muy buenos. La violencia familiar tiene un impacto gigante y es triste ver este impacto en los niños. Primero que todo, es triste saber que un padre de familia le podría hacer daño a su hijo; no entiendo cómo pueden existir este tipo de padres, cuando en realidad el rol es ser un buen ejemplo y quizá a veces no se tenga tiempo de estar todo el día con el hijo, pero al menos darle muestras de amor el poco tiempo que se pueda.

    Las reacciones que todos tenemos, normalmente son por lo que vemos en casa (sobretodo algunos de nuestros impulsos); es por esto, que cuando un niño a veces es muy violento, una de las causas puede ser que o lo ha visto entre sus padres o alguno de sus padres se lo hace a éste.

    Los valores y la base de toda persona se construye en casa, ya lo demás depende de las experiencias que uno vive en el día a día, es por esto que uno debe de valorar a la familia y de poder ser el mejor ejemplo. Definitivamente se debe tomar control de este tema para que así se pueda salir adelante como un mejor país y una sociedad más unida.

    Brunella Rusca Balarezo

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, si un padre que le pega al hijo y este cuando crece también lo hace se crea un círculo vicioso porque no se hizo nada al respecto para que el niño deje de ser maltratado es por eso que hemos brindado algunas soluciones que esperamos se puedan tomar en cuenta para que nuestros niños, nuestro futuro del país tenga una infancia sin maltrato, pero para esto necesitamos que todos, en general, sepamos que pegar o maltratar a una persona para corregirla o porque uno quiere ES MALO, lo único que ocasiona es que el niño se traume y lo vea como bueno.

      Gracias por tu comentario.

  10. ds15udep dijo:

    Sabemos que el tema de la violencia en las familias es una realidad, de manera injusta se presentan situaciones que toman como unico perjudicado a los hijos. En la mayoria de los casos los padres no toman consciencia en como repercuten sus acciones en los hijos. Me parece una muy buena idea la de fomentar la denuncia por parte de los afectados. Realmente es increible acpetar que muchas parejas permiten este tipo de agresiones por miedo a que sean abandonados, o por cualquier motivo en especial. Esto es un tema que debe ser detenido de raiz, y culturizando a aquellas personas que muchas veces no se animan a a hacerlo porque no conocen los medios, me parece una idea para tomar en cuenta.

    Oscar Aleman

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, los hijos son los más afectados en este problema, aunque no son solo ellos (necesariamente) porque varias veces la esposa también es maltratada y, en consecuencia, es víctima también. Lamentablemente, como mencionas, la cultura de denuncia es algo que falta incentivar en el Perú y no solo para problemas como la violencia familiar. Por ejemplo, en el caso de robos tampoco se denuncia mucho. Por otro lado, es cierto que la difusión de la información es crucial en estos casos y es algo que falta hacer (más, tal que esté al alcance de toda la sociedad).

      Gracias por tu comentario.

  11. ds29udep dijo:

    Muy importante tema tratado en el artículo, la violencia en el hogar es un problema que afecta a la sociedad día a día, como muestran las cifras del artículo el abuso durante la crianza de los niños provoca que un porcentaje de éstos sean propensos a tener la misma conducta en el futuro, lo que perpetúa el círculo de la violencia.Vivir en un ambiente de violencia durante los años de desarrollo tiene un efecto negativo sobre los aspectos emocionales de la persona que – en algunos casos – no permitirán su desenvolvimiento normal entre los demás dentro de la sociedad. Es importante que las escuelas detecten este problema desde sus inicios para evitar que los niños estén expuestos a él, además es importante que las autoridades cuenten con un sistema que permita lidiar eficientemente con todos los involucrados para que no solo se logre detectar el problema sino también encontrar maneras de solucionarlo y que se cuente con leyes que se encarguen de sancionar apropiadamente a los responsables del abuso cometido.
    Maria Fernanda Luna.

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, como mencionas, es necesaria la participación del colegio para poder detectar (a tiempo) este problema y frenarlo. Lamentablemente, son pocos colegios (por lo menos en el Perú) los que se comprometen a enfrentar este problema y es algo que hace falta potenciar. Asimismo, también es necesario tener una mejor legislación y sistema en sí, como dijiste (en el Perú, pues en EEUU están mejor en ese sentido, por ejemplo), para reducir la incidencia de este problema lo más que se pueda (lamentablemente, resultará imposible una sociedad en donde no exista la violencia, aunque es lo que todos queremos).

      Gracias por tu comentario.

  12. ds34udep dijo:

    Se debe tomar en cuenta que esta violencia familiar se vive en todas las clases sociales, y es uno de los problemas donde se debe tomar mayor importancia en la sociedad, ya que el efecto que genera en las personas afectadas muchas veces es imposible revertirlo. Existen muchas situaciones donde los hijos observan discutir a sus padres con violencia y golpes, otras donde los padres agreden fisicamente a sus hijos y esto puede generar una cierta aversión por parte los hijos a sus padres, incluso estos pueden pensar en llegar a cobrar algún tipo de venganza o simplemente huir de sus hogares, ocasionándoles frustración y así podrían caer en algún vicio que termine por arruinarles la vida. Es por ello que es de suma importancia formar un hogar en familia con valores y principios que fomenten el respeto y la consideración por los demás. Si la base está armada correctamente, facilitará su formación como personas en la sociedad.
    Es necesario fomentar campañas o charlas a los padres, ya sea en los colegios o universidades, donde se les pueda instruir y darles una ayuda profesional para este tipo de casos. Por otro lado, como ustedes ya lo mencionaron, el Estado tambien toma un papel importante, ya que está en su deber proteger a las víctimas y hacer justicia en el caso que sea correspondiente para que así no se vuelvan a cometer este tipo de abusos. Muy interesante trabajo.

    Olenka Ranilla

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente, la violencia (no solo la familiar) es un problema que no discrimina por sector económico y tiene consecuencias negativas (y, a veces, irreversibles) en los afectados; es por eso que hay que tener mucho cuidado, principalmente con los hijos, dado que ellos absorben todo lo que ven y escuchan.

      Como mencionas, fomentar valores en la sociedad es algo básico, tal que ni siquiera debería considerarse una alternativa porque de por sí ya debería darse. Finalmente, las campañas y charlas (que podría resumirse como difusión de la información) es algo clave en este problema. Es necesario que la sociedad sepa sobre lo que la violencia familiar implica y las consecuencias que trae.

      Gracias por tu comentario.

  13. ds3udep dijo:

    No hay NINGUNA razón ni motivo alguno para que exista la violencia entre padres e hijos, ya sea física o psicológicamente. Estos agresores no tienen ni idea de todos los problemas mentales futuros que desarrollan en el familiar agredido. Se supone, que el hogar es el refugio de toda persona ya que esta rodeada de su familia, personas que lo quieren y apoyan; sin embargo, si el hogar esta destruido con gente de pensamiento y reacciones violentas este refugio se destruye, quedando los hijos, madres o padres perdidos, estancados en la soledad, generando tan solo ira acumulada dentro suyo y a veces reaccionando de manera violenta y drastica contra ellos mismos.
    Es tan importante brindar informacion sobre campañas que brinden protección al agredido, ya que muchos(as) no se atreven a ir y/o demandarlos debido a que son sus propios familiares los que hacen eso, su propia sangre; hay un peso moral sobre la conciencia de por medio sobre los familiares agredidos que usualmente impide pedir ayuda a los demás.
    Es tan triste ver que alguien que te dió la vida, “te ame” y con quien vivas cada día te agreda o maltrate, esas personas se pierden en su propia soledad y muchas veces se juntan con personas que no son de buena influencia o también viven con un rencor acumulado dentro de ellos, lo cual no es sano ni física ni mentalmente, y esto hace que en varias situaciones esta persona resulte siendo agresiva con su alrededor sin motivo alguno o por falta de paciencia, llegando a explotar y reaccionar de manera no apropiada.
    La familia y el hogar en el que viven debe ser una base apropiada para el crecimiento moral, físico o psicológico de todos; si no existe esto tan solo criaran personas que vivan con miedo, manipuladas o sumamente explosivas y agresivas, generando asi una cadena de generación en generación sin llegar a un futuro sano y adecuado para el entorno familiar ni social.

    • ds40udep dijo:

      Estás en lo cierto. En general, no es justificable ningún tipo de violencia (peor aún, la que se da dentro de la familia). La familia es considerada la unidad básica de la sociedad. Por tanto, las nefastas consecuencias mostradas en este trabajo a partir de un entorno familiar violento tendrán (asimismo) nefastas consecuencias en la sociedad (en un futuro no tan lejano). Es por ello que la difusión de la información es crucial en este caso para que toda la sociedad sepa todo lo que implica la violencia familiar, pero esto no basta, sino que también es necesario (evidentemente) inculcar los valores y virtudes porque una sociedad sin valores no es sostenible en el tiempo.

      Gracias por tu comentario.

  14. ds3udep dijo:

    Comentario anterior realizado por Mayra Jacinto Ruiz

  15. ds6udep dijo:

    Este trabajo es muy importante ya que constituye otro medio de difusión acerca del maltrato infantil. Es realmente alarmante ver en nuestros días que las cifras de violencia familiar aumenten viviendo en una sociedad democrática.Considero que la tarea fundamental de un padre es educar en amor a los hijos, en la fe cristiana, en incentivar e inculcar valores o virtudes para la donación. Un hijo violentado es probable que provenga de padres violentados y que lo haga con sus futuros hijo; así la cadena se repite. Por eso la sociedad es su conjunto está llamada a ayudar a hacer algo y no quedarnos indiferentes ante un maltrato a los más indefensos de nuestro núcleo familiar. No podemos ser partícipes del abuso familiar con nuestro silencio pues nos convertimos en cómplices.

    ¿Han vivido de cerca algún caso de violencia familiar en su comunidad? ¿Qué medidas como comunidad tomaron? En caso de no tener esa experiencia, ¿qué harían si tuvieran un caso de maltrato de un compañero de la universidad?
    Gracias,
    Belén Navarro Davies.

    • ds40udep dijo:

      Efectivamente Belén, necesitamos romper este círculo vicioso si queremos que nuestra sociedad mejore.

      No, no hemos tenido de cerca un caso de maltrato. Si hubiera alguno de un compañero de la universidad, le aconsejaría ir a ver a la psicoterapeuta y hablar con su agresor -si fuera su padre o madre- para hacerle entender que no es necesario el maltrato.

      Gracias por la pregunta.

  16. ds5udep dijo:

    Estoy de acuerdo con ustedes cuando mencionan que la violencia familiar es un maltrado, el cual puede ser psicologico, sexual y fisico. la violencia familiar es algo que afecta mucho a la familia en general, sin embargo los mas afectados son los hijos pues desde pequenos se acostumbran a ver el maltrato del padre a la madre lo cual conforme vayan creciendo lo veran como algo normal o algo que esta bien. Por otro lado cuando los padres les pegan a sus hijos tambien les causan maltrato fisico y psicologico esto provoca que el nino crezca con traumas y le afecta en su vida pues no ve a sus padres como un modelo a seguir si no que los ve con rencor y puede llevar al odio.

    • ds5udep dijo:

      Elizabeth Bustamante

    • ds40udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Efectivamente, los niños que están expuestos constantemente a este tipo de entornos violentos asimilarán que este tipo de actitudes son algo “normal” y tendrán una visión distorsionada de la realidad. Aunque, como mencionan, no necesariamente pueden crecer con odio y rencor hacia el padre porque también pueden terminar como personas deprimidas o ansiosas (dependiendo de como asimile ese tema del maltrato), como mencionamos previamente en el trabajo.

      Saludos.

  17. ds41udep dijo:

    Si bien el tema es bastante común se pueden tomar medidas preventivas y para disminuir las tasas de maltrato infantil. Tal vez la alternativa de promulgar una ley que “certifique” a los padres es muy extrema y utópica ya que los hijos no se planean y tampoco se trata de emitir un “permiso” para la paternidad. Me parece que las otras alternativas propuestas serían más viables y efectivas mientras estén bien ejecutadas.
    No nos olvidemos que el maltrato familiar no sólo afecta al niño maltratado, sino que muchas veces la víctima se convierte en agresor con otros niños y se genera el “bullying”, es una ola expansiva de violencia.

    María Pía Núñez

    • ds40udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Efectivamente; no se debe poner un “permiso” a la paternidad, sin embargo creemos que el certificado podría ser requisito para el matrimonio civil, así como se piden otros documentos que no son tan relevantes. Esto no sólo promovería la correcta crianza de los niños en un ámbito psicológicamente estable, sino que, además, reduce la posibilidad de que estos niños cometan actos de violencia que tú mencionas.
      Saludos.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s