Venta de Alcohol a Menores de edad

La venta de alcohol a menores de edad es un problema que viene siendo arrastrado por nuestra sociedad desde hace ya mucho tiempo, y somos culpables todos. A pesar que sí existe una ley que prohíbe este comportamiento, los vendedores de bebidas alcohólicas siempre se han hecho “los de la vista gorda”, pero el problema no solamente esta en estos negocios imprudentes, que lo único que quieren es vender a toda costa, la falta de control y regulación por parte de las autoridades es otro aspecto del cual habría mucho de que hablar, y es que no basta con que la ley exista, hay que hacerla cumplir también. Otro factor determinante, que sigue impidiendo que se acabe con el consumo de alcohol en menores, es la falta de información en los centros educativos y la falta de dialogo entre padres e hijos, mientras no exista una prevención que comience desde el hogar y desde el colegio, difícilmente podremos erradicar este mal.

Pero, ¿cual es el motivo de consumo? Los jóvenes afirman que el alcohol tiene unas “consecuencias positivas”, entre las que destacan, las sensaciones de alegría, de euforia, desinhibición, de superación de la timidez, de una mayor posibilidad de diversión y de una mejor capacidad para relacionarse e integrarse con otros grupos de personas.
Javier Galdós, psicólogo de profesión y con amplia experiencia en educación de menores, nos cuenta un poco cuales son para él las causas de este consumo: “El tipo de consumo de los adolescentes hoy en día, tiene características particulares, mas que nada sociales diría yo, toman para seguir a los mayores y para sentirse importantes frente a los demás. Los adolescentes suelen decir que ellos consumen alcohol para divertirse y sostienen que los adultos toman porque están depresivos. Por lo que he podido observar y escuchar, los adolescentes consumen por diversión, para pertenecer a un grupo, para sentirse importantes frente a sus amigos y a su entorno en general. Es importante también tener en cuenta que hoy en día tener acceso al alcohol no es muy difícil y que recién se está empezando a tener conciencia por este tema” y continua, “los tiempos han cambiado y la cultura que se está impregnando de alguna manera en los jóvenes es una cultura liberal llena de vicios. Hace unos cuantos años la diversión era sana, consistía en actividades o reuniones sin tanto descontrol, sin embargo en estas épocas, como indique anteriormente, no es raro ver a un joven con alcohol en mano.

Algunas características que se pueden mencionar, que están muy relacionadas al consumo de alcohol por parte de personas menores de edad son:

• El consumo se intensifica los fines de semana, que es donde se dan con mayor frecuencia las relaciones sociales.
• Se buscan constantemente nuevos motivos para sobrepasar los niveles de alcohol.
• Al no contar con mucho dinero, por ser todavía menores de edad, se suele comprar el trago más barato, que muchas veces son los más perjudiciales para la salud.
• El consumo se puede dar en hogares donde no existe la supervisión cercana de un adulto o en algún lugar público de reunión.
• Llegar al estado de embriaguez es más común a esta edad, donde todavía no existe un fuerte poder de autocontrol.
• En muchos casos se da la presión grupal por parte del entorno de amistades.
• Los jóvenes relacionan en gran medida el consumo de alcohol con una intención de demostrar una edad adulta.

Como ya se mencionó, los jóvenes ven en el consumo de alcohol algunas “consecuencias positivas”, sin embargo las consecuencias negativas reales son mayores y en muchos casos pueden ser irreversibles, algunos de estas consecuencias son: los problemas sexuales, en chicos problemas de erección, y en chicas problemas de menstruación; problemas de obesidad, el alcohol, que generalmente esta relacionado con la comida grasosa, es sumamente dañino para la salud del cuerpo; enfermedades como la cirrosis, la gastritis y problemas con los riñones; cáncer de boca, de páncreas, de hígado, de estomago, etc; riesgo de volverse dependiente, o de incluso ser el inicio para entrar en el consumo de alguna droga.

Ante esta situación ¿donde están los padres, o donde están los adultos o autoridades para terminar con esto? Javier nos dice: “No es raro ver a un adolescente beber hoy en día, los puedes encontrar en cualquier lugar, en discotecas, bares y hasta en parques. Los adolescentes de nivel socio-económico A y B, lo hacen en grupos, comúnmente en los encuentros previos a una salida para la discoteca o para una fiesta, conocidos actualmente por los adolescentes como “previos”. Estas reuniones suelen hacerse en casa de alguno de los jóvenes, ante la ausencia de sus padres o ante la despreocupación de ellos. Compran grandes cantidades de alcohol, en los supermercados, bodegas o grifos, donde el control por parte de las autoridades brilla por su ausencia, y donde existen vendedores inescrupulosos que solo buscan su propio beneficio. Otros jóvenes con menos recursos económicos, consumen alcohol en las calles, sentados en la vereda, en los parques o en cualquier otro lugar de la calle. Casi siempre con un grupo de amigos y tratando que sea en un lugar lejos de sus casas o donde no tengan algún familiar cerca. La falta de supervisión por parte de los padres en estos hogares es el factor crítico, ya que los hijos tienen la libertad de hacer lo que quieran y piensan que lo que hacen es lo correcto o que no tiene nada de malo porque no hay una persona mayor cercana que les diga lo contrario”.
Lamentablemente, en nuestra sociedad cada vez es más frecuente y visto como algo “normal” el consumo de alcohol por jóvenes que aun ni han acabado el colegio. El tomar con ligereza este tipo comportamientos es justo lo que ocasiona el aumento de las cifras de menores de edad que consumen alcohol y de la edad de inicio de este consumo. No hay que olvidarse que estamos hablando de personas muy jóvenes que todavía no tienen ni la fortaleza ni el dominio propio como poder manejar cosas como el alcohol y sus límites. En este caso, los padres son los grandes responsables de este tipo de comportamientos, el ser muy permisivos con sus hijos y darles demasiadas libertades contribuye a que ellos hagan lo que les da la gana, o tomen decisiones que no les corresponde por su corta edad. Como ejemplos de permisividad se podría comenzar hablando sobre los permisos de salidos y los horarios de llegada ante una salida nocturna. Los padres cada vez ceden más ante las peticiones de salida de sus hijos, es frecuente actualmente que los jóvenes salgan hasta altas horas de la noche hasta por tres días consecutivos, incluso días de semana como un miércoles o jueves, olvidando las responsabilidades que se tienen, que en el caso de un joven sería su responsabilidad ante los estudios. Y si hablamos de las horas de llegada, se podría decir que con el tiempo estos horarios cada vez se han extendido, llegando hasta el punto que actualmente los jóvenes muchas veces no lleguen a sus casas sino hasta una vez que haya amanecido, y si tienen funciones que cumplir en el día hacen lo que popularmente se conoce como “irse de boleto”, que es simplemente no dormir después de una salida nocturna. Esta claro entonces que si no se educa desde el principio en cosas como esta, será muy difícil después querer controlar el consumo de alcohol en los hijos.
Otra mala costumbre de los padres, que cada vez es más común, es invitarles alcohol a los menores de edad en reuniones familiares, como una forma de integrarlos en las conversaciones o en el ambiente de celebración, pero lo que se ve como algo inofensivo y “normal” es sin querer un incentivo a un consumo mayor más adelante y sobretodo a un incentivo a ver esto justamente como algo “normal” porque se hacia en presencia de los padres o de la familia. Por eso, la formación en el hogar es fundamental, la rectitud por parte de los padres con respecto a la diversión de los hijos es un factor primordial si no se quiere tener futuros problemas mucho mas grandes, y es que ser permisivos con el consumo de alcohol a una edad precoz es el punto de partida para una futura permisividad con otro tipo de vicios mucho peores.
Javier les deja un mensaje a todos los padres con hijos que están entrando a la etapa de la adolescencia: “es fundamental que estén presentes en el día a día con sus hijos. Estar con ellos, escucharlos, hablarles del tema antes de que ellos lo averigüen solos, preguntarles, dejarlos expresarse y protestar de lo que sienten sin reprocharles por las cosas que dicen. Acompañarlos siempre que se pueda y que ellos lo necesiten. Saber dónde están y con quienes, cuales son sus grupos de amigos y cercanos, de donde provienen estos amigos y que perfil y antecedentes tienen. Estar atentos a las nuevas presencias y nuevos lugares, siempre averiguar a donde van y que tipos lugares son estos. Sería interesante también, seguir asistiendo a las reuniones de padres en los colegios, solicitar reuniones con sus profesores para ver cómo les va en el colegio, hablar con profesores cuando algo les llame la atención, a fin de aclarar cualquier duda o inquietud, antes de enterarse de las cosas peor modo.

Ahora, no solo son culpables los padres, como se dijo en un principio, somos culpables todos. A pesar que se encuentra prohibido por ley, y que se puede sancionar con multas, clausura de establecimientos, y retiro de la licencia de funcionamiento, el 90% de establecimientos visitados por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) vendía bebidas alcohólicas a menores de edad, repitiéndose esta mala conducta no solo en bodegas o licorerías sino también en supermercados y discotecas. Entonces no es raro escuchar cifras como las de DEVIDA (Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas) que realizó encuestas a 500 mil escolares, en las que el 47.6% de encuestados que cursaban el quinto año de secundaria consumía alcohol y el 40.2% hacía lo propio cursando el cuarto año de secundaria. Algunas otras cifras importantes de DEVIDA, nos muestran que hoy en día en nuestro país, el promedio de edad de inicio para el consumo de alcohol es de 13 años en hombres y 14 años en mujeres.

No se puede decir que las leyes que protejan al menor no existen, de hecho si existen, por ejemplo, en enero del 2010, entró en vigencia el reglamento de la Ley 28681, donde se establece como falta muy grave la comercialización de bebidas alcohólicas a menores de edad, las multas por infringir esta norma son de hasta 3600 soles. El Director Ejecutivo de la Asociación de Emprendedores, Ricardo Torres, señalo: “Esta ley afecta a todos los que quieran vender alguna bebida alcohólica a menores de edad. La idea es que los vendedores se sientan orgullosos de hacer negocio y para ello es necesario ser responsables, no le podemos vender alcohol a menores de edad”, y continuo, “Si un chico va a comprar alcohol, no podemos pensar que lo que pague nos hará más rentables, eso es mentira, debemos decirles que no, si un chico va y dice mi papá me envió a comprar, debemos responderle que mande a su papá, tenemos que educar”. Tampoco se puede decir que no existe iniciativa por parte del estado o que las sanciones no son los suficientemente fuertes, por ejemplo, hace unos meses, se puso en marcha el plan “Hora Segura”, aprobado por el Concejo Metropolitano, en este se establece que se multará con 7200 soles a licorerías, bodegas y grifos, que vendan bebidas alcohólicas pasadas las 11pm y a restaurantes, discotecas y bares que lo hagan pasadas las 3am. Esta norma también prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública e incluso al interior de vehículos estacionados. Si bien esta no es una medida que afecte directamente la venta de alcohol a menores, si es una buena alternativa para lograr una mejor fiscalización y control de locales que venden estos productos. Sin embargo, de nada sirve una buena ley, un buen proyecto o una fuerte sanción si no existe un adecuado control y fiscalización por parte de las municipalidades o del propio estado, tampoco sirven de mucho si la gente, a pesar de los esfuerzos que se hace, no toma conciencia y comienza a diferenciar lo que esta bien de lo que no lo está.

Ante toda esta situación surge una pregunta muy importante ¿Qué se puede hacer para erradicar este mal de nuestra sociedad? Lo primero que se tendría que hacer es concientizar a los padres para que eduquen a sus hijos ha llevar una vida saludable, que los involucren con actividades culturales o deportivas que los mantengan alejados del consumo de alcohol y drogas en sus tiempos libres. Otra acción importante a tomar sería, implantar programas de información a manera de prevención, sobre los daños que causa el alcohol a las personas, sobretodo con el consumo a temprana edad, en todos los colegios a nivel nacional y desde el primer grado de secundaria. Promover las visitas de personajes públicos a los colegios, contando sus experiencias y lo importante que es para ellos el mantenerse alejados del alcohol para desempeñarse de la mejor manera en lo que hacen, seria una buena iniciativa. La participación de las municipalidades también es sumamente importante, una mayor supervisión y fiscalización, colocando mas unidades de control como serenazgos y patrullares sobre locales de venta de alcohol, junto con sanciones más fuertes hacia los establecimientos que infrinjan la ley seria un buen comienzo. El control sobre el ingreso de personas menores de edad a las discotecas o a locales donde se produce la libre venta de alcohol es vital para acabar con este mal. La colaboración de los propios vecinos y padres de familia para poder detectar con mayor facilidad las bodegas o pequeñas tiendas que venden trago a menores también sería importante. Las empresas que vendan bebidas alcohólicas podrían también ser las primeras encargadas de brindar información en sus productos sobre los daños que produce el alcohol, tal como se hace en la actualidad con las cajetillas de cigarro. Y por último, continuar con campañas como la de “Sumate +18” que fomenten una conciencia de “hacer lo correcto” y de buscar el bien común de la sociedad peruana.

Conclusión:

Podemos concluir como grupo que, si queremos cambiar las cosas como se vienen dando, todos tenemos que poner de nuestra parte, no es suficiente pararnos a ver que cosas hace el gobierno o que cosas hace la empresa privada para solucionar este problema, esta en nosotros el no seguir permitiendo que se venda alcohol a menores, denunciemos cuando se infrinja la ley, seamos parte de las campañas de sensibilización y sobretodo cuando nos toque el momento, démosle una buena educación a nuestros hijos.

Esta entrada fue publicada en educación, familia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

68 respuestas a Venta de Alcohol a Menores de edad

  1. Pingback: Venta de Alcohol a Menores de edad… colabora con prioridad00, informa y nosotros lo denunciaremos. | Prioridad 0,0

  2. ds2udep dijo:

    Este tema es cada vez más preocupante en nuestra sociedad y por ello concuerdo con que la responsabilidad en ello pesa sobre todos, y sería primordial ver que todos pongamos nuestro granito de arena para poder erradicar esta mala costumbre que lo único que traerá en el futuro es profesionales, padres y ciudadanos mediocres y sin valores incapaces de sacar a una sociedad como la nuestra adelante. Hago hincapié en los consejos del especialista para que todos tomemos conociencia de esto y podamos forjarnos como buenas personas capaces de hacerle frente a todos los obstáculos de la vida e ir en pos del bienestar común.
    Elvira Quispe Guadiamos

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, y es bueno saber que coincidas con nosotros. Este es un tema de interés general, la futura sociedad depende de como empiezan a crecer los jóvenes de hoy, que valores se les inculcan, y es por esto que si queremos que nuestra sociedad sea correcta en un futuro, debemos de empezar a madurar la idea de educarlos.

      Gracias

  3. ds15udep dijo:

    Opino, que el tema del consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad, es un problema que se debe tratar no sólo haciendo que se cumplan las leyes o sanciones que existan con respecto a ello, sino que también es un problema que surge en la familia. Es importante que recordemos que la familia es el lugar primario de humanización de la persona y de la sociedad, si hay una buena formación en la familia, los jóvenes, a pesar de la presión social, serán capaces de tomar una decisión sobre lo que está bien y lo que no y está capacidad para discernir debe ser cultiva en casa. Por otra parte, según lo leído, estoy de acuerdo en que si es importante que haya un seguimiento en cuanto al cumplimiento de leyes que impiden vender bebidas alcohólicas a menores de edad, y además promover campañas sociales, en las que muchas personas que en muchos casos son modelos a seguir se unen a la causa por el bien social

    Andrea Elice Paurinotto

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, y que bueno que poco a poco más gente se de cuenta de que este tema es una cuestión de educación hecha en hogar más que en el colegio, ya que en la casa es donde uno adopta valores para la vida diaria.

      Saludos

  4. ds9udep dijo:

    Yo opino que es necesario educar a la sociedad peruana en cuanto al pensamiento porque nuestra sociedad se rige mucho por “romper las reglas”, “nos gusta lo prohibido”… Aunque en la actualidad eso es poco posible, debemos poner empeño en eliminar este problema que fluye con naturalidad entre los menores de edad puesto que los perjudicados a futuro seran ellos mismos.
    Luciana Carpio

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Es cierto que lo prohibido atrae y lo convencional aburre, sin embargo crear consciencia, no solo se trata de crearla en lo prohibido sino también en lo convencional que no siempre es lo correcto. Actualmente el consumo de Cerveza puede considerarse convencional, pero no necesariamente es bueno; una cerveza no hace daño pero el exceso de todo si.

      Saludos

  5. ds19udep dijo:

    Uno de los principales problemas del aumento de la venta de alcohol para menores es a mi parecer la informalidad y la falta de control. Si bien se hacen campañas contra la venta de este a los menores de edad, el Perú es un país en el que el canal de venta predominante es el tradicional, es decir bodegas y mercados. Estos puntos de venta, a diferencia de los supermercados, son mas difíciles de controlar y fiscalizar, por lo que la venta de alcohol a menores en su mayoría, se da por estos canales.

    Es por ellos que creo que la principal forma de frenar la venta de alcohol seria controlando estos canales de distribucion.

    Fabrizio Monopoli Marcionelli

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo que el consumo de alcohol también se dá por la negligencia de los vendedores, sin embargo al educar a los jóvenes con respecto a este tema hará que no estén yendo a comprar bebidas alcohólicas. Es una solución de doble cara, por decirlo de alguna manera.

      Saludos

  6. ds13udep dijo:

    Estoy de acuerdo con ustedes al decir que no debemos esperar con los brazos cruzados a que las autoridades u otras personas hagan algo al respecto. Todos como sociedad estamos involucrados en este gran problema y es por ello que todos desde donde estamos tenemos la obligación de aportar algo para la mejorar. Lo que falta son las ganas de involucrarnos y de entender lo grave que es este problema.
    La sociedad no se va ha educar sola, somos nosotros mismos los que la educamos.

    Silvana Espinosa

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, es verdad que es un problema de carácter social, en donde todos debemos de estar involucrados en el para evitar que se siga expandiendo. Todos debemos de aportar un granito de arena, siendo supervisores de nuestro alrededor, educando a terceros cuando tengamos la oportunidad.

      Saludos

  7. ds6udep dijo:

    Muchos adolescentes tienen problemas que no saben cómo sobrellevar y ven en el alcohol una salida porque al principio los hace sentir mejor o porque pueden olvidarse de sus problemas por un rato. Estos jóvenes necesitan de adultos comprensivos que los ayuden a resolver sus problemas de un modo más sano.
    Beber alcohol es malo para el cerebro y para la salud. El alcohol vuelve más lento o deprime el cerebro, modifica la capacidad de las personas para pensar o ver las cosas como son. Los adultos son los responsables de formar a los jóvenes, enseñarles a respetar y a que deben ser respetados, a cuidarse más a sí mismos y sobre todo a realizar mejores decisiones.
    Las leyes que retrasan la edad permitida para el consumo de alcohol, se hacen pensando en que un joven de 18 o 21 años puede tomar mejores decisiones.

    Silvana Ponce de León Jara.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, estamos de acuerdo contigo en que debemos de educar a los jóvenes tratando de hacer que entiendan el hecho de que el alcohol no es la solución de los problemas, el alcohol estaría agravando el problema ya que es un depresivo, por lo que puede llevar a cosas peores.

      Saludos

  8. ds6udep dijo:

    Este problema me parece muy importante de tocar, ya que cada vez es más temprana la edad en la que los jóvenes comienzan a tomar bebidas alcohólicas. Este problema no es solo de los padres, como mencionan, sino de la sociedad en la que vivimos, que vende trago a los menores de edad a pesar de saber que está mal porque los perjudica y a pesar de que existen leyes que los amonestarían con grandes multas.
    La iniciativa que tomo la Municipalidad, de poner una hora tope de venta de alcohol, me parece que es una buena idea porque así se podrá poder controlar, hasta cierto punto, la venta a los menores de edad.
    El Estado debería crear más conciencia en los ciudadanos sobre el daño que les hacen a los jóvenes, y cómo deberían comportarse.

    Kiyomi Olivares Yamasato

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, de hecho la idea de poner horas de corte en las ventas de alcohol ha ayudado de cierto modo en la reducción del consumo de alcohol, sin embargo esto disminuyó en las personas generalmente mayores de 18 años, quienes están aptos a comprar. Los menores de edad son de alguna manera carroñeros en lo que es el consumo, ya que generalmente ellos no compran (hay excepciones).

      Saludos

  9. ds2udep dijo:

    El consumo de alcohol por parte de los menores de edad es un tema de mucha importancia y me parece bien que lo hayan desarrollado. Estoy de acuerdo en que todos debemos tomar cartas en el asunto para poder eliminar este problema ya que la sociedad somos todos y no sólo el Estado o la Municipalidad. El mensaje que nos deja el especialista me parece muy acertado ya que los padres son las personas que más influyen en la vida de un hijo y por ende debe de haber una buena relación y comunicación. Respecto a los lugares que aún venden alcohol a menores de edad deberían tener una mayor sanción, las autoridades deberían ser mas drásticas.

    Justine Sotil Vilca

  10. ds16udep dijo:

    Los adolescentes o jovenes de ahora creen que teniendo mayor cantidad de alcohol en la sangre la pasaran mejor, pero esto los va perjudicando tanto mentalmente como fisicamente, a mi me da mucha risa cuando un padre le dice a su hijo que no tome cerveza cuando este toma, me parece una tonteria, todo debe comenzar del ejemplo, y claro es verdad la sociedad tambien daña, y es por eso que debes de poder llegar a tu hijo, tener una comunicacion de amigo y no controlarlo para poderlo orientar. El estado puede poner las cartas en la mesa, pero al final uno elige su propio bien y muchas veces caemos en lo mismo.

    Renzo Jiménez L.

  11. ds14udep dijo:

    Me parece muy bueno su punto de vista respecto a este tema, ya que hoy en día hay muchos adolescentes que estan cayendo en este mal y es bueno ponerse a pensar desde ahora cómo poder ayudar y como prevenirlo. Leyendo su artículo, veo que hacen mucho énfasis en la responsabilidad de los padres frente al consumo del alcohol, pero me gustaría saber que opinión o observación tienen ustedes en el caso de los adolescentes con padres alcohólicos, puesto que en estos casos estos jóvenes crecen con esta imagen o visión de vida; que si bien es cierto no es el correcta, no tienen otra forma de ver el consumo de alcohol como algo malo…ustedes que sugerirían para poder apoyar a estos adolescentes?

    Andrea Vásquez Farfán

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, de hecho las familias con padres o jefes de casa con problemas de consumo de alcohol hacen que esto se vea “normal” por lo que cuando los hijos crecen, no piensan de esto como algo malo, pero lo que no se dan cuenta es de que para ellos es normal, pero no es aceptado por la sociedad. En estos casos me parece que es bueno que el gobierno intervenga al igual que la escuela para que de este modo se pueda identificar a aquellos jóvenes involucrados en estos casos y tratar de ayudarlos.

      Saludos

  12. ds11udep dijo:

    Me parece un excelente articulo, muchas veces el problema no son los mismos jovenes , sino los padres que tienen la mala costumbre de consumir bebidas alcoholicas al frente de ellos y no explicarles lo que significa hacerlo, por lo que los jovenes o niños asumen que es algo normal y sana. Sin embargo muchas investigaciones científicas han demostrado que los factores genéticos tienen influencia sobre el alcoholismo. Estos descubrimientos demuestran que los hijos de padres alcohólicos son hasta cuatro veces más propensos a desarrollar problemas con el alcohol que el resto de la población general.

    Johann Hesse Velarde

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario, estamos de acuerdo que no todo es culpa del jóven sino también de la crianza que tuvo en casa, sin embargo los genes también están involucrados, pero todo esto si seguimos el árbol genealógico llegamos a un punto en donde la educación es lo que empezó con esto porque no existe tal cosa como un gen alcohólico, por lo que todo tuvo un inicio con el consumo y esto logró que sus descendientes sean más propensos a caer en el consumo de alcohol, es por esto que la educación y crear consciencia es tan importante.

      Saludos

  13. ds18udep dijo:

    Si bien es buena idea poner sanciones a las personas que venden alcohol a menores, obligar a las empresas a informar a la población sobre este tema o por último, prohibir el consumo de alcohol a nivel mundial, se debe tener en cuenta que lo prohibido atrae más la atención de los adolescentes, por lo que las alternativas planteadas me parecen buenas. Además, estoy de acuerdo con ustedes en que los padres influyen mucho con su ejemplo.

    Maria Isabel Rospigliosi Piedra

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, con respecto al tema de prohibir el consumo de alcohol, me parece que es un poco extremo, ya que a quien no le gusta de vez en cuando tomar algo rico, obviamente sin excederse, pero te imaginas como sería si se prohibe el consumo?, las empresas que se dedican a la fabricación y/o comercialización o transformación de bebidas alcohólicas que generan realmente grandes cantidades de dinero aportando de manera significativa al PBI de cada país, de este modo millones de personas se quedarían sin trabajo, existiría más estrés, se podría reemplazar el alcohol por las drogas, ya es un tema de ver un poco más ayá las consecuencias de estas acciones.
      Saludos

  14. ds17udep dijo:

    Es responsabilidad tanto del Estado como de los colegios y de las propias familias, el tomar medidas preventivas eficientes contra el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad. Me parece que el Estado, independientemente de la aplicación de las leyes, desde el prohibir la venta de alcohol a menores de edad hasta las sanciones respectivas debería informar constantemente a través de todos los medios posibles sobre los efectos negativos de su consumo, porque esto contribuiría a concientizar a la sociedad sobre este problema. Por otro lado los colegios tendrían que orientar a los niños y jóvenes sobre los peligros de los efectos del alcohol y asimismo intensificar el deporte escolar. Y finalmente, los padres no solo deben prohibir el consumo de alcohol en sus hijos sino darles fundamentos sólidos para convencerlos del daño tremendo que les ocasiona.

    Alejandra León Caillard.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, estamos de acuerdo con el hecho de que no basta que las familias prohiban el consumo, recuerda lo prohibido atrae, más bien las familias deberían de inculcar valores sólidos para que de alguna manera los jóvenes se den cuenta de lo bueno y malo. Por otro lado el estado y los colegios deberían de reforzar lo enseñado en casa.

      Saludos

  15. ds11udep dijo:

    Creo que el aporte de Javier Galdós es muy interesante, actualmente se ve que muchas personas hacen cosas simplemente por seguir a los demás o porque les hacen creer que eso es lo que debes hacer para sobresalir y si no lo haces entonces eres un quedado o tonto, estas personas aparentan ser muy seguras y por así decirlo “valientes” cuando en realidad necesitan seguir a los demás por miedo a quedarse solos y esta podría ser una causa del aumento de consumo de alcohol en menores aunque a mi parecer algo que afecta mucho más a esta cifra son los problemas domésticos y el hecho de que mucha gente acude al alcohol para poder olvidarse de sus problemas y pasar un momento “agradable”.

    Carlos Freire

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. El hecho de ser rechazado por no consumir alcohol, ya es un tema de pensamiento en la sociedad, es cosa de crear una nueva corriente de pensamiento con ACTITUD, en donde los jóvenes no se sientan rechazados por ser sanos.

      Saludos

  16. ds8udep dijo:

    En el Perú, la formación y mentalidad de los vendedores, es que todo lo ven plata y no piensan en las consecuencias negativas que puede traer, en este caso la venta de alcohol a menores de edad, el estado, como ustedes mencionan, debe poner mano dura y sancionarlos económicamente o clausurando el local de venta. Pero por otro lado, se encuentra la formación que tienen los menores de edad en presionar e insistir a los vendedores para que estos le vendan, por ello se debe tener una formación tanto en el colegio como en la familia, realizando una serie de charlas e informándoles lo malo que puede llegar a ser el alcohol, ya que los menores son el futuro de la sociedad, y si se continua así, no llegarán a ser buenos profesionales.

    Manuel Núñez Copa.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario, es bueno saber que varias personas piensan de la misma manera, la correcta, en querer cambiar el pensamiento de los vendedores y que la familia se involucre en estos casos.

      Saludos

  17. ds17udep dijo:

    Este tema, cada vez es más preocupante porque se ve que hay un descontrol en los jóvenes con el consumo del alcohol. Sin embargo, este problema debe empezar a solucionarse en casa, es decir, que los padres tomen las medidas correspondientes para inculcarle a sus hijos mayor conciencia sobre este problema. Además, los puntos de venta deben involucrase exigiendo los documentos de identidad momento de realizarse la compra para cerciorarse que estos jóvenes sean mayores de edad. Así mismo, me parece bien que algunas empresas como Backus promuevan campañas publicitarias como “Súmate más 18”, logrando así sensibilizar al público sobre la importancia de la no venta y consumo de bebidas alcohólicas en los menores de edad.
    Lita Tipacti Almora

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario. Recuerda que la educación empieza en casa, es bueno saber que piensas de esa manera. Las campañas de publicidad ayudan, pero de nada sirve si no se inculcan valores.

      Saludos

  18. ds8udep dijo:

    Pienso que el consumo de alcohol en menores es una realidad que siempre ha existido. ¿Quién no tomó al menos vino en el almuerzo cuando era pequeño? No digo que no se deba prohibir el consumo, ni tampoco aduzco de que porque “todos” lo hacn está bien. Creo que lo importante es educar bien a los hijos, dándoles un buen ejemplo, para así poderles dar consejos a fin de evitar futuras consecuencias negativas. Todo debe regir por la modración.

    César Marchena

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. El consumo de alcohol, es un habito, mientras uno realice una actividad por más tiempo se convierte en un habito, si uno empieza a probar poco a poco alcohol, desde chico se puede convertir en un habito es cosa controlarse.

      Saludos

  19. ds8udep dijo:

    Aquí se tocan dos temas muy interesantes: 1) la venta deliberada de alcohol a menores de edad y 2) el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad. En el primer punto es innegable la necesidad de una legislación dura a aquellos inescrupulosos que venden alcohol sin el control necesario, pero sobre todo la convicción de contribuir a la mejora de la sociedad evitando la facilidad al accesos a bebidas alcohólicas. En el segundo punto se describe claramente el papel fundamental de la familia en el desarrollo de la sociedad. Es necesaria un cambio de mentalidad basada en la prevención y no en el castigo cuando el daño ya está hecho.¿Consideran que la educación en valores es fundamental en la formación escolar como una asignatura formal, o tan solo debería ser un aspecto de índolo familiar?

    Carlos Aguinaga

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario, estamos de acuerdo con el hecho de que la educación debería de venir tanto del hogar como de la escuela, pero mi consulta es ¿donde existe mayor posibilidad de que los jóvenes hagan caso en casa o en la escuela? En casa de todas maneras, por lo que la educación fuerte debería de ser en casa y la escuela debería de reforzar esto.
      Saludos

  20. ds9udep dijo:

    Lamentablemente vivimos en una sociedad que día a día lucha por su única y completa conveniencia sin importar las consecuencias que estas puedan traer como es el caso de la venta indiscriminada de alcohol a menores de edad, es aquí donde el estado tiene que intervenir con medidas correctivas e inmediatas para poder frenar en los diferentes canales la venta de alcohol a menores, pero sin duda gran parte de la responsabilidad esta en los padres para que desde un inicio les enseñen a sus hijos que actos están bien y cuales no pero lo mas importante enseñarles a decir no cuando deban hacerlo y así no tomar decisiones por una simple presión social.

    Ana Gabriela Garro

  21. ds4udep dijo:

    Son interesantes las razones que producen la realización del consumo de alcohol por los menores de edad y algunas alternativas de solución. ¿Cuáles serian las estrategias que deberán plantear tanto el gobierno nacional como los gobiernos regionales y locales para que al momento de aplicar la ley sin contemplaciones se reduzca en primer lugar la corrupción y posteriormente la venta de alcohol a menores de edad a fin de que los que se hacen de la “vista gorda” sean sometidos a la ley?

    Vanessa Icaza Barrantes

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. El gobierno tiene la obligación de mantener el bienestar social, y dentro de esto está enlazado el hecho de que debemos de vivir en armonía, no hay una estrategia única para esto, sin embargo podríamos empezar por eliminar a los corruptos, para que de este modo nadie se haga el de la “vista gorda” y empiecen a tomar consciencia.
      Saludos

  22. ds17udep dijo:

    el articulo me parecio muy interesante,tienen mucha razon al decir que si queremos cambiar las cosas todos tenemos que poner de nuestra parte y no solo esperar a que el gobierno o las empresas tomen cartas en el asunto,ya que la sociedad somos nosotros,depende de nosotros.Hoy en dia lamentablemente las personas actuan por su propia conveniencia,un ejemplo de esto son los bodegueros que le venden alcohol a los menores de edad simplemente para ganar plata,sin antes pensar en el daño que pueden generar,ya que puede ser el inicio de una enfermedad que puede no solo destruir una vida,sino varias.
    Fernanda Ramirez

  23. ds5udep dijo:

    Creo que este tema es uno muy importante y que no se le da la debida importancia en el Perú, ya que muchas personas ni siquiera lo consideran un problema. Creo también, que las soluciones planteadas son buenas pero aun así no me convencen del todo, ya que no creo que solo baste con decirles a los chicos que el alcohol es malo, porque si este es bebido en moderación, no hay problema alguno, por eso, pienso que el problema mas va por el lado de enseñarles a los chicos desde jóvenes a tener mayor moderación y no consumir alcohol en exceso.

    Andres Flores Lopez

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario. El hecho de educarlos, va un poco màs ayà de decirles que el alcohol es malo, es crear consciencia de consumo, ya que es casi imposible evitar que no se consuma. La idea es que en caso de que se consuma, no se empiece a tan temprana edad, por temas de desarrollo de los jóvenes, y que se consuma con moderación.

      Saludos

  24. ds15udep dijo:

    Me parece un muy buen articulo. Considero que el hecho que los menores de edad consuman alcohol es porque la publicidad lo asocia con diversión y fiestas. Los menores de edad que consumen alcohol,en su mayoría adolescentes, creo que lo hacen por querer experimentar saber lo que es la vida de “grande”. Saben sobre algo al respecto, es decir sobre la relación que tenga la publicidad sobre el consumo de alcohol en menores

    Alvaro Navarro

    • ds10udep dijo:

      Gracias por el comentario. La idea que podemos inculcar en la sociedad es de que el alcohol no es el único modo de divertirse, la diversión no está directamente relacionado con el consumo de alcohol.

      Saludos

  25. ds18udep dijo:

    El promedio de edad de inicio para el consumo de alcohol cada vez es menor por lo que debemos darle una gran importancia a este problema, si bien es cierto que el poner leyes o sanciones podría reducir los índices de alcoholismo en los jóvenes, yo opino que la educación, respecto a este tema, debe empezar en el hogar, son los padres o hermanos mayores quienes deben de enseñar con el ejemplo a los jóvenes.

    Paola Cayo Oballe

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Es bueno saber que coincidimos en el hecho de que todo empieza en casa, si no se empieza a reforzar en casa, no se puede reforzar mejor en otro lugar.

      Saludos

  26. ds12udep dijo:

    Creo que todos nosotros o gran parte hemos pasado lo antes expuesto, es ahora que puedo decir cuando veo a menores de edad en esta fase siento que son personas sin personalidad desarrollada, es aquí donde me parece que el desarrollo de una identidad temprana ayudaría mucho en este tema, además es importante destacar que las personas durante la adolescencia tenemos un gran crecimiento en lo intelectual y el licor se encarga de matar miles de neuronas cuando nos excedernos en su consumo.

    Javier Ramírez Avalos.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tus comentarios. Coincidimos que todo esto es cuestión de ACTITUD, la actitud debe de empezar a formarse desde edades más tempranas, es saber decir NO.

      Saludos

  27. ds18udep dijo:

    Muy interesante el articulo, ya que es un tema que no se le toma mucha importancia en la actual sociedad. Debería importar su tratamiento, pues el consumo del alcohol genera graves consecuencias: deficiencia del nivel intelectual, accidentes, debilitamiento en relaciones personales, etc.

    El gran argumento, como el articulo lo menciona, son las sensaciones de “alegría” que produce el consumo de alcohol; sin embargo, se debe tomar conciencia de que esta “alegría” es momentánea y los males que puedan venir de el son muchos mas graves.

    Fátima Cipriani.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, como sabemos el alcohol tiene efecto de depresión, en el momento puede ser euforia, sin embargo luego se convierte en depresión y puede traer problemas grandes, por lo que es bueno hacer que esto sea conocimiento de todos.

      Saludos

  28. ds21udep dijo:

    El artículo me pareció muy interesante, estoy de acuerdo con que la responsabilidad de este problema cae sobre todos y todos debemos resolver el problema como sociedad. También una de las causas es la falta de control de los padres hacia los hijos, pero qué ocurre cuando los padres son conscientes de todo este problema y aún así no hacen nada para controlarlo? se podría tratar también como solución el no aumentar el control sobre los menores, sino aumentar la educación en ellos sobre estos temas?

  29. ds8udep dijo:

    Considero que este problema de la venta de alcohol a los menores debe ser fuertemente sancionado, tanto como para el que vende como para el que compra. También creo que sería conveniente tomar otras medidas de prevención, como colocar camaras o aumentar la vigilancia de zonas donde es posible adquirir botellas de bebidas alcoholicas. Estoy de acuerdo con el grupo al decir que cada uno tiene que poner su “granito de arena” y causar la mejora de todo esto desde su casa. Basta que uno sepa esto y lo ejerza para que ya haya un avance.

    Fernando Andre Darcourt Díaz.

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario. Estamos de acuerdo a sancionar, pero si no se toma acción en temas de educación, estaríamos sancionando a todo el mundo y recuerda que todo debe de tener un sustento, sería invertir mucho dinero en el sistema de tracking para sancionar todo.

      Saludos

  30. ds9udep dijo:

    Creo que el articulo es muy bueno. Es un tema muy importante en la actualidad pero que su vez no se está tomando mucho en cuenta ya que las reglas no están siendo respetadas. Es por eso mismo que coincido en que el hecho no se trata de solo dar leyes sino de las personas en sí, porque de nada sirve un gobierno dictado por leyes sin personas que pongan de su parte para hacerlas cumplir, y que mejor si esas personas han recibido una buena educación que provenga de casa, una educación llena de valores y principios morales que hacen mejor a la persona en muchos aspectos, dentro de ellos la responsabilidad.

    Vania Alosilla Sandoval

  31. ds10udep dijo:

    Todos los comentarios están buenos, principalmente porque concordamos en el tema de que todo empieza en casa. El hecho de inculcar valores a los niños desde casa influirá mucho en el comportamiento que tendrán en lugares públicos. Por esto es de que se deben de llevar a cabo charlas dirigidas a las familias o quizás a los padres de familia de como empezar a educar a los hijos. Es cierto que actualmente el consumo de alcohol está iniciando alrededor de los 13 años, esto es realmente alarmante, y no debemos de dormirnos en nuestros laureles, más bien ya las personas deben de tomar acción con respecto a esto, y no solo corregir a sus propias familias, sino también a terceros en caso que tengan la oportunidad.

    En lugares públicos, la familia pueda que no tengan los ojos para ver lo que hacen sus hijos por lo que debemos de fomentar que personas se involucren también en la educación fuera de la familia, con terceros. Por ejemplo, un jóven de 13 años puede estar en el bulevar de Asia, y encontrarse con el hermano mayor de uno de sus amigos, el cual tiene acceso a alcohol, este chico mayor puede invitarle alcohol, sin embargo ahí es donde se puede empezar, es decir crear consciencia en mayores de edad para que corrijan a los menores de edad, en caso que vayan a consumir bebidas alcohólicas.

  32. ds16udep dijo:

    Me parece un artículo interesante ya que el consumo de alcohol en los menores de edad es un problema cada vez más frecuente, en el que no solo el responsable es el menor sino también la persona que le facilita la adquisición de este vicio. La solución de este problema debe empezar en casa donde los padres deben inculcar a sus hijos a tener mas conciencia sobre este problema. Si bien es cierto que las personas que venden alcohol a menores de edad deben recibir una sanción mas drástica por parte de las autoridades, nosotros no debemos de quedarnos sin hacer nada y esperar a que estas se cumplan porque sí, también depende de que cada uno de nosotros facilite el que se cumplan estas normas.

    Celeste Lastra Castillejos.

  33. ds5udep dijo:

    No sé qué tan necesarias sean las búsquedas de soluciones en el sistema de ventas y publicidad de bebidas alcohólicas. Cualquier solución que busque una mejora en la normativa del consumo del alcohol me parece que aportaría poco debido a la poca fiscalización que se pueda tener ante la venta. Este es un problema que a mi parecer es más individual que social, por lo que su solución estaría netamente en la educación de las personas. El alcohol no es malo, es el consumo excesivo lo dañino, por lo que una verdadera solución sería una educación en virtudes como la prudencia, la fortaleza, etc., ya que todo el mundo sabe que tomar en exceso es dañino, pero es la poca practica de la virtud la que lleva a uno a caer en un vicio.
    Enrique Bogardus

    • ds10udep dijo:

      Gracias por tu comentario, estamos de acuerdo que no se trata de restringir las ventas, ni nada, mientras que no se cree consciencia de este tema, no existirá ley, o prohibición que ayude.

      Saludos

  34. ds16udep dijo:

    Pienso que no solo basta imponer reglas o programas que ataquen este problema como el Plan Zanahoria de Susana Villarán, es necesario tomar con pinzas este asunto. Hace poco leí en el Comercio, que cada vez son más menores de edad (a partir de los 13 años) quienes consumen más alcohol y en cantidades desproporcionadas dado a que son niños, lo cual no solo trae consigo enfermedades al hígado o cáncer, sino que daña su integridad, se vuelve esclavo de sus pasiones, esclavo, porque se vuelve dependiente de un objeto y lo incapacita de tomar decisiones sobre su vida. Además, es un daño a su intelecto, ya que daña las neuronas de manera irreversible y si empiezan desde tan jóvenes es probable que su desempeño intelectual sea muy pobre y no rinda. Por lo tanto, pienso que se debe empezar por informar e instruir a los padres, quienes más que ellos para poder dirigir y aconsejar a sus hijos, aunque muchas veces sean estos los que inciten o sean los causantes de este terrible hábito.

    Sava Torres Bukvich

  35. ds18udep dijo:

    Me parece muy bueno el post y tienen razón con decir que es tarea de todos, desde los padres o autoridades responsables de los menos, hasta el gobierno e incluso los mismo ciudadanos que son testigos de venta de alcohol a menores de edad en bodegas, licorerías, grifos y discotecas.
    Es cierto que existe muchos vendedores que sólo se interesan en la venta de sus productos y así tener ganancias mayores; sin darles importancia a que sean menores los que compran y menos su salud o las consecuencias de darles el licor a estos.
    Además apoyo el hecho de que los padres son responsables de sus hijos y deben de instruirles desde temprana edad acerca de temas como el alcohol y demás temas relacionados o que puedan abarcar áreas que sean emergente del problema con el alcoholismo. Así mismo el gobierno debe hacer respetar estas leyes y se necesita personal que no caiga ante sobornos y dejen de hacerse los de “la vista gorda”.
    Finalmente concluyo que realmente nosotros debemos denunciar cualquier hecho similar a estos y no quedarnos callados. Y pienso que si este post es transmitido a los padres, estos tomarán más consciencia y reaccionarán a ser más preocupados y no tan permisivos.

    Jorge Osiel Pareja García (2010A036)

  36. ds16udep dijo:

    bueno estoy de acuerdo con todo lo mencionado en el trabajo. y que la principal responsabilidad es de los padres y autoridades. si bien las bodegas y supermercados no siguen las especificaciones de la ley, dado que la ley prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad a causa que solo buscan mayor utilidades dejando de lado las leyes y el poco nivel de sanciona de nuestro gobierno a estas personas que incumplen las normas establecidas.
    finalmente agregaría como ultimo comentario que los padres tienen que tener una mayor comunicación con sus hijos y mayor información.
    Luis Rodrigo Velasquez Rivas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s