¿Cómo haría el estado para que los trabajadores y estudiantes puedan llegar a sus centros de trabajo y estudios más rápido y menos perturbados?

Todo limeño puede reconocer el transporte de su ciudad como un caos. Sin embargo, no todos pueden identificar sus verdaderas causas. Muchos dicen que el sistema de buses y combis es el culpable. Algunos dicen que son los millones de taxis  los culpables. Muchos culpan a los choferes. Bastantes piensan que tenemos una policía de tránsito ineficiente. Tú, ¿qué piensas?

Para poder ver todo el bosque y no solo un árbol, debemos comprender al transporte urbano como un sistema. Los usuarios, los móviles, las vías o canales de transporte, al operador del móvil, a las leyes que rigen la actuación del operador del móvil, y a las indicaciones del camino. Como en todo sistema, si uno de estos elementos comienza a fallar, todo el sistema fracasará o rendirá con muy poca eficacia. Además, se debe aclarar que todo sistema repercute sobre su entorno. En el caso de Lima, el sistema de transporte, repercute directamente en el medio ambiente con contaminación del aire y contaminación sonora, en la población que no está en condiciones de pagar la tarifa de movilización, entre otros elementos del entorno.

Echando una mirada a los elementos del sistema, nos damos cuenta que las autopistas de la ciudad están diseñadas para una capacidad de habitantes inferior a la actual, que los choferes no respetan ni las reglas de tránsito ni la señalización de las vías, que el parque motor de Lima es demasiado grande, que los usuarios del transporte público cruzan la ciudad para llegar a sus centros de trabajo o de estudios, y que la gran mayoría opera en malas condiciones. También, como se sabe, el transporte público es operado por empresas privadas que tienen como primer objetivo generar dinero, así que los choferes de las líneas de cometen atropellos ante la paciencia de sus usuarios.

Presentamos algunos enfoques del problema de transporte en lima:

  • Enfoques de elementos dentro del sistema:

1)      Problemas y Temas desde el Punto de Vista de la Vialidad y el Tránsito:

A pesar de las recientes obras, es común encontrar en Lima cruces de vías a un mismo nivel. Por ejemplo, el cruce de la avenida Paseo de la República con la avenida Canaval y Moreira. Si estos cruces tuviesen intercambios viales a un distinto nivel, a través de un túnel o sobre un puente, los vehículos no verían su recorrido interrumpido por la congestión natural en estos cruces. Imaginemos, o recordemos, cómo sería, o cómo fue, el cruce de la avenida Benavides con la avenida Tomás Marsano y la avenida Aviación. Esos túneles han agilizado el transporte.

2)      Desde el Punto de Vista del Sistema de Transporte Público:

Conocemos el Centro de lima y sus alrededores; ahí se concentra una grave dificultad en el sistema de tránsito de vehículos. Para impedir esto, deberíamos implementar un sistema en el que las actividades que se realicen se hagan caminando. Para esto, la actividad vehicular deberá subordinarse a la peatonal y la locomoción colectiva deberá tener prioridad sobre los automóviles. Completando la idea, no deberían existir estacionamientos en el centro sino, en la periferia. Y, a la vez, que estos estacionamientos estén cerca de los terminales de servicios de transporte público de acercamiento al centro.

Luego, citando al magister en ingeniería de vías, Germán Gallardo, y aplicando lo que dice al caso, “La gran oferta de taxis es una de las causas principales del congestionamiento.” Lima es una ciudad en la que parece que el taxista buscara al pasajero y no al revés. Hay demasiada oferta de taxis y esto se debe a la facilidad para conseguir una licencia de taxi. En Lima cuesta aproximadamente s/.80 obtener una licencia de taxi, mientras que en Madrid puede costar 200 000 euros. Entonces, si el estado sube el precio de estas licencias, automáticamente baja la oferta y se regula el precio hasta que la oferta sea igual a la demanda. Claramente esto solucionaría mucho el problema del congestionamiento.

Por otro lado, recordamos que las empresas privadas de transporte público, prácticamente, son inmunes a las normas del país. Si es que se comienza a multar a todos los choferes de las combis y los buses como lo merecen, ellos dejarían de trabajar y el movimiento económico del país se detendría. Si nos ponemos a pensar en la cantidad de trabajadores que necesitan del transporte público para ir a sus trabajos, nos damos cuenta de la dependencia que tenemos de él. Por lo tanto, existe un miedo a desincentivar el negocio de estos transportistas. Se suma, que el 40% de la población peruana que vive del transporte se quedaría desempleada. Sin embargo, no nos podemos quedar de brazos cruzados.

3)      Desde el Punto de Vista de las Características de Tránsito:

Los volúmenes de tránsito de buses respecto al total (30%) es bastante alto y la mayor congestión del tránsito ocurre en las ubicaciones de los paraderos de buses.

¿Qué medidas de pueden tomar para reducir la congestión del tráfico en estos paraderos?

Claramente no es eficiente que los vehículos privados circulen en las mismas vías que los vehículos de transporte público, por lo cual se debe introducir una red de transporte público efectiva propiciando la construcción de mejores paraderos que permitan a los buses recoger pasajeros sin bloquear el paso a los demás vehículos ya que así se generan los cuellos de botella. Sumado a esto hay que reducir el volumen de buses públicos construyendo más sistemas de tránsito masivo como lo es el metropolitano.

Luego, los flujos de los buses interurbanos de Lima hacia otras ciudades pasan por el centro del área urbana del área metropolitana de Lima y Callao ya que las terminales de buses interurbanos están ubicados en el área urbana.

¿Cómo podemos evitar que los buses interprovinciales pasen por medio de la ciudad?

Las terminales de todas las empresas de transporte interprovincial deben ser relocalizadas. Si estas terminales estuviesen cerca de las carreteras interprovinciales entonces se evitaría que los ómnibus pasen por medio de la ciudad.

  • Enfoques de elementos del entorno del sistema:

1)    Desde el Punto de Vista de los Aspectos Ambientales:

Es un hecho que por el aumento del volumen de tráfico en Lima Metropolitana y Callao, la contaminación ha aumentado. Han aumentado tanto que, en  el área central de Lima, los valores de contaminación del aire superan los estándares dados por la Municipalidad de Lima.

Si bien los buses viejos en operación contaminan más que los demás vehículos, la contaminación ambiental es causada en mayor parte por el alto volumen de vehículos que circulan por Lima.

Los choferes de vehículos no toman conciencia del gran daño que causan al en la ciudad: problemas de salud, des-embellecimiento de las calles y jardines, etcétera. Las empresas de buses y los choferes de taxi que circulan por la capital usan vehículos en mal estado que contaminan más de lo normal. Esto es porque el mantenimiento de los móviles es considerado como un gasto innecesario.

Proponemos como solución introducir más sistemas de transportes masivos como el Metropolitano y el, aún sin terminar, tren eléctrico para disminuir los efectos de contaminación del aire y mantener los buenos aspectos ambientales y socioeconómicos en la ciudad. Además, mejorar la flota de buses. Se intervendría regulando a las empresas de transporte público. Estás tendrían que renovar su flota cada cierto tiempo, o hacer un mantenimiento constante. Luego, siempre es buena idea, sembrar más áreas verdes que disminuyan el CO2 y embellezcan esta ciudad.

  • Enfoque social:

Quizás, en un mundo ideal o en otra sociedad, bastaría con modificaciones viales, o con una modificación en la señalización de las vías, o con una capacitación a los conductores. Sin embargo, en la sociedad limeña el problema del transporte no solo abarca un tema de infraestructura sino, también un tema de actitud.

Parte de los elementos del sistema son los usuarios y los proveedores del servicio de transporte, por lo tanto ellos forman parte medular del mal funcionamiento del sistema.

Ejemplos de esta actitud por parte de los usuarios:

–          Los comerciantes que ocupan las calles convirtiéndolas en mercados.

–          Los peatones que no utilizan los puentes peatonales simplemente por flojera.

–          Los choferes de los buses que no utilizan los paraderos autorizados recogiendo gente en medio de la vía y generando cuellos de botella innecesarios. Los pasajeros son los principales causantes de esto por no respetar los paraderos y fomentar que se les recoja en cualquier lugar.

–          Los taxistas que paran a recoger gente en medio de la vía sin estacionarse.

–          Los autos de transporte privado son ocupados, en promedio, por 1.4 personas. Por lo tanto, hay un uso menos efectivo del espacio ocupado de pista por persona.

–          Las personas, en vez de caminar distancias cortas, deciden ir en sus autos.

–          Existen condominios o vías sin vereda que impiden el tránsito a pie.

Como estos hay muchos más casos. Todo esto es signo de una sociedad individualista que por placer personal, sin querer darse cuenta, perjudican a todo el país. Es un perjuicio al medioambiente, al tránsito y a la belleza de la ciudad.

  • En palabras del ingeniero Germán Gallardo, “El congestionamiento se debe principalmente al transporte privado.” En grandes ciudades, como Nueva York, fomentan el uso del transporte público para evitar en congestionamiento y lograr un tránsito eficiente y rápido. Supongamos que 30 universitarios quieren ir a su centro de estudio. Es 30 veces más eficiente llevar a los 30 en un mismo bus a que cada uno se transporte en su auto propio. Pero para que esto se pueda llevar a cabo es fundamental que el transporte público sea adecuado, cómodo, limpio, por lo tanto demanda una inversión, para ello el transporte público debe volver a manos del estado. Entonces es fundamental concienciar a las personas de utilizar el transporte públicos.

Entonces:

¿Cómo concientizar a la gente de respetar las leyes de tránsito para así lograr un avance de vehículos más fluido, evitar tantos accidentes y el malhumor?

A corto plazo:

  1. Se debería explicar el por qué de las normas y no solo darlas. Así, se crearía conciencia.
  2. Reactivar el sistema de multas a peatones por cruzar las calles en cruces no autorizados.
  3. Incentivar a los centros laborales y centros educativos a que tengan sus propios buses para el traslado de sus trabajadores o estudiantes, y, así, reducir de la dependencia hacia el transporte público.
    1. Como somos una sociedad consumista en medios de comunicación, sería una solución mandar mensajes por los medios más utilizados por la sociedad peruana que muestren las actitudes actuales de las personas, que muestren su repercusión en el transporte, y que muestren la actitud adecuada a tomar.

A largo plazo:

  1. Recuperar las calles tomadas por los comerciantes.
  2. El gobierno debe intervenir poniendo multas más severas para los choferes y pasajeros que incumplan las normas.
  3. Integrar el transporte público.
  4. Es recomendable llevar cursos sobre leyes de tránsito desde el colegio para de esa manera ir familiarizando y concientizando a los jóvenes con las normas de tránsito y su importancia.
  5. El gobierno debe obligar a las empresas de transporte público a dar capacitaciones a sus choferes y cobradores cada cierto tiempo dando mayor énfasis a las normas de tránsito. Así, también, fomentarlos a que ejecuten un servicio de calidad.
  6. Formar una policía incorruptible.
  7. Se debería crear un proyecto de transporte masivo, como se hizo en Alemania, que utilice como mano de obra a los transportistas para construir las vías, y, luego, contrate a algunos como choferes o trabajadores de la
  8. Como somos una sociedad que reacciona ante la amenaza de castigo, se debería normar el número mínimo de personas por auto en función al espacio que ocupa este sobre la pista. Así, los carros grandes estarían obligados a llevar a un número mínimo de personas. Así, también, se promovería la movilidad colectiva. Otra norma podría ser el número máximo de autos por familia. Este número dependería de los integrantes de esta.
  • Como conclusión y síntesis, el ingeniero Gallardo nos dice que “todo lo anterior solamente es posible con un deseo político de ordenar”. La única manera de lograr todos estos cambios es que el gobierno regional planee y realice. El gobierno debe hacer estudios del tráfico y tener planes maestros. Además la única forma de hacer funcionar una política agresiva de transporte es con la autoridad policial, para ello es importante que la policía de tránsito responda directamente al gobierno regional para poder llevar a cabo el cambio.

Análisis de la eficacia

1) Factibilidad:

Las alternativas de solución planteadas son factibles dependiendo de la capacidad del estado para invertir en infraestructura y además llevar a cabo políticas eficientes de legislación para controlar que se cumplan las leyes establecidas de tránsito.

2) Instrumentalidad:

Esto es más un tema de actitud por parte de nosotros. Si los choferes, pasajeros, peatones y  autoridades competentes ponen de su parte y respetan las políticas adoptadas, el problema del tráfico se solucionará poco a poco. Por ejemplo de nada serviría una política fiscal más eficiente si los policías de tránsito siguen aceptando coimas; de nada serviría un proyecto de construcción de paraderos eficientes si es que los choferes siguen recogiendo pasajeros en cualquier esquina, o si los pasajeros paran a los taxis en medio de la pista; de nada serviría que se construyan más puentes peatonales si los peatones prefieren cruzar la pista por flojera; de nada serviría promover y renovar el transporte público y construir sistemas de transporte masivo si es que los jóvenes siguen prefiriendo transportarse en sus carros privados a lugares a los que llegarían más rápido con estos sistemas.  En resumen los agentes del transporte no tendrían por qué reaccionar negativamente ante un intento de mejora, todo depende de su actitud de buenos ciudadanos dispuestos al cambio.

3) Validez:

Si el estado tiene la disposición de aplicar las medidas correspondientes, esto debería traer resultados positivos para solucionar el problema del transporte, por lo tanto estas medidas son válidas ya que satisfacen el fin subjetivo.

Reflexión final:

Seguir avanzando en civilización no solucionará nuestros problemas de transporte hasta que avancemos en cultura. Un paso hacia la cultura sería la iniciativa ciudadana a caminar un poquito más, a utilizar bicicletas, a respetar los paraderos siendo pasajeros o choferes, a ser eficientes en el uso de la pista por persona, reconociéndonos y actuando como agentes del sistema. Pasos hacia la civilización no fundamentados en un crecimiento cultural serían un alivio efímero: los intercambios viales aliviarían el tráfico por un tiempo hasta que la misma cultura que llenó las pistas un día las llene de nuevo. Satisfacer la demanda caprichosa de pista ha dejado de ser una opción; el limeño se encuentra atrapado entre el caos vehicular diario y su actitud individualista. Como no llega el día en el que el ciudadano, suicida o idiota, por su cuenta decida cambiar su cultura, el estado tendrá que ese cambio.

Por lo tanto, un avance en infraestructura de transporte solo contribuiría a la solución del tráfico si se avanzase en cultura de transporte al mismo tiempo. El ejemplo por excelencia son las ciclovías. Una nueva ciclovía les da la oportunidad a los ciudadanos de ir hacia donde tengan que ir sin utilizar autos y siendo eco-eficientes. De una manera, les abre los ojos. Otro ejemplo, es estatizando el sistema de transporte público y, luego, haciéndolo funcionar como debería. Sin embargo, se debe tener cuidado con la posibilidad de desempleo. De todas maneras, pensamos que se necesitaría igual número de choferes para satisfacer la demanda de transporte, se necesitaría personal en las estaciones principales y oficinas. Otro ejemplo de solución “pro cultura” sería la formación de una policía incorruptible junto con una explicación y discusión del porqué de las normas de tránsito: así la policía hará su trabajo sin dejarse perturbar por el soborno de los choferes irresponsables y los mismos choferes sabrán que un sistema de transporte tiene reglas para el beneficio de todos los que transitan por él, y no por molestar.


Esta entrada fue publicada en transporte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Cómo haría el estado para que los trabajadores y estudiantes puedan llegar a sus centros de trabajo y estudios más rápido y menos perturbados?

  1. grupo6dso dijo:

    Como comentamos anteriormente creemos que las ciclovías ayudarían no sólo ha que haya menos tráfico, sino que contribuye con el medio ambiente pues reduce la contaminación. También consideramos que debe haber un mayor conrtol de los polícias para que se hagan respetar las normas de tránsito y evitar accidentes.

  2. grupo8dso dijo:

    Creo que este es un problema muy difícil de solucionar, y mucho más difícil hacerlo en poco tiempo. Además es una de las preocupaciones más grandes en las grandes ciudades, por lo tanto no es tan fácil hayar una solución.

  3. grupo1dso dijo:

    En nuestra opinión, las soluciones planteadas a este problema, uno de los más patentes e importantes actualmente en nuestra sociedad, son buenas e importantes. Sin embargo, parecen muy difíciles de cumplir, ya que el problema del tráfico en Lima, es algo que cada vez recrudece más y más y lamentablemente, no se encuentra solución. Todos los planes de mejoramiento del tráfico, son díficiles de realizar ya que los espacios han quedado reducidos, las pistas cada vez son más angostas y mientras hay vías rápidas en tramos de 2 ó 3 kilómetros, luego viene un cuello de botella y se hace otra vez el tumulto. Consideramos que es básicamente porque no hay espacio, y por lo tanto, para solucionarlo es construir by pass o puentes arriba, siendo menos costoso que hacerlos bajo tierra.

  4. grupo7dso dijo:

    Considero que el artículo ha sido interesante ya que ha propuesto muy buenas soluciones al problema del transporte en Lima. Entre las alternativas de solución que se plantean, estoy totalmente de acuerdo con que se relocalizen las agencias interprovinciales, es decir que se establezcan cerca de las carreteras para que los buses no tengan que pasar por medio de la ciudad, eso disminuiría mucho la congestión vehicular. La realidad de este problema está en la demanda de espacio que hay y en el número insuficiente de carreteras que responden a esta demanda, es decir hay más número de carros que pistas para que éstos puedan transcurrir. A mi parecer el problema se centra en las pocas rutas que hay para acceder a algún distrito, por ejemplo para llegar a La Molina, sólo hay 2 rutas : la avenida javier prado (ovalo de la U.Lima) y el cerro, y todos ya sabemos como se encuentran estos dos lugares en horas punta, por esta razón muchas veces pensamos que algunos distritos se encuentran lejos y nos da flojera ir hasta allá, pero en realidad no es la distancia que determina esto, sino las pocas vías de acceso que hay. Recomendaría que El Estado tome importancia a este tema, ya que podría construir nuevas rutas que permitan acceder a los distritos donde se concentra más este problema, y nosotros como ciudadanos debemos comprometernos a seguir las normas y leyes que se impongan para poder mejorar esta situacíón.
    Grupo 7 (Mariapia Ayala)

  5. grupo10ds dijo:

    Definitivamente un tema que merece toda la atencion del estado, pero tambien la de la sociedad, en mi opinion la forma mas efectiva para lograr que los trabajadores y estudiantes puedan llegar a sus centros de trabajo y estudios más rápido y menos perturbados, es concientinzando a la poblacion, promoviendo campañas para el uso de bicicletas en caso sea una distancia media, o incitando a la gente a caminar para las distancias cortas, ya que esto es lo que se hace en las grandes poblaciones, como es el caso de China; de esta manera se aliviaria el tránsito en las vias.

    Me parecio un articulo interesante, felicitaciones.
    Grupo 10 – Fabricio Barriga

  6. grupo2dso dijo:

    El parque autmomotor en el Peru a crecido exponencialmente y esto es gracias al auge económico que hemos venido disfrutando, lamentablemente, las municipalidades no tomaron esto en cuenta en el momento de plantear toda la estructura vial de las ciudades. Estoy de acuerdo en que se deben implementar vias alternas y nuevas opciones como mas puentes, bypasses y crecer “hacia arriba” en cuanto a calles y avenidas principales para que asi se descongestione de una forma ordenada y a largo plazo. Con respecto a los taxis y buses, el estado deberia ser más exigente en cuanto a brindar las licencias de funcionamiento, las revisiones tecnicas mas exhaustivas y los brevetes especializados mas dificiles. De esta forma lograremos gente y lineas de transporte mas calificada y apta para cicular en nuestro creciente Peru.

    Saludos

    (Luis Ignacio Palacios) grupo 2

  7. grupo8dso dijo:

    Este es un gran problema en Lima. Creo que hasta que el transporte publico no mejore el servicio que brinda, vamos a seguir en lo mismo.
    Muy bueno el articulo, felicitaciones.

    Patricia Reyes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s