Falta de sentido donal del trabajo en jóvenes universitarios de Lima

El modo de tener por excelencia es el trabajo, sin él la vida de la persona no sehttps://i1.wp.com/us.123rf.com/400wm/400/400/andresr/andresr0812/andresr081200187/3968327-grupo-de-estudiantes-de-graduacion-y-buscando-la-sonrisa-feliz-en-sus-batas.jpgría viable; lo cual no quiere decir que el fin de la persona sea el trabajo, sino que es un medio necesario para alcanzar la felicidad.

Las personas trabajan por diversas índoles: externa, interna o donal. El sentido objetivo o externo del trabajo está formado por dos elementos: la técnica y el resultado o producto del trabajo; el sentido interno implica la perfección de la persona, pues como lo decía Leonardo Polo, podemos definir al hombre trabajador como el “perfeccionador perfectible”[1]; y respecto al sentido donal, el trabajo como un medio de perfeccionamiento humano, es también un vínculo de unión con las demás personas. A través de este don se da una ganancia pura ya que la persona al darse a sí misma en lo que hace y aportar a la sociedad, el don aumenta y se produce el perfeccionamiento. En los tres ámbitos donde se da el don trascendental es en la vida, el amor y el entendimiento.

Para que la donación se realice, deben existir tres elementos: el donante, el don y el aceptante. Si uno de estos faltase, no existe la donación y se tenderá a reducir a otros para fines personales olvidándose de la condición de persona de los demás, trasgrediendo su dignidad.

Bajo la lógica donal, el trabajo que realiza el ser humano está llamado a convertirse en don. El hombre dota de sentido lo que hace pues su intimidad es efusiva ya que al darse no pierde sino que gana, por tanto, no solo gana él mismo, sino que también gana la realidad y ganan los demás; esta ganancia en cuanto a que se relaciona con otros se conocerá como sentido “intersubjetivo” del trabajo (pues el fin radicará en los demás).

En conclusión, será importante entonces recordar que el sentido superior será el intersubjetivo (fin que radique en los demás), luego vendrá el subjetivo (en cuanto que perfecciona al hombre que ofrece el don en favor de los demás, saliendo de si), y por último vendrá el sentido objetivo.

Actualmente, la mayoría de los jóvenes universitarios basan la elección de su carrera principalmente para que en el futuro puedan satisfacer sus necesidades materiales.  Otros basan su elección  solo para complacer a sus padres o  para cumplir con la ley de la vida; pero muy pocos son los que realmente estudian por motivos trascendentes, de manera que no hay un aprendizaje consciente y en consecuencia no se llegará a una plena perfección de la persona humana.

El saber por hacer ha oscurecido el saber por saber, a tal punto que los estudios se monopolizan para enseñarlo. Como ahora se estudia para hacer, la universidad busca ser rentable, ofreciendo por ello los cursos que dicta el mercado. Muchas universidades se han convertido en TIENDAS POR DEPARTAMENTO EN DONDE SE VENDEN TÍTULOS. Los alumnos van a la universidad para obtener un título, para obtener dinero, por la moda, porque no tienen nada que hacer… saber algo para después mantenerme

Sin embargo, los resultados de la ausencia de sentido donal muestran que la gran parte de egresados no aspiran a un nivel mayor de educación; además, el aspecto emocional de estas personas se ve truncado y por ello, optan por no trabajar o trabajar en empleos totalmente desligados a su línea de carrera.

Podemos clasificar a estos estudiantes en tres grupos según sus tipos de motivos. Estos grupos son:

Según motivos extrínsecos: los alumnos que estudian bajo estos motivos, se preocupan por satisfacer sus necesidades materiales (placer). No se dan cuenta de que  el tener material conlleva al miedo de perder en todo momento de la vida los bienes adquiridos, estas personas no serían verdaderamente felices.

 Según motivos intrínsecos: los alumnos se preocuparán por ampliar sus conocimientos (el saber), por lo tanto  conocer la realidad les proporcionará poder y seguridad para desenvolverse en la sociedad. Sin embargo, dado que el conocimiento es infinito, supera las capacidades de la persona humana llegar a un aprendizaje absoluto de la realidad, por lo que vivir solo para buscar el saber es una tarea que nunca tendrá un límite, trayendo consigo grandes frustraciones y desalientos.

“Soy mejor que el o ella porque saco 20 – viene con el tema de que en nuestra época prima la lógica de la utilidad, eso está metido en el subconsciente (…) y se observan las graves consecuencias de ello: por ejemplo, la explotación, la cosificación…”

Según motivos trascendentales: los alumnos  utilizan todo lo aprendido para ponerlo al servicio de los demás. Por ello se da una relación donal en el trabajo en el que se encuentre ya que se preocuparán por atender y resolver las necesidades de los demás. Es aquí donde se da la perfección personal y en consecuencia la de la sociedad en donde se pueda llegar a la plenitud y alcanzar la felicidad.

“Cuando una persona se decide a guiarse por la lógica donal es muy duro, pero desarrolla las virtudes del dar, lo cual la lleva a desarrollar las otras virtudes que conocemos; todo ello, la llevará a desarrollar autoridad.  Los demás la van a respetar y hasta venerar sin darse cuenta”

Para poder analizar la situación actual de los jóvenes universitarios en nuestro país, realizamos una entrevista a dos estudiantes de distintas universidades y a un profesor conocedor del tema. Con las respuestas de las entrevistas concluimos que varias de las causas que hemos propuesto anteriormente se siguen manteniendo en estos tiempos, sin embargo, aun existe un pequeño grupo de personas que están dispuestas a dar todo de sí para que se realice el don del trabajo. Además, se resalta la influencia de los docentes, quienes tienen la importante misión de formar a las personas desde la infancia; sin dejar de lado la educación que recibimos de los padres y de las personas de nuestro entorno:

https://i0.wp.com/www.unav.es/centro/programaexcellence/files/image/20100203-014-.jpg“Cuando el profesor transmite el amor por lo que enseña y el alumno empieza a amar lo que el profesor; el alumno se convierte en discípulo y el profesor en su maestro (…) el aprobar o no es accidental”

A continuación, resaltamos las recomendaciones a profesores y alumnos impartidas por el profesor Edgard Munive, filósofo y conocedor del tema:

“La universidad contribuye a la formación del joven, por lo que el profesor tiene mucho peso. Le diría al profesor primero que mire al alumno como una persona igual a él, aunque sepa menos sobre esa materia, es decir, aprender del alumno a través de sus preguntas, dificultades; segundo,  que los conozcan, conversar con los alumnos sobre el tema que se enseña, sobre lo que les preocupa, un diálogo fuera de clase; tercero, que no se escandalicen, no hay que ser dogmático en el sentido de que las cosas son así porque así son, se deben dar las razones para que el alumno entienda. También les diría a los profesores que busquen pasarla bien en clases y que no procuren que aprendan todo de memoria, sino que prioricen un par de ideas principales para que no se olviden nunca de ellas.”

“Al alumno le diría primero que confíe en el profesor, que le dé un voto de confianza, aunque a veces es complicado; después que busquen aprender, que se den cuenta de que lo que aprenden en sus aulas no lo volverán a ver posiblemente nunca, que le dediquen por ello tiempo; luego, que compartan lo que sepan, que no solo los una el pasarla bien, sino el compartir conocimiento; además,  que hagan respetar sus opiniones, que exijan las razones por las que el profesor no está de acuerdo, pero siempre siendo educado. Como consejo práctico le diría que a mitad de la carrera que oriente todo lo que sabe al tema en que se desee desempeñar, para que cuando termine, se convierta en experto.”

A continuación, propondremos distintas alternativas para solucionar el problema identificado:

  1. Incluir en las currículas universitarias cursos de humanidades para desarrollar en el joven un afán por la búsqueda de conocimiento universal
  2. Buscar modelos a seguir, tal como se encuentra en profesores con vocación para así alcanzar relación discípulo-maestrohttps://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/295060_10151045890739112_1780880109_n.jpg
  3. Fomentar el voluntariado social en universidades puesto que involucran contacto directo con personas necesitadas, crear, por ejemplo, una bolsa de voluntariado semejante a las bolsas de trabajo
  4. Crear un consejo estudiantil universitario por carrera para fomentar la cooperación entre alumnos y con los responsables de las instituciones
  5. Contratar en las universidades a profesores a tiempo completo que puedan dedicar tiempo  a los alumnos no solo para brindar ayuda académica, sino también formativa
  6. Buscar empresas con impacto positivo en la sociedad para prácticas pre-profesionales
  7. Familias bien constituidas que sean verdaderas escuelas de humanidad
  8. Cambiar la mentalidad de aquellos padres de familia que educan a sus hijos con el fin de que en el futuro generen riqueza material

Se procederá a analizar las diferentes alternativas propuestas anteriormente:

  1. Los cursos de humanidades son importantes porque complementan la formación de la persona humana, pues solo mediante el uso ordenado de la inteligencia y de la voluntad en una tarea constante como es el buscar un conocimiento universal, se puede alcanzar la verdad. Esto solo se logrará si se concientiza a las universidades sobre la importancia de la búsqueda de este saber y del impacto positivo que tiene sobre los alumnos. Sin embargo, debemos aceptar que es un cambio que debe darse a largo plazo pues tal y como la sociedad se encuentra, no se aceptaría.
  2. Se logrará la adquisición de diferentes actitudes y aptitudes positivas a partir de modelos a seguir, aquellos profesores universitarios que tengan vocación docente impulsarán a acoplar ideales y metas mediante la donación que realizan hacia sus alumnos; logrando alcanzar una relación maestro-discípulo. Contar con un maestro que los guíe sería muy beneficioso sobre todo en los momentos de indecisión, pues se da un aprendizaje y perfeccionamiento para ambas partes, lo cual repercutiría en los demás.
  3. Se rompe con el egoísmo para caer en cuenta de que la realidad en la que viven los universitarios no es compartida por toda la sociedad, y que podemos y debemos hacer algo por tratar de eliminar esta desigualdad. Al crear una bolsa de voluntariado, los universitarios tendrían la oportunidad de elegir ayudar a los demás según sus habilidades e intereses para que sea más óptima la ayuda; el perfeccionamiento no solo es integral, sino que está enfocado en puntos específicos.
  4. El consejo estudiantil permite que los estudiantes expresen sus opiniones, preferencias, incomodidades, etc. ante los representantes de la institución. Esto permite que haya una mejor relación entre los estudiantes y la institución ya que se puede llegar a mejores acuerdos por medio de una mejor comunicación, y de esta forma mejoraría el ambiente universitario pues  las opiniones de todos son válidas y escuchadas. Además, contribuye a mejorar las relaciones entre alumnos con miras al bien común. Se da un gran aprendizaje puesto que los oyentes pueden aprender nuevas cosas o simplemente entender los problemas, buscar una posible solución.
  5. Los universitarios siempre necesitan consejos o ayuda fuera del ámbito académico para poder tener una formación más completa y no solo centrada o focalizada en tener el mayor conocimiento cognoscitivo. Es por ello que en todas las instituciones o universidades deben haber profesores que se encuentren a tiempo completo para que los alumnos sepan que hay docentes a su disposición con quienes puedan acudir si tienen alguna duda, si necesitan ayuda, etc.  Se generaría un gran aprendizaje en el alumno ya que se va enriqueciendo en aspectos fuera del ámbito académico, pues va cultivando otros valores, virtudes.
  6. La búsqueda de empresas con impacto positivo en nuestro país es cada vez una tarea más difícil, puesto que gracias al alto grado de competitividad se busca mas a estudiantes con buena formación en cuanto a conocimientos dejando de lado la formación íntegra de la persona (valores). Sin embargo, esto no mella el hecho de que encontramos un grupo reducido de empresas en nuestro país que sí se preocupan por el bienestar de la sociedad. Evaluando esta alternativa en un futuro tendría un impacto importante y decisivo, de manera que los conocimientos adquiridos por la experiencia en estas empresas será de mucha utilidad para poder forjar en los jóvenes una mejor relación en lo laboral y que todos mediante su trabajo busquen la forma de colaborar con el bienestar de la sociedad simplemente cambiando su perspectiva y finalidad de trabajo abocados a un perfeccionamiento mutuo.
  7. Una familia bien constituida sería una alternativa de solución a tomar en cuenta desde el momento en que se planifica tener una familia, ya que de esto depende la educación y el ejemplo que los padres darán a los hijos para poder forjarlos como personas de bien y con integridad, que sean capaces de valorar a las demás personas y puedan darse a sí mismos para hacer efectivo el perfeccionamiento a través del trabajo. La formación en la familia da a la sociedad más humanidad, organización y bienestar. Por ellos es importante incentivar en los núcleos familiares la importancia de una unión familiar en amor con el compromiso de cumplir con el rol de padres dando una buena educación en conocimientos y sobretodo en valores para hacer mejores personas en un futuro. Es importante por tanto, empezar a prepararse desde la etapa universitaria para poder llegar a constituir una familia, he ahí la dificultad, además de os valores que nos trata de vender la sociedad como el huir del sacrificio.
  8. Actualmente, la mentalidad de la sociedad es la producción, generar más y más para poder tener una mayor riqueza material. Es por esto, que la gran mayoría de padres de familia crean en sus hijos la necesidad de estudiar con el único fin de tener todo el dinero que sea posible para que puedan ser felices. Para cambiar esta mentalidad, deberían crearse escuela de padres que sepan realmente lo que es la verdadera felicidad de la persona, para que estas guíen a los padres de manera correcta y sobre todo para que ellos enseñen a sus hijos que debe prevalecer la motivación trascendente ante la extrínseca.

 Por último, presentaremos las conclusiones a las que llegamos en el presente artículo:

La donación trascendental del trabajo se divide en tres dimensiones: externa, interna o donal. Debemos identificar que la dimensión donal ha de ser la predominante pues la realización humana es correalización, es ser con los demás. Para la realización de la donación se necesitará un donante, un don y un aceptante. Así, dado  a que el hombre necesita del trabajo para alcanzar la felicidad, debe hacerlo de un modo tal que cumpla su objetivo, por lo que lo más importante para él será que destine su trabajo a otra persona, pero también se tiene que tomar en cuenta el que la otra persona lo acepte, para realizar una verdadera donación.

 Al hacer del trabajo una donación, este no se vuelve rutinario ni se percibe como una obligación ya que se perfecciona el hombre y este perfecciona al mundo. Solo mediante el crecimiento personal, el cual debe ser integral, se logrará un cambio en la sociedad; por eso es de vital importancia que los jóvenes universitarios vivan el trabajo como donación.

 Sin embargo, una gran parte de universitarios solo ven el trabajo como un medio para poder adquirir bienes materiales, lo cual se debe a que desde pequeños sus padres les inculcan la idea de que la mayor felicidad se encuentra en esta clase de bienes, siguiendo una visión materialista que no les permite salir de sí mismo.

 Por esta razón, debemos de lograr que los jóvenes universitarios estudien y trabajen principalmente por motivos trascendentales para que exista la relación donal, perfeccionándose no solo a ellos mismos sino a su sociedad.


[1] Polo, Leonardo. La esencia humana, Pamplona, Cuadernos de anuario filosófico no 188, Servicios de publicaciones de la Universidad de Navarra, 2006, p. 89. En adelante La esencia humana.

Esta entrada fue publicada en educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Falta de sentido donal del trabajo en jóvenes universitarios de Lima

  1. ds16udep dijo:

    Este tema es muy importante ya que el trabajo se encarga de moldear al hombre, es por ello que el trabajo que uno realiza debe de ser donal este termino quiere decir; que el trabajo no debe significar una carga para la persona que lo este realizando y en este tema tratan de encontarle la raíz de por que la persona lo ve como algo cotidiano.A mi parecer no concuerdo con los padres que le dicen a sus hijos “que deben de trabajar para ganarse el pan de cada día”, no les dicen que deben de trabajar para formarse como persona, sino aconsejan como una obligación y esto el hijo lo toma, primero como una carga y luego ya, como algo simplemente cotidiano de la vida que deben de asumir.

    Renzo Jiménez L.

    • ds2udep dijo:

      Gracias Renzo por leer nuestro artículo. Estamos totalmente de acuerdo contigo al darle énfasis al verdadero significado del trabajo, lamentablemente la mayoría de las personas no consideran la trascendencia de este. Si bien es cierto que existe una presión por parte de los padres, consideramos un problema más importante la priorización del “saber por hacer” en el que nuestra sociedad ha caído, una crisis que debemos superar a partir de la concientización y el crecimiento en virtudes, por lo que proponemos firmemente la enseñanza de humanidades en carreras universitarias.

  2. ds4udep dijo:

    Me parece buena la alternativa de buscar más empresas con impacto positivo en la sociedad para hacer las prácticas y para empezar a trabajar ahí, creo que es algo necesario para poder desarrollar la entrega y donación y verla plasmada de forma concreta. Además el trabajar en un empresa que busque el bienestar del otro dota de un sentido distinto el trabajo que uno mismo hace pues se siente participe de algo más grande que solo el trabajo. Pero además es necesario recordar que todo trabajo dignifica, por lo que estemos donde estemos debemos buscar darnos al máximo de nuestras capacidades y posibilidades en cada una de las circunstancias que tengamos, buscando siempre dar todo de nosotros mismos a los demás a lo que hagamos y trabajar siempre haciéndolo para poder cumplir el Plan que Dios tiene para cada uno de nosotros.

    Nicole Pilco

    • ds2udep dijo:

      Te agradecemos por la ampliación, ojalá y las empresas colaboraran en propiciar un buen ambiente laboral que no solo implique generar utilidades, sino que también se preocupen por fomentar la motivación trascendental. Como indicas, el hombre al ser novedad pura en el mundo está llamado a dar una contribución única, y en la medida en que aceptemos esa misión es que ayudamos a los demás, acercándonos así a Dios, perfeccionando al mundo, a los demás a nosotros mismos.

  3. ds11udep dijo:

    Bueno el articulo pero quisiera agregar que son pocos los universitarios que consiguen practicas que les gustan , por lo que los que trabajan en algo para “pagar derecho de piso” no tendran la intencion de aprender lo que hacen y solo pensaran en el dia que le pagan para divertirse y desestresarse. Lo que se deberia de hacer son convenios con empresas para que el alumno elija el area de interes y pueda practicar en ella y dependiendo de su rendimiento se le renueva o no , pero almenos estara en un area donde de seguro lo disfrutara y querra aprender mas.

    Johann Hesse Velarde

    • ds2udep dijo:

      Gracias Johan, es una muy interesante propuesta. Creemos que esta alternativa se podría dar a largo plazo, en la medida en que una enseñanza que enfatice el crecimiento espiritual de los jóvenes pueda cambiar la visión materialista de varias empresas, pues es preciso que se entienda la importancia de la donación trascendental primero. Con las propuestas dadas, esperamos que cuando un universitario comprenda la importancia de darse a los demás, comprenderá que puede realizarlo de diversas maneras pues no debemos reducirnos a nuestro puesto de trabajo. Pensamos que la concientización es un primer gran paso.

  4. ds12udep dijo:

    Un tema importante aquí, es que para que el joven actúe de manera trascendente en esta etapa universitaria, debe tener aficiones. Son las aficiones las que guiarán a uno a que sepa qué camino tomar, cómo hacer las cosas para llegar a ese camino, y sobre todo, el por qué seguir adelante hasta lograr las metas trazadas. Por ello, según Natalia Ginzburg en su libro: “Las pequeñas virtudes”, es importante el rol de los padres dentro de este ámbito, pues como dice: “Ésta es, quizá, la única posibilidad que tenemos de resultarles de alguna ayuda en la búsqueda de una vocación: tener nosotros mismos una vocación, conocerla amarla y servirla con pasión, porque amor a la vida engendra amor a la vida.”
    Felicitaciones por el artículo.

    Andrea Meza Otoya

    • ds2udep dijo:

      Que bueno que te haya interesado el articulo Andrea, valoramos tu aporte. Por otro lado, será importante, como indicas, que los padres contribuyan al descubrimiento de las aficiones de los hijos y las apoyen pues gracias a éstas se facilita el hallazgo de la vocación gracias a la cual se logra la donación de la persona. En este artículo hemos optado por enfocar las soluciones un poco más al ámbito universitario, enfatizando que el universitario ha perdido la idea originaria de la universidad, dado a que pensamos que en el perfeccionamiento de estas personas se logrará el cambio en la sociedad a largo plazo; pero ello no le quita importancia a lo que nos dices.

  5. ds7udep dijo:

    Las personas no deben olvidar porqué escogieron la profesión u oficio a la cual se dedican. Si se dejaron llevar por el motivo material desde un comienzo es casi seguro que no descubrieron su verdadera vocación por lo que no se puede garantizar que sean profesionales competentes. Luego, el querer estudiar solo para adquirir mayores conocimientos puede llevar a una desviacion que se da por el exceso de poder, autoritarismo. Pero, si la profesion se elige pensando en el servicio que se brindará a la sociedad, y por el cual se logrará la felicidad quiere decir que se optó por seguir la vocación.
    El verdadero trabajo es íntegro si lo material y lo intelectual son dados y guiados por la motivación donal del servicio prestado.
    Gracias por ofrecer un interesante tema.

    Kriss Huertas Lecca

    • ds2udep dijo:

      Kriss, nos da mucho gusto que hayas comprendido el mensaje que queríamos transmitir. Esperamos que nuestro artículo sirva para que otras personas al igual que tú, le den mayor importancia a los motivos trascendentes al momento de la elección de su carrera. Consideramos de vital importancia este tema, puesto que solo así lograremos no solo perfeccionarnos a nosotros mismos, sino también a los demás, siendo así partícipes de un verdadero cambio integral en nuestra sociedad.

  6. ds4udep dijo:

    El tema es muy interesante. Estoy de acuerdo con que con que en la actualidad se está perdiendo el sentido donal del trabajo y es necesario fomentarlo. Sin embargo me parece que que este no sólo debe fomentarse en la universidad sino también en la secundaria. Con respecto a los cursos de humanidades y al voluntariado social, ¿cómo podrían aplicarse estas soluciones o planes en la secundaria?.

    Piero García Oré

    • ds2udep dijo:

      Piero, estamos de acuerdo con tu comentario, solo que para este artículo decidimos enfocar el tema en jóvenes universitarios, ya que ya han tenido oportunidad de hacer una elección tan crítica como es la vocación profesional. Creemos que en la etapa escolar, la aplicación de los cursos de humanidades es aún más fácil de llevar a cabo que en las universidades puesto que en las secuandarias dichos cursos ya pertenecen a las mallas curriculares que los alumnos deben llevar, solo haría falta el enfocarlos y profundizar en ellos. Con respecto al voluntariado social, crear facilidades para que los chicos participen después del colegio o los días sábados, como algunos colegios limeños actualmente hacen.

  7. ds14udep dijo:

    El tema que proponen es interesante pues, practicamente se puede decir que en trabajo, el hombre puede llegar a conocer su propósito en el mundo. En mi opinión, creo que hoy en día los universitarios limeños no buscan su misión que tiene que cumplir en la Tierra y solamente actúan por motivos extrínsecos, muy pocas veces se pueden ver a alumnos actuar por motivos intrínsecos, y para finalizar creo que se debería motivar a los estudiantes a llegar a actuar por motivos tracendentes y pueda llegar a perfeccionarse como tal.
    Juan Ypanaqué

    • ds2udep dijo:

      Gracias por tu opinión Juan. Esperamos que este artículo pueda concientizar a los jóvenes y de esta manera primen en ellos los motivos trascendentes. Sabemos que el camino no es fácil puesto que muy pocos son los jóvenes que en verdad es esfuerzan por vivir el sentido donal en el trabajo, pero estamos convencidas de la gran importancia que tiene y de que si de verdad queremos generar un cambio integral en la sociedad, es la buena manera de lograrlo.

  8. ds10udep dijo:

    Esta bueno el artículo, pero me parece que la actitud de los jóvenes, va un poco de la mano en que cada vez la vida es más y más dura, es decir uno tiene que trabajar duro para conseguir una vida de calidad. ¿De que manera se puede manejar esta preocupación? ya que esto es lo que generalmente hace que la gente empiece a trabajar no para “cambiar el mundo” sino para el bien propio; y por esto me parece es de que se pierde la actitud donal hacia el trabajo. ¿Como creamos un cambio de actitud frente al trabajo, para beneficio de los demás y no solo del propio?

    Gustavo Luque

    • ds2udep dijo:

      Gustavo, estamos de acuerdo contigo en que la vida es cada vez más competitiva y que es dura la lucha para conseguir el bien propio, pero creemos que esta debe basarse en la priorización de los motivos trascendentes, y es por ello que hemos desarrollado este tema. Consideramos compatible el sentido donal del trabajo con el beneficio propio, en el sentido de que al esforzarse por trabajar por destinarlo a los demás, nos preocupamos por ganar competencia en lo que hacemos, siendo esto reconocido y admirado por todos, recibiendo una compensación justa por ello.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s