¿Cómo hacer para evitar que los noticieros sean tan sensacionalistas?

  1. Antecedentes: Los inicios de los noticieros peruanos se remontan los años 60’s; estos fueron una copia de la creación periodística de la televisión comercialestadounidense. Sin embargo, de 1968 – 1980, años de dictadura militar, el Perú se aleja de este estilo para adquirir un estilo propio  caracterizado por ofrecer espacios de política y la transmisión de reportajes los domingos en la noche.El Panamericano, lanzado en 1959 vía el canal 5, fue el primer noticiero televisivo con el formato que conocemos hoy: narraba a diario los acontecimientos nacionales y extranjeros, y se caracterizaba por presentar amplia información, noticias bien seleccionadas, total imparcialidad y agilidad informativa. Posteriormente, en el 1962 se emite, a través del canal 4, el Noticiero Conchán, llamado así en honor a la refinería de petróleo que auspiciaba el programa. Con la expropiación de la refinería el programa se quedó sin auspiciador, convirtiéndose así en Telecuatro, un noticiero controlado por el gobierno de turno. Cincovisión era un noticiero del canal 5 con un estilo más informal, también controlado por el gobierno. Tiempo después se creó 24 Horas, que se transmite desde 1973 hasta hoy en día, el cual se caracterizó por hacer uso de un estilo más moderno. Su slogan “El Espectáculo de la Noticia” reflejaba la idea de un noticiero sensacionalista. Desde ese entonces las noticias policiales y políticas eran parte del “plato fuerte” del contenido total; así lo demuestra su recopilación de noticias[1] más importantes de los 38 años al aire. Dos años después se empezó a transmitir Mediodía, un noticiero más ligero que incluía entrevistas, cantantes y un espacio de cocina (antecedente de los programas de mediodía). Este sufrió las consecuencias del golpe militar al impedírsele la cobertura y transmisión de la más grande huelga de policías. Frente a Frente, lanzado en 1980, fue probablemente el antecedente que mejor representa la problemática planteada debido a que fue duramente criticado por su estilo sensacionalista. Imágenes de heridos o de prostitutas no eran extrañas.Un año después se lanza América en el Mundo, pionero en noticieros diurnos (transmisión 6:00 am). En respuesta a este nuevo horario, el canal 5 lanza Buenos Días Perú, un noticiero que incluía mucho más que noticias: guías culturales, horóscopo, aeróbicos y segmento deportivo. Este, que se mantiene hasta el día de hoy, es probablemente el primero en incluir, como parte de su programación, otros aspectos de la realidad.    Al finalizar esta revisión en el tiempo, podemos apreciar que la problemática planteada no es algo reciente, sino que estuvo presente desde los inicios de los noticieros. Esta transmisión parcializada de la realidad nos hace pensar que eso fue lo único que ocurrió durante un determinado periodo de tiempo, lo cual, evidentemente, no es cierto. Hoy en día, los noticieros se limitan a noticias policiales y políticas pues es “material que vende”, cayendo así en el sensacionalismo. Ante esta situación conviene preguntarse qué ente regulador se encarga de controlar el contenido de los programas de televisión.

    [1] http://www.youtube.com/watch?v=SDXylMBxRpA, visita realizada 16/05/2011

  2. Ley de Radio y Televisión: La Ley de Radio y Televisión se encarga de regular todos los aspectos que comprende la transmisión de los canales de televisión y las estaciones de radio. Para este caso, solo consideraremos aquello que es pertinente a los canales de televisión.Según el artículo 2° de la ley peruana N° 28278 de radio y televisión, los distintos servicios de radiodifusión sean sonoros o de televisión por señal abierta, deben velar por: el fomento de la moral, la protección y respeto a la institución familiar, al código de normas éticas,  al honor, a la buena reputación y a la intimidad personal y familiar, y finalmente procurar la promoción de valores.El problema planteado inicialmente hace referencia específicamente a los noticieros nocturnos emitidos en señal abierta. Si tuviéramos que clasificar esta modalidad de comunicación por su modalidad de operación, según el artículo 8° de la ley anteriormente mencionada,  podríamos decir que es un servicio de radiodifusión por televisión; y por su finalidad, según el artículo 9°, es parte de Servicios de Radiodifusión Comercial; es decir, su programación está destinada al entretenimiento y recreación del público, abordando  temas informativos, noticiosos y de orientación a la comunidad. Asimismo, el artículo 4° también establece que el fin de los servicios de radiodifusión es satisfacer las necesidades de las personas en el campo de la información, el conocimiento, la cultura, la educación y el entretenimiento, en un marco de respeto de los deberes y derechos fundamentales, así como de promoción de los valores humanos y de la identidad nacional. Sin embargo, es muy fácil darnos cuenta que lo que dice la ley dista mucho de lo que presentan los distintos noticieros en la televisión. Por lo tanto, podemos afirmar que la mayoría de los noticieros no se están preocupando por cumplir con la ley, sino todo lo contrario, ya que presentan contenidos que atentan contra los principios que esta ley ampara.
  3. Grupos de Interés: En el Perú existen diversas organizaciones sin fines de lucro cuyo objetivo es mejorar la calidad de la programación transmitida vía radio y televisión. Aquí un resumen de las más representativas: Consejo Consultivo de Radio y Televisión – CONCORTV[1]Órgano autónomo y consultivo, financiado por el Estado, que busca mejorar la calidad y ética de la radio y televisión en el Perú. Su página web contiene todo tipo información regulatoria sobre ambos medios de comunicación, así como nuestros deberes y derechos como espectadores; incluso cuenta con un blog en el que cualquier persona registrada puede comentar y discutir sobre diversos temas relacionados a las comunicaciones vía radio y televisión. Además, tiene una biblioteca digital que contiene todo tipo de documentos, estudios y estadísticas que analizan el impacto de los medios de comunicación en las personas. La información más valiosa que contiene el portal web es la descripción de todos los pasos que una persona debe seguir para presentar sus quejas hacia las diferentes emisoras o canales de radio y televisión, respectivamente, en caso de que considere que está yendo contra las regulaciones establecidas por ley o de su propio código de ética (también disponible).Red de Voluntarios de la Comunicación – REVOLCOM[2]Es una red de voluntarios integrada, en su mayoría, por jóvenes estudiantes y profesionales de Comunicación Social y carreras afines. Su objetivo es la promoción de los derechos de todos los ciudadanos a una comunicación de calidad y la vigilancia ética en los medios. Estos voluntarios buscan lograr que las personas, especialmente los jóvenes, sean  fiscalizadores de los medios y de su contenido para que de esta manera, gracias a la presión que puedan ejercer, mejoren la calidad de los mismos. Esto es necesario dado que los medios de comunicación legitiman formas de entretenimiento, establecen temas de discusión en la agenda pública, hacen visible los problemas del país y cumplen un rol clave en el fomento de la cultura y la educación ciudadana. Sin embargo, cuando la transmisión de los medios deja de ser ética requiere de la intervención tanto del Estado como de los ciudadanos, quienes deben vigilar y asegurar su contribución al desarrollo del país.ASOCIACIÓN DE COMUNICADORES SOCIALES CALANDRIA[3]

    Calandria está conformado por un conjunto de profesionales de la comunicación de las ciencias humanas y sociales. Es una institución de la sociedad civil con presencia pública cuya misión es la promover la construcción de interese comunes, a través de las comunicaciones, que permitan un debate entre las diversas voces, agendas y presupuestos para lograr un desarrollo humano en la sociedad. En general, busca el compromiso al cambio por parte de todos los peruanos, mediante un diálogo que se base en el reconocimiento y valoración del otro como semejante.

    Todos estos grupos de interés tienen como objetivo final concientizar al radioyente o televidente acerca de sus derechos a una programación ética y de calidad que contribuya a su crecimiento como persona, dado que mediante estos es posible no solo informar, sino también educar.


    [1] http://www.concortv.gob.pe/es/, visita realizada 18/05/2011

    [2] http://revolcom.blogspot.com/, visita realizada 18/05/2011

    [3] http://www.calandria.org.pe/index.php, visita realizada 18/05/2011

  4. Análisis de la situación actual: Dado que la finalidad de los noticieros es informar sobre la realidad, estos deberían ser un medio para que los ciudadanos tengan conocimiento sobre temas de interés público, temas de verdadera relevancia para todos. Lamentablemente, hoy en día, este no es nuestro caso: estamos siendo víctimas de noticieros sensacionalistas que lo único que hacen es transmitir una realidad parcial. La sociedad actual se está caracterizando, tristemente, por una degradación del ser humano y, en vez de utilizar a los medios de comunicación como una herramienta para mejorar su calidad de vida mediante la educación y la ética, se hace todo lo contrario: se limita a informar sobre aquello que no es trascendental, lo superficial, pero que, sin embargo, genera impresiones fuertes y por ende es atractivo; con esto nos referimos al dolor ajeno, un sentimentalismo puro que se limita a sentir pena por los males de otros, un dolo que, aunque es una pena decirlo, vende; un dolor que es reflejado diariamente en las atroces noticias policiales.Un análisis realizado por nosotros mismos a los noticieros más vistos de la televisión nacional (América Noticias, 24 horas, 90 Segundos y ATV Noticias) arrojó los siguientes resultados:Nos encontramos ante dos extremos: en un extremo se encuentra América Noticias con un 23% de noticias policiales del total de noticias transmitidas. Este noticiero, según lo analizado, es el más ordenado en cuestión de presentación de noticias; posee un patrón claramente establecido en el que se dedica solo un segmento a noticias policiales. En el otro extremo tenemos a ATV Noticias con un 53% de noticias policiales del total de su contenido. Este noticiero se trasmite a las 11pm quedando fuera del horario de protección al menor (hasta las 10pm); sin embargo, esto no es razón para que su contenido se enfoque casi exclusivamente en desgracias ajenas. Por su parte, entre ambos extremos se encuentran 90 Segundos y 24 Horascon un  41% y 47% de contenido policial respectivamente.Como es evidente, casi la mitad de la programación, en algunos casos incluso más de la mitad, son noticias policiales que generan un sensacionalismo, hasta cierto punto, inescrupuloso. Este “espectáculo del dolor” se ve facilitado por las conexiones que tienen los noticieros con las comisarías de mayor número de incidentes, tanto dentro como fuera de la Lima; estas les proporcionan en tiempo récord los acontecimientos más recientes, obteniendo así la primicia que hará lamentarse a muchos todas las noches. Es por esta razón que muchas veces los reporteros llegan junto con los policías, o incluso antes, al lugar de los hechos. Lamentablemente, la sociedad está ya tan acostumbrada a ver este tipo de noticias que ni siquiera se dan cuenta de que es casi todo lo que ven en la hora de programación que este abarca. Esto evidentemente no reflejan la realidad completa del acontecer nacional; sin embargo, genera raiting. Como todos sabemos, los noticieros, al igual que cualquier programa de televisión comercial, viven de la publicidad. Entonces, aquello que hace que más gente lo sintonice, sin importar qué es (en este caso noticias policiales), le generará más raiting y por lo tanto mayores ingresos económicos por parte de los auspiciadores. Y así una vez más, con un caso tan simple como el de los noticieros, el bienestar económico se pone por encima del bienestar del hombre.
  5. Responsabilidad del Estado: El Estado ha establecido leyes que regulan el contenido de los programas noticiosos de manera que se proteja y respete la intimidad personal y familiar, entre otras cuestiones. Sin embargo, no establece explícitamente la prohibición de un sensacionalismo mediático, dado el subjetivismo al que este se puede remitir, lo cual no es justificación alguna para lucrar con el dolor ajeno. Es evidente que el Estado no está haciendo su trabajo; sin embargo, lo más lamentable es que este, teniendo la capacidad y las pruebas suficientes para regular el contenido de estos programas, solo se limita a ser un espectador pasivo de las desgracias de otros. Definitivamente, los medios de comunicación han demostrado el gran poder que tienen sobre el Estado, el cual, para no verse forzado a tomar cartas en el asunto y ser calificado como dictador, ha preferido mantenerse al margen, a pesar de todo el mal que están generando a la población, no solo por violar la intimidad de estas personas, sino también por no  satisfacer las necesidades de las personas en el campo de la información, el conocimiento, la cultura y la educación. Si el Estado no tiene la voluntad de hacer algo al respecto, la población debería manifestarse. Esta es la razón por las que existen grupos de interés conformado por personas que no están de acuerdo con el contenido de estos programas.  Desgraciadamente, la mayoría de peruanos no conoce sus derechos con respecto a este tema, y mucho menos las formas de reclamo/queja a las que pueden acceder de forma gratuita. Toda la información pertinente la podemos encontrar en el siguiente link:

http://www.concortv.gob.pe/index.php/especiales/30-ley-de-radio-y-television/125-como-quejarse-ante-una-emisora-de-radio-yo-canal-de-television.html

Como muchos pueden suponer, de lo que se trata finalmente es de un tema económico: el sensacionalismo, plasmado en este caso a través del dolor ajeno, genera más raiting que cualquier tema de tecnológico, cultural, económico o social de gran relevancia que haya ocurrido en este u otro país. Este raiting genera, a su vez, una mayor cantidad de auspiciadores interesados en promocionar sus productos/servicios durante el programa, lo que termina por significar grandes cantidades de dinero para el canal de televisión. Como vemos, la finalidad real del noticiero: informar y educar, se ha dejado de lado para dar paso a noticias irrelevantes que traen más espectadores, reduciendo al hombre a ser un simple MEDIO para obtener dinero, en vez de considerarlo como el FIN de su actuar. Al parecer, simplemente, no les es conveniente. Lo único que esto genera es una sociedad acostumbrada e incluso en busca del sensacionalismo y de la mala información que trae como consecuencia final un país con un nivel cultural bastante precario. Es indispensable retornarle a los programas -especialmente a los noticieros, muchas veces el único referente de realidad nacional que tiene el peruano promedio- el rol que les corresponde: educadores, dada la gran repercusión que tienen en la población. Asesinatos, violaciones, robos, muertes, heridos no es lo único que sucede en este país; de eso estamos totalmente seguros.

6. Alternativas: Ante esta situación, ¿qué podemos hacer? Estas son las alternativas que planteamos:

Alternativas

Eficacia

Eficiencia

Consistencia

Esperar que el Estado haga respetar las leyes vigentes.

Si el Estado no lo ha hecho mucho antes, probablemente no lo hará ahora.

Si el Estado logra el objetivo, habría un aprendizaje por parte de los productores.

No es consistente porque, a pesar de conocer el problema, espero a que otro lo solucione. Si se logra el objetivo, sería consistente porque todos se benefician.

El Estado debería establecer un porcentaje mínimo de noticias que abarquen temas culturales/educacionales, tecnológicos, sociales y económicos

Es factible que el Estado lo haga; sin embargo, si no se cumplen las leyes actuales es probable que ignoren estas igualmente.

Si el Estado logra el objetivo, habría un aprendizaje por parte de los productores.

No es consistente porque, a pesar de conocer el problema, espero a que otro lo solucione. Si se logra el objetivo, sería consistente porque todos se benefician.

Presentar la queja respectiva ante el canal de televisión

Es factible hacerlo; sin embargo, es probable que el canal ignore nuestra queja; entonces, no se consigue el resultado deseado.

Es eficiente en la medida en que se aprende cuáles son los mecanismos disponibles para quejarse.

Es consistente porque se realiza la queja pensando en que el resto también tiene derecho a una programación ética y de calidad.

Presentar la queja respectiva ante los auspiciadores, basándonos en los códigos de ética que cada canal posee (están disponibles en la página web de CONCORTV)

Es factible hacerlo; además, hay mucha más probabilidad de que los auspiciadores, ante una presión social de sus CONSUMIDORES, se muestren dispuestos a no financiar estos programas dado que sus códigos de ética no se lo permiten. Así, se consigue que solo financien aquellos programas cuyo contenido es acorde con dichos códigos, cumpliéndose el objetivo.

Es eficiente porque la persona aprende cuál es la opción más eficaz para quejarse; y lo repetirá de ser necesario. Además, una vez regulado el contenido, todos tendrán acceso a una televisión que se dedique a educar e informar.

Es totalmente consistente porque, pensando en el bienestar de los demás, se toman las medidas necesarias para que todos tengamos una programación ética y de calidad, incluso para aquellas personas que ni siquiera se había dado cuenta a lo que estaban siendo expuestas (NSE más bajos que carecen de educación).

Una educación familiar y escolar en valores que nos permita distinguir aquellos programas que nos mejoran como personas, de los que solo se dedican a lucrar con el morbo

Es eficaz porque terminara por reducir el rating de estos noticieros sensacionalistas. Ya no serán atractivos para los auspiciadores, y es posible que los retiren del aire.

Es eficiente porque el espectador aprende a distinguir qué programas contribuyen con su mejora personal.

Es consistente porque se piensa en el bienestar de la sociedad en general y en su derecho a no ver aquellos programas que solo se dedican a degradar a la persona.

Creación de un programa social dentro del Ministerio de Transporte y Comunicaciones que incentiven la participación de jóvenes universitarios en el diseño de noticieros, con mejora innovaciones y aportes en cuanto a los temas, público objetivo, segmentos, entrevistas, etc

Puede ser eficaz en la medida en que el Estado esté dispuesto a formar el programa.

Es eficiente porque los jóvenes que conformen este programa harán uso de sus capacidades para conseguir las mejoras.

Es consistente porque están teniendo en cuenta la educación de sus pares, y en general a toda la población, y su respectivo derecho a una programación ética y de calidad.

 

Por todo lo expuesto, consideramos que la mejor opción en cuando a eficacia, eficiencia y consistencia es una combinación entre una educación familiar y escolar en valores que nos permita distinguir aquellos programas que nos mejoran como personas, de los que solo se dedican a lucrar con el morbo, y la presentación de una queja ante los auspiciadores, basándonos en los códigos de ética que cada canal posee. Debemos protegernos de adentro hacia fuera (valores), y hacer lo que podamos afuera para que nos mejore por dentro (hacer respetar nuestros derechos). Si tanto les importa el dinero, es justamente por ese lado que debemos intervenir con la debida sustentación (códigos de ética). El cambio está en nuestras manos.

7. Conclusiones: El sensacionalismo televisivo una característica que se ha mantenido a pesar del tiempo y del desarrollo social del que hemos sido testigos. En el caso particular de los noticieros, la recopilación de antecedentes nos ha podido demostrar que la problemática planteada no es reciente, y que, sin embargo, no se ha hecho mucho por cambiar la situación. Hoy en día, “los noticieros adolecen de morbosidad”, así lo afirma el Padre Alberto Clavel, miembro de una asociación que vela por la presencia de valores humanos dentro de los medios de comunicación. Y no se refiere precisamente al morbo de tipo sexual, sino también a la violencia, los accidentes, entre otros. “Es una violación de la intimidad; la gente (televidentes) cree que tiene derecho a acceder a nuestra intimidad”. Por su parte, la comunicadora Eugenia Mont, jefa del área de lanzamiento de nuevos proyectos del Grupo El Comercio por más de 10 años, coincide en que la programación de los noticieros se ha reducido a espacios llenos de “morbo que vende” y que lo único que se ha conseguido con esto es deformar la realidad, “hacer creer que es lo único y lo más importante que ha ocurrido en el día”. Ambos especialistas en temas de comunicación afirman que la razón de fondo es un tema económico, y de conseguir las primicias, una vanidad televisiva que permite, a su vez, conseguir los tan necesitados auspiciadores. Asimismo, ambos respaldan la idea de un desequilibrio en cuanto a la importancia de las noticias. “Existe una carencia absoluta de noticias serias, de investigación y análisis”, comenta Eugenia.Como vemos, sus opiniones concuerdan y respaldan la problemáticas planteada al inicio; sin embargo, no debemos limitarnos a ser espectadores pasivos, sino a promover el cambio. Eugenia afirma que “una herramienta de comunicación con tanta llegada no debe ser únicamente utilizada para un espectáculo con formato de noticiero, sino que debe contribuir con la educación y la cultura de las personas”. El Padre Clavel, por su parte, está convencido de que, como televidentes, debemos “quejarnos con sus auspiciadores; hacerles notar que no están contribuyendo con el bienestar de la sociedad”. No podemos permitir que la morbosidad siga siendo la noticia más importante.

Acerca de grupo2dso

Gisella Ayllón Verónica Núñez del Prado Luis Palacios Andrea Pinatte
Esta entrada fue publicada en medios de comunicación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Cómo hacer para evitar que los noticieros sean tan sensacionalistas?

  1. grupo8dso dijo:

    Para evitar esto debería valerse el Estado en los valores humanos y la privacidad de la persona, creando leyes que haga que se respete esto.

  2. grupo1dso dijo:

    Los medios de comunicación en general son una muestra fundamental e importante de la cultura y educación de un país. Como afirma el artículo, en el Perú gran parte de los medios de comunicación son sensacionales pues su principal objetivo es vender y no informar como en realidad debería de ser. Esto ocurre principalmente en los noticieros, ya que de acuerdo a las cifras que cita el artículo, la mayoría de los noticieros con horario nocturnos tienen aproximadamente la mitad de su contenido enfocado en noticias policiales y desgracias ajenas.
    Consideramos que para solucionar esta problemática, es necesario implantar un organismos jefe que tenga como misión supervisar y controlar el desempeño de los organismos más pequeñosos para que éstos hagan que las leyes de radio y televisión se cumplan en su totalidad; además, tendrá que informar a la población acerca de los derechos que poseen si alguna de las leyes se incumplen y que medidas se pueden tomar para remediar cualquier malentendido, ésta última recomendación es de vital importancia pues en la actualidad gran parte de la población sabe muy poco sobre los aspectos que abarcan los medios de comunicación.

  3. grupo10ds dijo:

    El interés de las personas, hoy en día, se despierta por el dolor ajeno y la desgracia del otro. Los noticieros apoyan este hecho brutal todos los días al mostrar imágenes que despierten reacciones de los sentidos. Este hecho es muy triste, porque ni los animales satisfacen sus deseos viendo la desdicha del prójimo.
    Lamentablemente, los programas generan mucho mas rating mostrando imágenes que solo producen sensaciones negativas. Al generar mas rating, producen mas dinero también, es por eso que seria difícil romper con el esquema de los noticieros, ya que el hombre se ha vuelto poco transcendental y totalmente extrínseco.
    En lo personal, no veo noticiero durante la semana, ya que creo que es información que no sirve para nada bueno, al contrario, corrompe y deprava la mente. Sería muy bueno que los noticieros sean una fuente de desarrollo intelectual para la persona, mostrando datos útiles y positivos.
    En mi opinión esto debe cambiar, ya que limitarse a alimentar la dimensión sensitiva es un pensamiento estrecho y estancado. Debemos darle un giro a las noticias, ya que no todas las noticias son muertes, robos, desdichas.
    Arantxa.

  4. grupo3dso dijo:

    En muchos lugares los unicos canales que las personas pueden ver son canal 2,4,5 y 9.
    Si en esos canales solo tenemos noticieros sensacionalistas de hecho tenemos un problema. La solución debería ser el canal del estado que debería fomentar la programación de espacios adecuados y educativos. No es cierto que deben poner simplemente noticias faranduleras porque son las mas rentables por el raiting, podemos tener como ejemplo la cadena mundial CNN donde si es cierto que aparecen noticias de muertes o sucesos como los que menciona el articulo pero el enfoque que se le da es distintos.
    Además que es noticiero global, tienen enfoques que hoy no existen en nuestro país por ejemplo la tecnología.
    Esperemos que estos indices puedan reducirse ya que los noticieros pueden ser una gran fuente de educación ya que llega a miles de personas.

    slds,

  5. ds7udep dijo:

    Estoy más de acuerdo con la alternativa de solución e enviar una queja propiamente hecha al canal de televisión responsable, teniendo en cuenta que si no soy la única persona que envia quejas al programa tal vez, se den cuenta de que algo malo están haciendo y si tienen un poco de criterio, entonces quieran solucionar el problema. La mayoria de veces que los programas ignoran las quejas es porque los auspiciadores, como son los que financian el programa, los siguen apoyando. Entonces la solución tambien podría estar en mandar algun tipo de comentario o reclamo a los auspiciadores para que ellos puedan controlar un poco mas el programa que esta causando algun tipo de “mala fama” a la empesa.

    Giuliana Gurmendi
    Grupo 7 (octubre 2011)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s