Cómo mejorar la cantidad y calidad de las personas con vocación caritativa

Salimos a la calle y en cada esquina nos encontramos con personas no afortunadas que piden ayuda y muy pocas veces respondemos como deberíamos, optamos por darle un sol y seguimos con nuestro camino pensando que hemos sido caritativos y que hemos realizado la buena obra del día pero la verdad es que probablemente no hemos colaborado con lo que la persona realmente necesita, ayuda y afecto.

Es realmente un factor positivo para la sociedad que el concepto de la caridad quede claro y que la práctica de la misma se dé por voluntad e iniciativa propia y de manera frecuente, no solo por el bien de los demás sino porque en ella se encuentra la verdadera esencia de cada uno de nosotros. Ante la importancia de la caridad nos encontramos en la actualidad con un gran problema:

¿Cómo mejorar la cantidad y calidad de las personas con vocación caritativa?

Primero debemos comenzar por saber lo que realmente es caridad pues de otra forma no se podría aumentar la calidad de la misma.

La caridad es la virtud por la cual amamos a Dios, amamos a las demás personas y nos perfeccionamos al mismo tiempo, no es solo dar bienes materiales, es más bien entregarse uno mismo en cada acción que se haga por amor.

“Ámense unos a otros como yo los he amado” (Jn 15, 12).

Al pensar en caridad, la gran mayoría piensa en una obligación de la Iglesia o en una pantalla de buenos principios y olvidan o simplemente no se dan cuenta que existen personas necesitadas no solo de dinero o bienes materiales, sino personas necesitadas de afecto, de apoyo moral y que no son solo personas adultas, sino también niños, bebes y ancianos.

Para dar una solución más tangible hemos decidido basarnos en solo una  parte de la sociedad; los jóvenes, ya que son los que más pueden realizar cambios a futuro y las personas que están más dispuestas a aprender. Los hemos elegido como el grupo objetivo a investigar para dar soluciones viables y sostenibles a futuro, para ello realizamos las siguientes preguntas a varios de ellos con el fin de saber la percepción que tienen sobre la caridad:

  1. ¿Cuando vas por la calle o en una combi y sube una persona a pedir nuestra “colaboración” que piensas de ella?
  2. ¿Que es una persona necesitada para ti?
  3. ¿Para ti que significa ayudar a los necesitados?
  4. ¿Que miembro de tu familia realiza acciones de ayuda a los demás?
  5. ¿Qué tipo de ayuda le has brindado a alguna persona necesitada? ¿Qué tipo de ayuda te gustaría brindar?
  6. ¿Realizas o conoces algún tipo de voluntariado o ayuda social?
  7. ¿Conoces personas que hagan voluntariado?
  8. ¿Sabes donde puedes ir para poder ayudar a personas necesitadas?

Con esta información lo que intentamos saber, es que tanto saben los jóvenes sobre caridad, si se ven motivados por la idea de ayudar a los demás, también queremos saber  si esto se debe al ejemplo de su familia, si se apoyan de la religión, si se ven motivados gracias a amigos o campañas en la televisión.

Según los datos recogidos en estas pequeñas encuestas, podemos dividir a los jóvenes en dos grupos bastante marcados. El primero de los grupos está conformado por jóvenes que han realizado voluntariados como  “un techo para mi país” impulsado por el gobierno y que tuvo una gran campaña a lo largo del país, o que han participado de colectas contra el cáncer y hasta han ido a proyectos de ayuda social a lugares alejados en la sierra. Y por otro lado está el grupo de los jóvenes que aunque no tienen rechazo por las personas necesitadas y si tienen un sentimiento de solidaridad hacia los demás, nunca han pasado de dar una limosna a algo más. También hemos concluido que la formación en casa y el carácter de la persona contribuyen mucho a su actitud o predisposición para las actividades caritativas, sin embargo no deja de ser importante la influencia del grupo de amigos.

El problema principal de esta división de grupos es que existe la información disponible pero no la publicidad suficiente acerca de actividades caritativas, ni interés por mejorar la calidad de estas. El interés actual es solo realizarlas, lo que conlleva a la ignorancia del grupo que contribuye  sobre el porqué es importante y esto a la vez deteriora y corrompe el fin.

Opiniones de expertos en el tema:

Es necesario conocer el punto de vista de personas especializadas en el campo de la caridad y que sobre todo cuentan con carácter moral y autoridad para hablar sobre el tema.

Nos atrevimos a cruzarnos un día y preguntarle al Padre Gonzales que opinaba acerca de la caridad y sobre todo, con qué intensidad se presentaba la misma en los jóvenes de ahora; nos comentó que para él la caridad es pensar en el otro, estar interesado en lo que el otro está interesado; “sacrificarse por el otro”. El Padre comentaba también que esta influencia de la caridad en los jóvenes se encontraba distorsionada por varias “barreras”, a estas las definía como: La cultura actual en la cual se evita todo sacrificio, la falta de compromiso que se genera, la falta de esfuerzo para situaciones a largo plazo, etc. Él nos dice que esto es lo que afecta a los jóvenes “…a que sean capaces de comprometerse en proyectos de ayuda a personas necesitadas, por un tiempo prolongado: son capaces un tiempo corto, o sólo una vez; pero si esto puede obligar a renunciar a otros intereses personales, no es tan fácil que haya jóvenes dispuestos a estas renuncias.”. Al final del diálogo, el Padre nos comenta con ejemplos los grados de aporte de una cultura, o sociedad con respecto a la caridad. Un ejemplo es la Teletón, como es que en el Perú por ejemplo los niveles de aporte son muy bajos a comparación de otros países. También hay otras culturas o sociedades en las cuales universitarios y escolares participan de manera activa y constante en veranos en actividades y/o proyectos relacionados a la caridad; y como en algunas sociedades las familias cultivan en sus hijos en siempre actuar para el bien del otro.

Con el propósito de escuchar más opiniones al respecto, entrevistamos Mónica Alemán Avalos, profesional en desarrollo internacional. Quien nos comento como fue que comenzó a incluir en su vida diaria, espacio para la realización de actividades de ayuda a los demás:
“Cuando me mudé a los Estados Unidos busqué organizaciones para hacer voluntariados como una manera de practicar el inglés. Tenía 20 años y empecé a trabajar como voluntaria dos veces a la semana en el “Texas Children’s Hospital,” un hospital para niños. En una semana noté como mi tiempo en el hospital en verdad impactaba a los niños. Estuve de voluntaria 1 año y medio porque luego me metí en la universidad a tiempo completo y mis horarios no coincidían con los horarios del voluntariado. Después de unos meses, en un viaje a Arkansas, una señora me habló de Rotaract. Yo estaba familiarizada con Rotary Internacional pero no sabia que existía un club para jóvenes estudiantes y profesionales. A penas tuve la oportunidad, busqué en google “clubs de Rotaract en Houston, TX” y ¡encontré un club! Los contacté ese mismo día y asistí a la primera reunión que tuvieron apenas pude. Me encantó conocer a gente que, como yo, estaba interesada en la labor social y desde entonces me uní a ellos. Pasó el tiempo y me familiaricé mas con la organización, me metí de lleno. Rotaract es una entidad de clubes de servicio auspiciada por Rotary Internacional que está compuesta por jóvenes entre las edades de 18 y 30 años. Como club, nosotros emprendemos actividades mediante las cuales abordamos problemas materiales y sociales que afectan a comunidades (locales e internacionales), promoviendo la paz y la comprensión entre países en un ambiente de compañerismo y servicio humanitario. A través de  Rotaract desarrollé habilidades de liderazgo y aprendí a tomar la iniciativa en cuanto a la creación de programas de desarrollo en mi comunidad. En mis 5 años como miembro del club ayudamos a más de 100 organizaciones en Houston, y en el exterior.

Como verás una cosa ligó a otra y así me fui involucrando más en la labor social. En Estados Unidos fue muy fácil porque existen muchas páginas de internet que ofrecen esa información. Tengo 2 meses en Perú y todavía no me he topado con una página de internet que me brinde mucha información de voluntariados. Aquí tienes que buscar esas oportunidades en las mismas organizaciones y para eso tienes que estar identificado con los nombres de dichas organizaciones lo cual es un problema si eres nuevo en esto. Otra cosa contraproducente es que muchas veces la información en las páginas web –con respecto a eventos y voluntariados- no está actualizada.”

Ahora con un concepto más preciso de lo que es la caridad por las encuestas a jóvenes y la opinión de especialistas en el campo dividiremos nuestro problema a investigar en dos sub problemas para generar alternativas de solución más precisas:

  • ¿Cómo explicar a los jóvenes que es la caridad y enseñarles a vivirla realmente?
  • ¿Cómo conseguir que los jóvenes dediquen tiempo a actividades de ayuda social?

 

Estudio de Alternativas:

¿Cómo explicar a los jóvenes que es la caridad y enseñarles a vivirla realmente?

  •   Haciendo que además de talleres de arte, danza y coro en los colegios, se agregue una opción en la que se lleven a cabo obras de caridad, para que desde pequeños y mediante la practica aprendan e interioricen lo que es la caridad.
  •  Se pueden brindar charlas informativas y de enseñanza a los padres para que estos sean también quienes les trasmitan estos sentimientos.

ü  Se podrían abrir páginas de internet o grupos en paginas ya famosas como “facebook” donde se llame a participar en obras de caridad y además se muestre el resultado de estas; ya que esta es una forma más sencilla y a la vez efectiva de comunicarse con los jóvenes, además de una u otra forma hace que hacer caridad sea algo más divertido y más cercano a todos y sobre todo se hace que sea más fácil el encontrar todas aquellas opciones que se tienen para ayudar.

ü  Por último creo que para llegar al corazón de los jóvenes y hacerles entender el verdadero significado y el porqué de hacer caridad, se podría pedir ayuda de personajes famosos en la televisión nacional y de la música, para que se vean propagandas de ayuda y canciones que expliquen lo bueno de ayudar, porque de alguna forma si ponemos “de moda” ayudar a las personas en el transcurso los jóvenes aprenderán que no solo es moda u obligación, sino que dar es algo innato en nosotros y con lo cual nos engrandecemos y engrandecemos a los demás.

Los personajes famosos podrían ser de mucha ayuda para captar a los grupos de jóvenes que quizás son más reacios a la enseñanza de profesores y demás compañeros o que no sean muy dedicados a los estudios, por lo cual no se preocupan de realizar proyectos importantes o dedicarles el tiempo suficiente como para entender lo bueno que trae el realizar obras benéficas. Para este tipo de jóvenes, la participación de personas famosas o la existencia de canciones que expliquen el bien que hace la caridad, puede hacer que entiendan “caridad” como una actividad “popular” o de “moda” y por lo menos así la practiquen con más fuerza hasta que por la experiencia como en los otros casos, logren entender el verdadero significado de CARIDAD.

¿Cómo conseguir que los jóvenes dediquen tiempo a actividades de ayuda social?

ü  Consiguiendo ayuda de los colegios, para que estos implementen dentro de su maya curricular algún curso donde  se enseñe los tipos de actividades para ayuda social que existen y hagan que los jóvenes pongan en práctica actividades organizadas por ellos mismos, de esa manera los jóvenes se sentirán entusiasmados por el solo hecho de ser ellos mismos los que organizan todo, podrían empezar por cosas sencillas pero que realmente ayudan, como donaciones pequeñas de ropa o libros, colectas para chocolatadas navideñas, visitas a centros de ayuda a menores o a ancianos, etc. Además podrían colocar dentro de su cronograma anual, actividades más grandes en las que se realicen concursos de proyectos de ayuda social y se consiga el financiamiento para premios y realización de dichos proyectos.

Con esta alternativa podríamos tratar el problema desde la raíz, es decir, al ensenarle esto a los niños en los colegios y al hacerlos parte del problema  dándoles como tarea el descubrir proyectos y llevarlos a cabo, se hace que al llegar a la juventud estén mucho mas concientizados y como ya tienen experiencia pueden ensenarle a los demás en sus familias y en su entorno en general.

La parte negativa de esta alternativa es que si los jóvenes no son incentivados de la manera que debe ser, estos pueden  llegar a tomar los actos de caridad dentro del colegio como una tarea más, es  decir, como una obligación en vez de cómo un acto bueno.

Para conseguir que esta alternativa se haga realidad se necesitaría la ayuda del gobierno (ministerio de educación) y además se necesitaría capacitar a los profesores en el tema.

La enseñanza de la caridad por medio de talleres es una buena alternativa si se tiene en cuenta que los jóvenes aprenden las cosas con más facilidad y no sienten ningún tipo de rechazo, cuando son ellos mismos los que se dan cuenta de cómo son las cosas, por la experiencia.

ü  Se podría llegar a normar dentro de las universidades, que como requisito para el ingreso, los estudiantes deban haber realizado actividades de labor social en su etapa escolar, sobre todo podría ser un plus para los concursos de Becas.

Luego dentro de los años universitarios,  podrían existir varias campañas de labor social y  concursos que involucren la creación de proyectos de ayuda, además podría haber opciones de cursos electivos o extra en los cuales el objetivo sea tener un grupo dedicado a las labores sociales y además a incentivar a los demás jóvenes a seguir este curso. También puede haber congresos, conferencias con personas reconocidas e influyentes para que inclusive puedan desarrollar su carrera en el ámbito de RSE, valor compartido, etc.

Todas las personas somos competitivas de alguna manera, y los jóvenes también lo son, entonces el ponerlos a prueba para ingresar a una universidad y colocarles la meta de tener unas ciertas horas de labor social y sobretodo que estas horas sean usadas lo mejor posible, mantiene a los jóvenes bastante motivados durante por lo menos los últimos años de colegio y además de lograr que hagan obras de caridad y así que los necesitados reciban más ayuda; también  logramos que se mantengan interesados y que posiblemente mantengan esos proyectos a lo largo de toda su carrera, haciéndolos crecer y a la vez obteniendo créditos en sus Universidades.

Podemos concluir que es por iniciativa propia que las personas deben ser caritativas, no se les puede manipular ni comprometer pues de esta manera el crecimiento espiritual y personal que ofrece el acto caritativo no es efectivo, solo educando desde jóvenes a las personas y dando ejemplo con autoridad y no con poder podremos crear conciencia en las personas.

Esta entrada fue publicada en educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Cómo mejorar la cantidad y calidad de las personas con vocación caritativa

  1. ds5udep dijo:

    Este tema es un poco complejo porque incentivar la caridad en una persona debe ser una cuestión un poco dificil, pues pienso que la caridad es algo tan personal que no se puede enserñar. Hay que encontrar una manera de trasmitirla o contagiarla, por eso es importante lo que ustedes mencionan de educar con el ejemplo.
    Daniela Vela

    • ds12udep dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Daniela, estamos de acuerdo contigo, la caridad es algo personal y debe estar en cada una de las personas, pues no se puede obligar a nadie a darse a los otros; por eso pensamos que transmitirla desde pequeños puede hacer que se entienda mejor y así este más clara la opción de practicar este tipo de actos, ya después es decisión de cada uno.

      Saludos.

  2. ds15udep dijo:

    La caridad en una persona, por experiencia personal, creo que es algo que depende mucho del temperamento, carácter y personalidad. Para poder pertenecer a un grupo de voluntarios es primordial, hacerlo, como la palabra lo indica, de manera voluntaria. Sin embargo, es una buena idea motivar a que los jóvenes realicen este tipo de actividades desde el colegio, poniendo entre los talleres, visitas para hacer voluntariados, ya que si bien es cierto este debe ser un acto voluntario, el colegio es un buen lugar donde los jóvenes puedan escoger y probar realizar actividades que sean de su interés y descubrir su verdadera vocación.

    Estoy de acuerdo con el hecho de que falta publicidad para promover grupos de acción social, sin embargo cada vez incrementa un poco más con el uso masivo del facebook y también con el alquiler o donación de puestos de información en eventos como el CADE universitario.

    Andrea Elice Paurinotto

    • ds12udep dijo:

      Hola Andrea, estamos totalmente de acuerdo en que es importante el carácter de la persona pero sobre todo su predisposición y esta se puede lograr mediante la educación en casa (principalmente), en la escuela y en las universidades los cuales son los lugares de mayor aprendizaje y experiencia en la vida. Creemos que la publicidad debería ser parte de un programa del estado que apoye a las diversos grupos que brindan apoyo social.

      Gracias por tu comentario.

  3. ds19udep dijo:

    En mi opinión, a la mayoría de las personas les gustaría poder participar en actividades que sean en beneficio de la sociedad, especialmente de aquellas personas más necesitadas; sin embargo, el principal problema es la falta de promoción de estas actividades. Asimismo, es necesario hacer notar a la sociedad que dando limosna no se erradica el problema de la pobreza en el país, una contribución más efectiva se logra mediante la participación en organizaciones de voluntariado por ejemplo.Si más personas se animan a participar en estas, se podrá notar un verdadero cambio.
    Claudia Loayza

    • ds12udep dijo:

      Estimada Claudia, como podrás haber leído en nuestra publicación estamos de acuerdo contigo, la desinformación sobre los grupos de ayuda social es tremenda y cambiar esto sería un primer paso para que la gente entienda el concepto real de la caridad y todos los beneficios que esto le trae a la sociedad. La solución radica no solo en que las personas participen de estos grupos sino en cómo hacer que tengan la disposición de participar y esto se logra incluyendo en la educación de la persona desde pequeña actividades o dinámicas en las que perciban el bien que realizan.

      Gracias por el comentario.

  4. Es Cierto que la caridad no se aprende de un día para el otro sino que a uno le debe nacer y fortalecer esa virtud es por eso que me gusto que en su articulo generen soluciones en las cuales se promocione mas este tipo de actividades pero siempre tiene que estar guiada por una persona capacitada que guié a los miembros e instruya .

    Un aporte mio seria que los egresados universitarios tengan mínimo un año de aplicar lo que saben en las personas mas necesitadas y instruirlas para que lleven un mejor estilo de vida.

    • ds12udep dijo:

      Mario, muy valido tu aporte, pero creo que esto debe ser voluntario, no podemos exigirle a las personas que den un año de sus vidas este tipo de causas, después de ya estar completamente formados, así sea realmente bueno; porque debemos confiar en que después de todo el tiempo en el que se les intento enseñar el valor y significado de la caridad, ya no se les necesita seguir obligando; sino que esto llegara voluntariamente.
      Agradezco realmente tu comentario, saludos

  5. ds2udep dijo:

    Creo que la educación en caridad es un tema fundamental para el desarrollo de la persona humana, puesto que significa salir de uno mismo para preocuparse por los demás. Pienso que incentivar desde edades tempranas esta educación mediante diversas actividades de ayuda social puede ser beneficioso, pero sin convertirlo en un condicionante para lograr algo material a cambio. Esta ayuda debe empezar desde esferas muy particulares hasta ir generalizando llegando a grandes proyectos, pues muchas personas ayudan en alguna campaña benéfica por alguna fecha especial y ahí queda, sin embargo, la caridad debe ir evolucionando en las personas hasta generar un compromiso y una actitud constante de ayuda a los demás, buscando soluciones a largo plazo, mediante programas que tengan un mayor impacto futuro que simples bienes materiales.Para esto es importante desarrollar la capacidad de sacrificio, pues sin esta no se puede desarrollar la caridad.

    María Andrea Gastañaduí González

    • ds12udep dijo:

      María, definitivamente es importante para el desarrollo personal y espiritual, es por eso que hacemos hincapié en ese aspecto y tratamos de incluirlo en la vida cotidiana de las personas a través de la educación y la publicidad. Las esferas muy particulares de las que tú hablas para nosotros son las familias pues no hay mejor grupo de formación personal.

      Gracias por tu comentario

  6. ds2udep dijo:

    Un tema en definitiva muy interesante. Actualmente estoy haciendo voluntariado social y entiendo la idea de sacrificio a la cual se refiere el padre Gonzales, pues me resulta muy difícil trabajar, estudiar y hacer voluntariado, aunque me gusta mucho. Por otro lado, creo que facebook es una buena manera para difundir los voluntariados, pues fue a partir de una pagina web de voluntariados que encontré en ese lugar, que pude investigar sobre los diversos voluntariados que hay en Lima actualmente (y encontré muy buena información al respecto, por lo que no veo el tema de la información como primordial). Asimismo, sí estoy de acuerdo con incorporar el voluntariado en la malla y como condicionante pues muchos jóvenes no irán pues no están dispuestos a sacrificarse por los demás, pero una vez haciéndolo se dan cuenta del gran impacto que tienen sus acciones en la felicidad de los demás, la vocación de servicio se ha de inculcar desde temprana edad pues el hombre es un ser social por naturaleza y necesita apoyo de los demás. ¿Opinan que la imposición del voluntariado en el colegio (como se hace en la universidad a través de los créditos de libre configuración) sería una buena alternativa?

    Mariel Bedoya Guevara

    • ds12udep dijo:

      Mariel, dentro de nuestras alternativas de solución, colocamos la opción de que en los colegios se implementara un taller de acción social, así como existen los de danza, arte y coro; para que de esa forma los jóvenes roten en cada bimestre por uno de esos y al llegar al de acción social o voluntariado puedan ver de cerca los tipos de ayuda que pueden ofrecer y además lleguen a preparase, para que una vez que se presenten a la universidad y tengan que, como se dijo en otra de las opciones, tener una cierta cantidad de horas para ingresar, ellos ya las tengan y hasta puedan tener proyectos preparados desde el colegio, porque a mi parecer, la idea de que hagas actividades para el bien de los demás, con tus compañeros de colegio, te puede lograr motivar lo suficiente como para continuar a lo largo de tu vida con estos proyectos y así acostumbrarte a dedicarle cierto tiempo a este tipo de actividades.

      Muchas gracias por tu comentario, espero haber resuelto tu pregunta.
      Saludos

  7. ds8udep dijo:

    Me parece muy interesante el tema de la caridad. Es necesario que se le dé mayor importancia en la sociedad. La caridad, al ser una virtud, debe ser constante, un hábito de toda la vida. No es correcto asociarla a ideas erradas como “doy un sol para la colecta, y así quedo bien” o casos como hacer labor social un día del año (no digo que esté mal), y vivir el resto de los 364 como si mi prójimo no existiese. La caridad abarca más. Entreguémonos al otro. No esperemos hacerlo recién con el mendigo o el inválido. Es importante comenzar desde nuestras casas.

    César Marchena

    • ds12udep dijo:

      Cesar, muchas gracias por comentar, pensamos igual que tu; es por eso que aunque fuera un tema difícil, decidimos elegirlo y así dar a conocer lo complicado que es formar a los niños y jóvenes, para lograr que estos entiendan el verdadero motivo por el cual se hace caridad y se sensibilicen hacia los demás dando no solo cosas materiales sino compartiendo tiempo con los demás.

      Saludos

  8. ds14udep dijo:

    Esta en la capacidad de darse a uno mismo que depende el grado de disposición a participar de actividades de voluntariado. Concuerdo en que esto sí se puede formar, es decir, es posible criar a una persona sensible a su entorno, que no solo se fije en su bienestar propio, sino también el de sus hermanos, sus papás, sus amigos y finalmente, todos los que pertenecen a su entorno, sin limitarse solo a este; pues es preciso mostrarles que hay muchas personas a las que uno no tiene la oportunidad de conocer, pero que viven en una realidad difícil.
    Hacerles entender que si bien uno se encuentra bien, hay muchas otras personas en el mundo la pasan difícil es uno de los primeros pasos, pues si está dentro de nuestras posibilidades hacer algo por ellos, por más pequeño que sea, ¿por qué no hacerlo?.
    Con respecto a la alternativa propuesta de exigir un número mínimo de horas de voluntariado para ingresar a la universidad, tal como también lo mencionan en el interior del artículo, en ella se corre el riesgo de que se objetivice y que el adolescente no valore la actividad per se, sino solo busque cumplir con un requisito, con “una tarea más”. ¿Qué acciones propondrían para asegurarse que este efecto no se lleve a cabo o sea el mínimo posible?
    Gracias. Muy buen tema.
    Ana Carolina Macedo

    • ds12udep dijo:

      Ana, muchas gracias por tu comentario, lamentablemente no podemos más que confiar en que con la ayuda de la familia y la mezcla de esta alternativa con la de los talleres dentro de los colegios, sea suficiente para que los jóvenes entiendan el valor de la caridad y la practiquen con la seriedad que esta exige; ya que a nuestro parecer, insistir más en este tema, podría crear un rechazo de parte de los jóvenes, ya que dejaría de ser voluntario.

      Muchas Gracias y Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s