“Realities: una nueva fuente de (in)cultura en los niños”

1

Son las 7 pm. Alicia llega de la universidad. Encuentra a su hermanito “enchufado” al televisor. Le besa la frente y va por un vaso de agua. De la nada, su hermanito exclama una palabra que en casa jamás se había mencionado delante de él. Ella se dirigió a la sala y lo vio delante del televisor. Él estaba viendo un reality….

  Hoy en día nuestros hermanos, primos e hijos, según sea el caso, están expuestos a los medio masivos de comunicación. Este pequeño relato cotidiano nos puede pasar a cualquiera de nosotros. Salta a la vista que “algo” está fallando tanto dentro como fuera de casa. Antes, las madres se quedaban en casa y vigilaban a  los pequeños. Ahora, la situación es diferente sobre todo porque la economía en el hogar es sustentada por ambos padres. ¿Quién se encarga de los niños?

 A veces, lamentablemente, el televisor, la radio e, incluso, el internet se vuelve un gran aliado familiar porque asume el papel de “niñera”. Fabiola Napuri, periodista de profesión vinculada a la cinematografía y espectáculos, nos comenta que “por otro lado suele decirse que la televisión es la mejor niñera y la más barata, pero eso no debería ser motivo ni excusa para que esta sea su actividad principal, creo que los niños necesitan parques para correr y trepar árboles, campo para ampliar su imaginación y creatividad a través de juegos y socialización.” Efectivamente, el televisor ha pasado a ser el centro de la vida de los niños, después del colegio. En su defecto, ha dejado de ser una fuente de cultura a ser una fuente incultura para el futuro del país.

El Estado y SNRTV: “Libertad de expresión”

Existe un límite entre la libertad de expresión y la moral y la ética. Los Medios de Comunicación se valen de este argumento de una forma que terminan distorsionándolo. Si bien, el Estado no regula dichos medios según lo establecido en la Ley de Radio y Televisión; la Sociedad Nacional de Radio y Televisión [SNRTV] reafirma que regula y permite que los medios de radio difusión se autorregulen ya que  “deben contribuir a proteger o respetar los derechos fundamentales de las personas, así como los valores nacionales que reconoce la Constitución Política del Perú y los principios establecidos en la Ley de Radio y Televisión.”[1] Además, la SNRTV asegura que “los titulares del servicio de radio y televisión signatarios rigen sus actividades conforme al presente Código de Ética[2]

Esto es necesario mencionar un acápite del Artículo N°3 del Código de Ética de la SNRTV:

“a) La protección y formación integral de los niños y adolescentes, así como el respeto de la institución familiar.”

Ante ello, Fabiola nos comenta que “la televisión es una herramienta de comunicación, y como tal, no es implícitamente mala, y cuando se trata de los niños –además de entretenimiento- tiene el potencial para ser una poderosa herramienta de difusión cultural.” Entonces surge la duda sobre qué está realmente sucediendo con los medios de comunicación del Perú. Sabemos que “el papel lo aguanta todo”. La cuestión es ¿hasta cuándo? Los programas que se emiten, como señala Fabiola, “son programas baratos y bastos en los que se recurre a la vulgaridad y mediocridad para hacer reír a una audiencia cada vez más masificada.

Obviamente, al primero que podemos tirar la piedra es al Estado. Podemos argumentar que el Estado no está velando porque se cumpla la Ley de Radio y Televisión. Sin embargo, ¿qué estamos haciendo nosotros?

“Ask not what your country can do for you; ask what you can do for your country”- JFK

John F. Kennedy nos inspira a actuar. Somos nosotros los que debemos hacer algo. Si bien el Estado no quiere intervenir para no caer en un tipo de gobierno dictatorial; somos nosotros los que estamos llamados hacerlo. Tenemos que ser conscientes que

 “no se debe confundir la verdad con la opinión de la mayoría”- Jean Cocteau.

Entonces, no porque la mayoría acepte programas mediocres que atenten a nuestra integridad como personas debemos aceptarlos. Nosotros mismos podemos seguir el ejemplo de la sra. Sandra Elizabeth Plaza Cavero quien envió una carta a la SNRTV quejándose, sí quejándose, por los segmentos de “Los ojos vendados” y “La piscina” del Programa “Esto es Guerra”. Tal vez podamos unirnos en una asociación y denunciar aquellos segmentos o programas con la argumentación y pruebas correspondientes para sustentar dicha denuncia como la Asociación Civil Valores Humanos. Ambas quejas fueron estudiadas por el Tribunal de Ética declarándolas FUNDADAS, es decir, dichas personas, naturales y jurídicas, tenían razón y por lo tanto se les multó, tal y como está dictaminado por la SNRTV.

Es así que tal vez podemos afirmar que nuestra voz cuenta. Es cuestión de aceptar nuestra responsabilidad no solo para con nuestros hermanos, primos o hijos sino para con la comunidad. El hombre se perfecciona dentro de la sociedad. La cultura marca sin duda alguna la perfección. Si no aseguramos a través de leyes positivas y las sanciones correspondientes la SANA MORAL estamos cayendo dentro de una civilización netamente técnica y crematística. Tenemos que ser conscientes de nuestra responsabilidad y de nuestro deber como personas. “No podemos seguir tapando el sol con el dedo”

Del otro lado de la pantalla

2

Todos tenemos el derecho de defendernos. Y siempre es necesario ver “el otro lado de la moneda”. Un integrante de “Esto es Guerra”, quien por un tema de contrato prefirió quedar en el anonimato, nos comentó su punto de vista sobre los realities y el horario de protección al menor. Queda en claro un punto crucial e irrefutable que nos señaló este concursante: “el programa (Esto es Guerra) no está hecho para niños definitivamente, pero eso ya es trabajo de los padres que no permitan que ellos nos observen.”

 Es más que obvio que estos programas, los realities de concursos, no están hechos para los niños. Este concursante nos señala que  “los programas de entretenimiento para niños deben contener enseñanzas tanto académicas como de formación interior”. Este comentario se completa cuándo le preguntamos a Fabiola qué elementos debe entonces tener la programación para niño. Ella nos menciona que  “para empezar, ser dinámicos, ser entretenidos, ser inclusivos, sencillos de comprender, pero sin subestimar a los niños. Los niños son capaces de inferir mensajes mucho mejor de lo que nosotros recordamos sin necesidad de restregarles la educación en la cara. Deben poder ver los programas como un relajo y escape de la rutina, y no como parte de esta. Deben estimular su curiosidad, responderla o enseñarles a buscar sus propias respuestas. Incluso los programas educativos, no deben pretender enseñar lecciones específicas, sino invitar a los niños a intentar aprender por su cuenta, a explorar el mundo a su alrededor y a desarrollar un gusto por encontrar a respuestas a sus preguntas.”

 Por lo tanto, podemos concluir con lo mencionado por Fabiola que “una gran cantidad de estos (realities), sobre todo los de convivencia y/o competencia física, se ha visto deformada y transformada en formas de excitar la curiosidad por lo morboso y la contemplación del sufrimiento ajeno.” Entonces quizá el trasfondo de presentar un programa en el cual se resalte la sana competencia y los esfuerzos que una persona debe hacer para conseguir sus metas se esté distorsionando por el hecho de que el canal solo busca más ingresos en vez de un programa de calidad que inculque de forma ética a los niños valores para que puedan crecer dentro de la sociedad y no distorsionarla.

 Además, este concursante dio en el clavo cuando nos menciona que los niños pasan más tiempo en frente del televisor que con sus padres. Esto nos lleva a pensar que puede que estos programas sean una puerta de salida de los niños ante la falta de atención de sus padres y familiares. ¿Quién sabe? Pero lo que sí queda claro es que nuestros niños puedan estar buscando llenar un vacío que nosotros mismos les causamos con estos personajes creados dentro de estos realities, a pesar que puede quedar entre dicho el hecho de que sean personajes o personas reales.

(Des)informándonos

Si bien vivimos en un mundo globalizado en donde una noticia da vuelta al mundo entero en menos de un segundo. Pero aún tenemos un problema muy grave: no sabemos comunicarnos.

Este hecho queda claro cuando observamos que los niños empiezan a copiar gestos y palabras de los programas de televisión que no se mencionan en casa. Al principio podemos pensar que es una cuestión pasajera, “de moda”. Pero realmente, ¿es pasajero? O es ¿una llamada de atención?

 Nosotros podemos increpar que los medios den productos de mala calidad pero al mismo tiempo también los consumimos. Entonces, ¿de qué nos quejamos? Queda más que obvio que es nuestro deber hacer algo. Podemos observar que el futuro del país se desvanece al igual que el rating de un programa cuando de pronto es cambiado por otro más “sensacionalista” en vez de “más cultural e íntegro”

Por un lado, los medios de comunicación deben ir a lo transcendental se están quedando en la superficie porque es lo que  más vende pero no lo que ayuda a la persona a perfeccionarse. Todos debemos estar informados, es decir, “comunicar la síntesis significativa de un saber al servicio de la sociedad”[3]. ¿Esto está pasando?

Enmendándonos

 ¿Dónde estamos nosotros, los adultos responsables de estos menores? ¿Dónde queda nuestro papel de tutores o ejemplo? Somos nosotros los llamados a dar el ejemplo. A veces podemos ayudar de una forma directa a través de las Cartas de Quejas a las Emisora y a los Anunciantes enviadas a la SNRTV.

 Otras veces nos vemos obligados a ir un poco más allá como, por ejemplo, acudir a la prensa escrita o a los reportajes en la Televisión para dar a conocer que dichos programas atentan contra la educación y las buenas costumbres que nosotros inculcamos en nuestros niños.

 Quizá ya sea tiempo que el Estado se dé cuenta que es necesario un ente regulador y supervisor de los programas de tal modo que sea este quien realmente esté dispuesto a multar con una cifra significativa y proporcional a la ganancia de los medios para evitar este tipo de incultura en los niños. Hace poco el Gobierno de Corea del Sur decretó que la canción del rapero PSY dejara de emitirse en los medios porque atentaba contra las buenas costumbres y los valores de la sociedad surcoreana. Asimismo, el Estado también puede fomentar otros medios de entretenimiento como el teatro y la literatura.

 Un hecho que no podemos dejar de mencionar es que los niños de hoy, el futuro del país, van a ser el reflejo vivo de lo que les hayamos inculcado. Por este motivo debemos ser responsables y coherentes de que no solo es “tirar la piedra a otro costal” sino que debemos recoger la piedra y ubicarla en el lugar adecuado. Hoy en día, los medios de comunicaciones están presentes en todos lados. Quizás seamos nosotros los ausentes en la vida de estas personas en desarrollo.  Pero no podemos deslindarnos de nuestra responsabilidad.

 El televisor va a estar ahí, la radio va a estar ahí, el internet va a estar ahí. ¿Dónde están los adultos? Es simple trasladar el problema a otros. Sí, también tienen una responsabilidad grande  para con la sociedad y deben reconocerlo. También debemos reconocer nosotros nuestra responsabilidad y nuestro deber. Quedarnos cruzados de brazos no es una opción. Tenemos que ser el apoyo y estar presente en las dudas que ellos tengan luego de ver determinados programas. Además, tenemos la obligación de enseñarles que ver televisión y otro medio de comunicación tiene que ser una actividad que debe realizarse con recelo porque no todo lo que se muestra en dicho canal es verdadero.

Al fin y al cabo…

 …“Un niño es el reflejo de sus padres”

Artículo escrito por:
RIVERA GUEVARA, Tassha
DI LAURA CZICHOWSKY, Stefano
ARCE SERVAT, María Pía
VILLATA MARIN, Gabriela
 

[1] Código de Ética de SNRTV. Artículo 1

[2] Ebíd. Artículo 2

[3] Nota sacada del cuaderno de clases de Doctrina Social de la Iglesia del prof. Enrique Seminario

Esta entrada fue publicada en medios de comunicación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

49 respuestas a “Realities: una nueva fuente de (in)cultura en los niños”

  1. ds20udep dijo:

    Estoy de acuerdo con que se debe cuidar lo que ven los niños en el televisor, sobre todo ahora que los realities están tan de moda en ellos, tengo dos primos que ven “Esto es guerra”, una tiene 14 y el otro 6, y créanme que este programa no afecta solamente al más pequeño, pues los adolescentes, en plena formación de su personalidad copian todo lo que les parece “chévere” de la tele; si bien estoy de acuerdo con el participante anónimo al que entrevistaron en que el programa obviamente no es para niños, tampoco creo que sea para adultos; y no creo que a las 6.30 los niños no vean tele, así que seamos realistas y no nos lavemos las manos. Pienso que se debe mejorar la programación nacional en todos los aspectos, ya que si bien tienen una influencia mayor en los niños, como ustedes dicen también afectan a los mayores. Un horario que me llama la atención, muy aparte del ya mencionado, es el del sábado por la tarde-noche, un horario en el que la mayoría de familias están reunidas, solo pasan programas en teoría graciosos, pero que en práctica tienen mucho más de vulgares y de desagradables que de graciosos; no nos vayamos tan lejos, ¿qué pasa si queremos escuchar noticias en la mañana? Lo único que encontramos son casos morbosos, chismes, deportes y si tenemos suerte algo realmente importante. ¿Qué se supone que los niños aprendan de todo esto? En mi opinión a la mayoría de programación nacional le falta aún mucho, pero esto se debe al rating que estos programas tienen, a la aceptación que tienen por parte de nosotros, eso debería cambiar.

    • ds26udep dijo:

      Definitivamente estamos de acuerdo con tu postura. De alguna forma u otra la “autorregulaciòn” no está funcionando en nuestro país, lamentablemente. Es una cuestión cultural que debe ser “atacada” desde la familia y por parte del gobierno. No obstante, dado a las “intervenciones” sobre los medios de comunicación en otros países como Venezuela, existe un temor por parte de los medios. Es cuestión de la creación de un ente regulador/supervisor. Pero, los que debemos dejar de ver dichos programas somos nosotros.

      Atte

  2. ds22udep dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo publicado, cada día la television nacional se vuelve más ridicula y sin valores, es dificil tomar desayuno con un noticiero encendido, ya que pronto veras asesinatos, secuestros, muertos, accidentes, se tendría que tener un estomago muy fuerte para comer viendo eso, volviendo al tema, considero que la unica manera de evitar que los niños vean esto es dandoles educación de calidad ( en el colegio, en la casa) para que no les guste ver televisión basura, ya que prohibirles que vean esos programas no funcionaría.

  3. ds22udep dijo:

    Gian Aibar Llamosas

  4. ds40udep dijo:

    Totalmente de acuerdo, los “realities” peruanos van de mal en peor, todos se copian, todos son movidos única y exclusivamente por el rating y el dinero que reciben de sus auspiciadores. En este problema tienen muchos que ver los padres porque es en el período de formación en los que los niños necesitan de sus padres porque si es la televisión su niñera más barata, es posible, que el niño crea que todo lo que ve es normal y es bueno.

    Necesitamos que todas las personas que en verdad quieran que la futura generación de nuestro país sea mejor que las anteriores, denuncien, que aprendan a hacerlo, que estos “realities” sean multados, que se cumpla la ley, que de verdad se proteja al menor, porque si ahora estamos así, cómo será de acá en unos 5-10 años.

    Dahyane Quinteros.

    • ds26udep dijo:

      Entendemos tu preocupación. Es esencial que los padres asuman la eduación de sus hijos, es decir, ellos mismos los eduquen y no le dejen todo el trabajo al colegio. Por otro lado, el Estado debe velar por la integridad de sus conciudadanos realizando las acciones correpondientes para “frenar” este empobrecimiento moral que invade a los medios de comunicación.

      Gracias por tu comentario.

  5. ds24udep dijo:

    Un artículo muy bien graficado, nos expresa la realidad que atraviesa la niñez hoy en día al sentarse frente a un televisor, triste realidad fruto del interés desmedido por el rating y el dinero. Lo paradójico es que si los productores de estos programas dejan ver a sus niños estos reallities, si permiten que pierdan prematuramente la inocencia viendo personajes cosificados que exponen su cuerpo como elemento atrayente al morbo.
    Como se menciona, es fácil tirar la pelota al estado y argumentar que debería hacer algo por evitar este tipo de programas, sin embargo ante tan buena sintonía ¿que se podría hacer?. Estos programas facturan grandes cantidades de dinero por el rating que logran tener; pues el televidente peruano gusta de este tipo de programas consumiendo cada vez mas el producto. Este es un tema que viene desde hace varios años con la “televisión basura” que apareció en el año 2000 con programas tipo “cómicos ambulantes” o “Laura”; es parte de un sistema que trata de manejar a la gente, y la única solución para lidiar con ello sin duda es la educación. Mientras que a los niños se les forme con conocimientos suficientemente sólidos, con una cultura basada en el arte; cuando llegue a la juventud estos programas le parecen frívolos y sin sentido, es a partir de ahí que se podrán combatir este tipo de programas. Sin embargo es necesario que en el transcurso de este tiempo, lo órganos responsables controlen el contenido que se emiten en los programas, siempre respetando la tan cotizada “libertad de expresión”.

    Atte,
    Jorge Quezada.

    • ds26udep dijo:

      Jorge, has tocado un buen punto.
      Culpar al Estado totalmente por la emisión de dichos programas es muy fácil o a los mismos productores. La educación debe venir desde casa, comenzar por nosotros mismos y educar a nuestros futuros hijos para que así a largo plazo todo este sistema cambie y por lo mismo dichos realities desaparezcan. Esto es una cadena, si no hay televidentes, no hay rating, no hay auspiciadores y demás agentes involucrados. Es un tema que está en las manos de todos.

      Gracias por tu comentario.

  6. ds29udep dijo:

    Definitivamente concuerdo con esta publicación…¿qué es lo que verdaderamente vende en la actualidad? todos estos realities que generan equivocados “ídolos” en la niñez de nuestro país quienes morirían si sus padres los castigan dejando de ver estos programas. Los temas que verdaderamente les interesan y de los que conversan en la escuela son precisamente de lo que pasa en estos realities y que en la mayoría de casos, normalmente los padres lo aceptan. Así, por ejemplo, mientras más tontas sean algunas respuestas que se hagan a los participantes de dichos programas, éstos se hacen más conocidos, “graciosos y divertidos”.
    Con todo esto, no podemos quedarnos como simples observadores, al igual que el artículo, pienso que debemos actuar y que el motor principal para mejorar este problema viene por parte de los padres, quienes siempre deben estar disponibles para explicaciones a las dudas que sus hijos puedan tener sobre ciertos programas y que de esa manera puedan comprender que siempre es bueno cuestionar lo que nos presenta la televisión para corroborar si realmente es verdadero o no.

    Jimena Torres Benavides.

  7. ds9udep dijo:

    Los realities que hoy en día vemos en la televisión, sobre todo en la televisión nacional no cooperan a la educación y al desarrollo de nuestro país, es increíble la forma en la cual los programas como ”Combate” y ”Esto es guerra” alcanzan niveles de rating altos y fidelidad por los televidentes, que en la mayoría de los casos son niños. ¿Esa es la forma correcta de educar a los niños de nuestro país? Sin duda alguna, es la peor manera de educar a los niños ya que los participantes y los que forman parte de estos realities no hacen otra cosa que fomentar la ridiculez y el ocio, un claro ejemplo se puede observar cuando hacen concursos de cultura general y las respuestas que tienen los participantes son horrorosas, no saben dónde están parados. Estos programas son una muestra de que a nuestro país le falta mucho por mejorar y si queremos generar algún cambio debemos empezar desde la casa, es decir, los padres deben educar a sus hijos de la mejor manera, en vez de que sus hijos pierdan el tiempo viendo programas que no ayudan a la educación deberían fomentarles la lectura para que de esa forma se creen otro tipo de hábitos y puedan hacer cosas productivas en sus ratos libres.

    Andrea Rojas Bravo.

    • ds26udep dijo:

      Concuerdo contigo Andrea, sería ideal fomentar otro tipo de actividades, productivas y que se enfoquen en el bien común. Ir erradicando esta “(in)cultura” tanto en los niños como en los jóvenes y adultos. Finalmente, existen distintas formas de entretenimiento que suman y no restan en nuestras vidas.

      Agradezco tu comentario.

  8. Me parece muy acertado que son los padres quienes permiten que a los hijos ver estos programas, y que además el Estado debería regular pero esto podría hacerlo dictatorial. El uso correcto de la libertad implica el uso de la razón para discernir qué es bueno y qué es malo, y en este caso los niños no tienen la razón tan desarrollada para discernir qué es bueno ver y qué no. Inclusive estos programas pueden terminar haciendo que los niños no puedan discernir bien en el futuro sobre lo que es mejor para ellos.
    Sin embargo considero que hay un factor importante, y es el hecho de que la sociedad ha cambiado. Antes era raro que las madres trabajaran, hoy en día es de lo más normal, por lo que no están en casa ninguno de los padres. Y quizá si las madres trabajaran antes de que existan los televisores es posible que hubiera aparecido un equivalente. No estoy justificando el hecho de que la televisión sea una niñera, sino que pienso que esto es, en parte, debido a que la sociedad va cambiando, por lo que será difícil controlar a los niños en casa porque uno no esta allí.

    • ds26udep dijo:

      Los padres deberían sacrificar su “desarrollo profesional” para sus enseñanzas no seas reemplazadas por un televisor, sobretodo en el periodo en el que el niño no tiene total uso de razón. Es importante tanto la calidad como la calidad de tiempo.
      Interesante tu punto de vista Luis Felipe. Gracias por tu comentario.

  9. ds7udep dijo:

    Estoy de acuerdo, esta en los personas mayores que debemos educar a los niños, pues ellos están en una edad en donde captan todo lo que ven o escuchan sin saber distinguir entre lo bueno o malo, por tal motivo está en nosotros supervisar el contenido de lo que ven, pues estos medios influyen en el comportamiento del niño y pueden llegar a distorsionar ciertos temas, sin embargo a veces por motivo de trabajo u otras labores, los padres o hermanos mayores tampoco pueden estar siempre supervisando que es lo que ven, es ahí donde estado debe actuar implantando medidas necesarias para prohibir estos programas que no traen beneficio alguno.

    Gina Figueroa Cisneros

    • ds26udep dijo:

      Totalmente de acuerdo contigo Gina, los padres deberían ser quienes supervisen a sus hijos en cuanto a los programas de televisión que ven pero también es muy cierto que hoy en día ellos no se encuentran en casa la mayor parte del tiempo por lo que es aquí donde entra el papel de las entidades reguladoras del horario de protección al menor que si bien es difícil que saquen estos programas del aire, una solución rápida al problema podría ser que los pasen a horarios más adecuados, donde los niños ya estarían durmiendo.

  10. ds28udep dijo:

    Este tema, es muy sonado hoy en día pero es un problema que viene desde más atrás. En un mundo tan globalizado, no solo en el aspecto económico sino también social, nos ha llevado a poder acceder a de otros países. La televisión peruana lo único que está haciendo es competir con todos estos programas a los cuales tenemos acceso, sin darse cuenta que esto en vez de hacernos avanzar nos está haciendo retroceder aún más. Debemos preguntarnos ¿qué es lo que tienen estos programas que atraen a los jóvenes de hoy día? ¿se debe a la carencia de algo? porque creo yo que es ahí donde está el problema. Es tiempo de analizar como se está criando a los niños, de enseñarles a diferenciar aquello que los enriquece y aquello que solo los denigra como personas. Para este es muy importante el rol de los padres, pues la familia es el primer lugar de educación a los hijos.
    Siempre va a ver programas basuras, lo que se tiene que hacer es empezar a educar a los niños, porque con el tiempo dejarán de tener audiencia hasta que ya no haya más ese tipo de programas.

    ¡Excelente tema!

    Andrea Castillo

    • ds26udep dijo:

      Es verdad que en todas partes del mundo se transmiten programas como estos, es más, este tipo de realities son franquicias traídas del exterior y en cuanto a que los padres son los principales involucrados en este problema; una razón fundamental desde nuestro punto de vista es que esto se debe al mundo tan competitivo en el que vivimos, donde los padres pasan la mayor parte de su tiempo trabajando o estudiando alguna especialización y es aquí donde los niños son descuidados porque dejan de pasar ese tiempo en familia, ese compartir con los padres o hermanos y pasan a un escenario donde cada vive su vida, mira lo que quiere y hace lo que quiere por lo que todos los papas deberían buscar un equilibrio en cuanto a sus hijos, esposo y trabajo.

  11. ds13udep dijo:

    Interesante, me parece demasiado importante cuidar lo que ven nuestros primitos, y en si todos los niños. Actualmente la television si bien es un medio de comunicacion, tambien en un medio donde se vende lo peor, todas esas series que en si no muestran una realidad son una porqueria.

    Grazzia Martinez

    • ds26udep dijo:

      Es cierto Grazzia, muchos de nuestros hermanos, primos e inclusive hijos están expuestos a este tipo de programas que lo único que hacen es enseñarles a que todas las actitudes que aquí se toman son correctas como por ejemplo las peleas y dramas amorosos entre los participantes, la falta de cultura general que demuestran, entre otros.

  12. Me gusto mucho el artículo! Y es que tienen toda la razón al tomar en cuenta este tipo de realities como un problema social sobre el cual debemos tomar acción ahora.
    Personalmente me doy cuenta como estos programa llegan a la mayoría de nosotros, desde niños hasta adultos. Es preocupante como influyen en los temas de conversación de las personas que viven día a día observando que pasa con las personas que salen en estos programas; preocupándose si cierto participante seguirá de pareja con otra, o si se sacaron a uno, etc.
    Considero que las medidas de acción deben ser tomadas de ambas partes, tanto del Estado como desde nuestras familias. Por parte del Estado podrían tomarse medidas tales como cambiar el horario de estos programas pasándolos a la noche en un horario destinado a adultos. Dentro de nuestras familias debemos estar más atentos con que es lo vemos, desde niños hasta adultos, no dejarnos influenciar por la comicidad o formato de dichos programas que si bien pueden ser entretenidos para algunas personas no nos trae nada bueno verlos. ¿No hace crecer como personas? ¿Nos culturiza de alguna manera? ¿Aprendemos cosas nuevas y buenas con esto?

    • ds26udep dijo:

      Estoy totalmente de acuerdo contigo ya que ambas partes deben tomar acciones para lograr un cambio y así como tu dices que personalmente te das cuenta de la influencia de dichos realities, por mi parte ocurre lo mismo ya que tengo un hermano de 7 años que cuando le preguntas qué quiere ser de grande te responde ” trabajar en esto es guerra” y es que los niños piensan que es un modelo a seguir puesto que el esfuerzo de mis padres no ha sido suficiente para lograr enseñarle que esto no es lo correcto ya que en el colegio el tema de conversación de los refrigerios son los que tu mencionas si alguien ya cambio de pareja, o si hubo algún engaño o escándalo y esta situación es más alarmante aún ya que hablamos de niños de apenas 7 años.

  13. ds31udep dijo:

    Pienso que este es un tema de mucha importancia hoy en día , dado que muchas veces este tipo de programas llamados realities no significan un aporte a nuestra cultura sino todo lo contrario pues lo que terminan ocasionando es lo que precisamente se menciona, por lo tanto debería existir una concientización de parte de los padres , así como de parte del Estado para restringir este tipo de programas en horas que por lo general son niños los principales afectados por estos programas , así mismo esta restricción de parte del Estado debe realizarse sin ser necesariamente ningún atropello contra los medios de comunicacíon , asi mismo los canales de televisión también deberían tomar parte en lo que les corresponde y emitir programas que sean mas beneficiosos para la sociedad, y así generar un doble beneficio tanto para estos como para nosotros.

    William Flores Vignolo

    • ds26udep dijo:

      Gracias por tu comentario y es muy cierto lo que tu dices con respecto a que se debería buscar una manera de equilibrar el beneficio obtenido ya que ambas partes deben verse beneficiadas con los programas de televisión que se transmiten pero desgraciadamente parece que los medios de comunicación se han olvidado del beneficio que deben brindarle al tele vidente y solo muestran preocupación por el rating que pueda o no obtener determinado programa.

  14. ds22udep dijo:

    Menudo problema el que trae consigo la “Caja Boba” y la llamo así porque era como llamaba mi madre a la televisión, quien, gracias a dios, desde pequeño me hablo de los contras de estar pegado a ella, lo cual no quería decir que no me dejare ver, pues de hecho si veía televisión pero jamás en exceso. Lo que pretendo decir con esto es que el problema viene desde casa, si el público no aceptara el programa, pues no lo vería, en consecuencia no tendrá rating, con lo cual la empresa de medios no obtendrá dinero con ese tipo de programas, lo que obligara a sacarlo del aire y fin de la historia, claro entiendo que no será fácil pero sería aun más difícil tratar cambiar a los medios de comunicación y peor aun imponerles algún tipo de restricción pues al fin y al cabo en la actualidad hay muchos otros medios por los cuales se podría acceder, además si hay demandantes siempre habrá alguien que querrá ser el ofertante, yo pienso que para erradicar este mal se necesita concientizar a las familias de los daños conductuales que estos programas generaran en sus hijos.
    Andres Maxin Zapata Leyton

    • ds26udep dijo:

      En total acuerdo contigo Andrés. Aquella solución sería la ideal, pero no es una labor muy fácil. Así como las empresas televisoras comenzaron a promover una cultura ambientalista desde comienzos del 2000, de la misma manera deberían promover una corriente que culturice a la sociedad.

      Agradezco tu comentario.

    • Muy bien Andrés, de acuerdo contigo todo depende como se educa en la familia.

  15. ds7udep dijo:

    Un articulo muy divertido, y al mismo tiempo no pierde la seriedad de lo que es un problema social que se ha vuelto un triste habito entre nosotros, el contenido chatarra de la televisión. Es muy triste el hecho de que todos los esfuerzos que hay tanto en la casa como en los colegios de culturizar a los mas pequeños termine a causa de programas como los reality, en los cuales no solo se denigra al participante, también promueven la ignorancia, la cosificación de las personas y da una muy grave distorsión de la realidad. Este es un tema que debería ser supervisado de manera constante por el gobierno o por algun ente externo pero serio, el cual garantice y busque promover cultura televisiva.

    Saludos
    Erick Mendoza

    • ds26udep dijo:

      Si efectivamente, es un tema que debe ser supervisado. Lamentablemente, no ocurre en el Perú pero si en otros países como en Corea del Sur en donde cancelaron la emisión del videoclip de PSY porque era un atentado a las buenas costumbres. El Estado debería tomar las buenas prácticas de otros gobiernos y aplicarlas a nuestro país. Obviamente, el primer paso depende de los ciudadanos.

      Gracias por tu comentario.

  16. ds23udep dijo:

    Muy buen artículo. En verdad, es preocupante como la televisión ha ido poco a poco perdiendo la capacidad y la responsabilidad que tiene con la sociedad. El factor rating ha ido teniendo una importancia cada vez más notoria que aprovecha el morbo y la desinformación de la gente acerca de temas fundamentales para lograr entrar en los hogares diariamente.
    Los realities de televisión, no solo son realidades armadas, si no que hacen que lo malo parezca bueno, que lo prohibido parezca permitido y que lo adulto parezca de libre alcance.
    No existe una regulación efectiva aduciendo que es responsabilidad de los padres la elección de lo que los hijos ven o no. Es cierto, son los padres los principales respnsables de la regulación pero no pueden jugar en contra con los medios, sino que estos deben aportar cada vez más y mejor aquello con que los padres puedan valerse,
    Sin embargo, esto no es más que una muestra de la decadencia de una sociedad inmersa en la pérdida repetida de valores a lo largo de los años y que trata de estar a la par de los países primermundistas que ven ahora, los resultados de su excesivo permisivismo. Somos nosotros, quienes deberíamos cooperar con la causa eligiendo responsablemente lo que deberíamos ver.

    Bruno Carranza Olivo.

    • ds26udep dijo:

      Es verdad, debemos empezar por nosotros mismos. Todo tiene relación, si hay televidentes, como en el caso de los realities, gran rating y auspiciadores que les importa más el dinero que la sociedad en sí, esto seguirá. Se puede acabar con esto de raíz y la raíz somos nosotros, personas, que sabemos distinguir entre lo bueno y lo malo, somos capaces de pensar y no solo actuar por instinto, por algo que no satisface el aburrimiento. Hay que “alimentarnos” de cosas positivas para crecer como personas.

  17. ds23udep dijo:

    La sociedad de hoy en día está contaminada con muchos programas basura. El hecho de que los programas sean recomendados para mayores de 14 años no hacen que sea menor la culpa de los responsables de los mismo, simplemente cumplen con lo que se les exige.
    La moralidad de los actos que se presentan es casi nula y esto es tolerado por la Sociedad de Radio y Televisión, haciendo caso omiso de sus propios principios, pues la audiencia es lo que más les importa.
    Deberíamos hacer un llamado a la reflexión de los padres e hijos y una recomendación efectiva de programas que nutran las conciencias y no las vayan destruyendo.

    Jan Lucas Small.

    • ds26udep dijo:

      Si. Efectivamente. Gracias por mencionar el tema de la SNRTV. Nosotros tratamos en entrevistar a un miembro del Tribunal de Etica de la entidad, lamentablemente tocamos “temas sensibles” y nos negó la entrevista. LA SNRTV tiene un largo camino que seguir y, felizmente, ha iniciado con buen pie.

      Gracias por tu comentario.

  18. ds31udep dijo:

    Es lamentable ver como los medios de comunicación, no utilizan para bien de la sociedad, el poder que tienen de impartir cultura y programas sanos de entretenimiento.
    Considero que el espacio televisivo es un medio efectivo – dada su mayor accesibilidad- para llevar cultura a los hogares. Por el contrario, actualmente podemos observar el abanico de realities que nos muestra la televisión peruana, en su afán de llevar “sano entretenimiento”, dichos programas muestran escenas totalmente fuera de lugar y los más expuestos son los niños y adolescentes, que dada su edad, quizás no tengan la capacidad de discernir entre un buen y mal programa televisivo, y menos aún el criterio de coger el mensaje adecuado y dejar de lado el mensaje negativo.
    No llego a entender porqué la televisión peruana no evalúa la repercusión que tendría el uso de los medios de comunicación para una función educadora, cultural y de un verdadero sano entretenimiento “apto para toda la familia”.
    Considero que los padres de familia juegan “el papel trascendente”, en el sentido de, quizás no prohibirles el ver tal o cual programa, sino, mostrarles el criterio de discernir lo correcto de lo incorrecto. O tal vez que los padres les enseñen a los hijos, el saber decidir lo que es mejor para ellos mismos. O finalmente mostrarles otra alternativas de entretenimiento.

    Nadia Morote Muñoz

    • ds26udep dijo:

      Gracias por tu comentario y con respecto a lo que preguntas de que no logras entender por que la televisión peruana no evalúa la repercusión que tiene el uso de los medios de comunicación, la cruda verdad, es que no es conveniente para ellos evaluar si la repercusión es positiva o negativa porque lo que obtendrían es un resultado negativo y esto no haría que dejen de transmitir todos estos programas ya que con los mismos obtienen muchos beneficios puesto que al tener elevadas puntuaciones de rating obtienen a importantes sponsors.

  19. jovaldezflo dijo:

    Totalmente de acuerdo con todo el articulo. Pienso que para que exista este tipo de “realities basura” tiene que haber obligatoriamente dos partes: el comunicador y el recepetor. Es lamentable aceptar que estamos en una sociedad donde lo que menos sobra es CULTURA. Cuan distinta sería nuestra sociedad, si cada uno de los peruanos tuviera claro que esa televisión es basura, simplemente no aceptarla ni como un medio de entretenimiento porque si lo aceptemos como “entretenimiento”, la gente mas debil mentalmente igual recepciona algo e involuntariamente lo imita. No debemos dejar que esos programas sean parte de nuestras vidas., y obviamente, una buena consecuencia de esto va a ser la reducción en la producción de estos programas.
    La única forma de saber diferenciar eso es a través de la educación. No hay otro modo de hacerlo. No solo hay que criticar la tv basura actual y pensar que el tan solo hecho de no ver ciertos programas ya nos libra de ser “inculto”, si no que tenemos que iniciar un lucha individual, una lucha personal por no quedarnos atrás, por no ser parte del montón, saber que solo depende de nosotros sacar el país al primer mundo.

    Jose Valdez Flores

    • ds26udep dijo:

      Efectivamente, “el reto esta en ti”. Dicho de otra manera, el cambio reside en uno mismo. Si, efectivamente, nos falta mucho en cuanto a cultura se refiere es porque nosotros mismo no buscamos afianzarla por otros medios como el teatro, ballet. Por un lado esta el rol del Estado y por el otro lado nuestro rol como ciudadanos. Debemos ser concientes que estos programas dañan nuestra moral. Asimismo, los estudiantes de comuncaciones deben comprender el compromiso que asumen al estudiar dicha carrera, no todo implica un tema monetario. Hay que darle relevancia a temas trascendentes.

      Gracias por tu comentario.

  20. ds10udep dijo:

    Creo que ademas de la poca cultura que muestra la television peruana en estos dias, se debe saber que mientras los niños y jovenes tengan una educacion con principios y valores muy bien designados, la penetracion de estos realitys sera minima o nula. Las personas pueden ser influenciadas por estos programas, pero si existe una base de por medio, no podra penetrar. Es por eso que los padres son responsables de como sus hijos captaran estos realitys.

  21. ds26udep dijo:

    Es cierto que los padres cumplen un rol muy importante pero desde nuestro punto de vista, no toda la responsabilidad recae sobre ellos ya que también involucra a la sociedad en conjunto preocuparse por los jóvenes y niños que como bien sabemos todos representan el futuro de nuestro país.

  22. No prendo el televisor por ese motivo. Espero el noticiero de Rpp por las noches, o Willax tv.

  23. Pingback: Realities: una nueva fuente de (in)cultura en los niños | noticiasvh

  24. Justamente estoy realizando mi tesis sobre el efecto del programa “esto es guerra” es los televidentes adolescentes. Ante todo esto me queda una duda que me gustaría sea respondida, ¿los programas de entretenimiento deben aportar una educación subliminal dentro de su contenido? por que los productores de esta nefasta producción se escudan irónicamente dado el formato de su programa (entretenimiento), transmiten morbosidad y media.

  25. Pingback: Realities: una nueva fuente de (in)cultura en los niños | Valores Humanos

  26. Pingback: La comunicación televisiva y sus efectos en los niños | marielayae

  27. Pingback: La influencia de los medios de comunicación en los niños y adolescentes. | rosanml1

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s