“Estructura familiar y repercusión en la educación de los hijos: Una mirada a la problemática actual ”

El presente artículo nace del interés de abordar un tema central que implica discutir muchos subtemas de creciente importancia y controversia, principalmente relacionado a los diferentes tipos de estructuras familiares(por ejemplo el caso de las parejas cohabitantes) que existen bajo el paradigma moderno. Existen ya varios estudios que, junto con la intuición, refuerzan la idea de que existe una gran repercusión sobre la formación de los hijos (no solo cualitativa, sino cuantitativa).

Antes de seguir adelante debemos definir propiamente a lo que se hace referencia al mencionar estructura familiar. El concepto de estructura familiar hace referencia a la composición de una familia y la organización y patrones de relación entre todos los miembros de una familia, donde cada uno tiene un rol específico. También se le suele definir como la interacción entre los hijos y los padres, donde la relación puede ser biparental, uniparental, o de otro tipo.

Podemos agrupar las diferentes estructuras familiares bajo las siguientes categorías:

  •  Familia Nuclear: hace referencia a lo que solemos conocer como familia tradicional, compuesta por un padre y una madre. Sin embargo, en las encuestas de los últimos años se ha solido incluir dentro de esta categoría a las familias de padres cohabitantes no casados, lo cual presentaba serias trabas para la investigación cuantitativa de la problemática en discusión.
  • Familia Uniparental: tal como el nombre lo indica, hace referencia a los hogares compuestos por solo la madre o solo el padre. Esta categoría incluye los casos de viudez, divorcio, abandono por parte de uno de los conyuges, entre otras. Cabe resaltar que esta es la categoría que ha tenido un mayor crecimiento en los últimos años.
  • Familias “Quebradas” (Blended Families): hace referencia a las familias donde ha habido union o casamientos con padres no biológicos. Esta categoría también ha tenido un gran crecimiento debido a las altas tasas de divorcio que se dan en la actualidad. Por ejemplo en Estados Unidos más de la mitad de las familias reportan ser hogares donde ha habido más de un casamiento (motrandose en cifras, esto representa que el 75% de los divorcios termina en divorcio, y luego de eso se vuelven a casar).
  • Familias Extendidas: consiste en las familias dentro de las cuales hay familiares cercanos, tales como abuelos, tíos, los cuales viven dentro del hogar. Las estadísticas demuestran que la carencia de un padre puede ser suplida parcialmente por la presencia de otros familiares en el hogar (especialmente los abuelos).

Basicamente la idea que se busca defender en este artículo es que la estructura ideal para la formación de los hijos es una familia tradicional, conformada por el padre y madre biológicos. Ubicandonos ahora en la realidad peruana, de datos provenientes de la encuesta demografica y de salud (DHS- Demographic and Health Survey) podemos ilustrar un poco mejor la situación dentro de nuestro país (datos del año 2012):

  • El 23.1 % de la población es casada, un 36.5 % es cohabitante, y un 9.1 % es separado. Estas cifras muestran el crecimiento exponencial de la cohabitación dentro de Latinoamérica, la cual era hasta hace unas décadas una región relativamente conservadora en este tipo de temas.
  • Con respecto a los nacimientos, se reporta que sólo el 22.9 % proviene de nacimientos dentro del matrimonio. Esto deja el 77.1 % de nacimientos dentro de casos de madres solteras o de parejas cohabitantes, la cual es una cifra altísima y refleja mucho la envergadura del problema.

¿Quienés son los agentes que se relacionan en primera instancia con este problema?

  • Sociedad civil
  • Familias
  • Estado
  • Otros (Iglesia y medios de comunicación masivos)

La sociedad civil hace referencia a las asociaciones que se mueven para promover a la familia como institucion primordial y buscan fortalecerla de alguna u otra forma. El Estado, en el sentido estricto, debe regular ante hechos externos y defender a las minorías; sin embargo, esto se ha transformado en un permisivismo que ha llevado a que se lleven a cabo políticas que debiliten a la familia como institución. La Iglesia, como siempre, ha jugado un rol principal promoviendo y buscando el fortalecimiento de la familia, como eje central de la sociedad que representa.  Los medios de comunicación, por otra parte, es la principal transmisora de ideologías y de formación de la cultura dentro de una sociedad. Ultimamente los medios se han movido segun las tendencias actuales (donde se trivializa las relaciones sexuales, se hace ver el aborto como algo normal, etc.), las cuales ciertamente no favorecen la defensa de la familia.

Con todo lo mencionado anteriormente, podemos indicar que el problema tiene un matiz únicamente cultural, el cual se ha producido por las propias tendencias actuales que se han ido formando. Esto claramente dificulta a la hora de poder plantear alternativas que busquen solucionar esto. Sin embargo, buscaremos aproximarnos de la mejor manera:

  • Fortalecer las Escuelas de Padres e instaurar centros de consultoría con gente especializada.-

Las Escuelas de Padres son asociaciones de padres que buscan mejorar la comunicación conyugal. Parten de la idea de padres que ayuden a otros padres. ¿Qué ventaja tiene esto? Tienen una cobertura mayor y un costo mínimo en comparación con una política pública tradicional. Además con esto el Estado fortalecería más la relación entre los padres y la escuela, impulsando de mejor manera la educación de los hijos.  La idea de fondo es que una relación matrimonial no debe quebrarse facilmente, sino que debemos apuntar a reducir la probabilidad de separación conyugal.

La instauración de más centros de consultoría siguen esa misma linea:  la problemática esta centrada en la familia, y por tanto suavizar los conflictos familiares tiene una relación positiva directa con este fortalecimiento de la familia.

  • Leyes que favorezcan la institución familiar.-

El Estado puede comenzar anulando las leyes que han debilitado a la familia como institución (principalmente las que facilitan y trivializan el divorcio), y a su vez buscar realizar políticas con leyes que favorezcan la formación de familias numerosas. El modelo neoclásico de inversión en capital humano muestra que no hay que temerle a las políticas que favorezcan familias con muchos hijos, sino por el contrario, estas beneficiaran al largo plazo a la sociedad.

Por otro lado, el Estado debe promover que exista una mayor conciliación trabajo-familia, debido a que existen muchos padres cuyos horarios de trabajo les impide tener una relación saludable con su familia, y tiene una estrecha relación con los conflictos conyugales.

A modo de anexo y de apertura a futuras discusiones al respecto, dejamos una entrevista con el Director del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Piura, PhD. Paúl Corcuera García. Cabe indicar que el Instituto de Ciencias para la Familia – Udep (Campus Piura) ha estado realizando investigaciones recientes junto con otras entidades internacionales no gubernamentales, ahondando en los problemas relacionados a la estructura familiar.

 

ENTREVISTA ACERCA DE EDUCACIÓN DE LOS HIJOS Y ESTRUCTURA FAMILIAR

1. ¿Cuáles son las características fundamentales que determinan una familia?

Me parece que es fundamental, en primer lugar, tener claro qué es la familia, porque como ya comentaba san Juan Pablo II, vivimos en una época en la cual hay crisis de la verdad porque hay crisis de conceptos, y al término familia se le está vaciando de su contenido esencial.

Por ejemplo, la primera acepción de la palabra familia en el diccionario de la Real Academia Española es: “grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. Desde luego que una definición como ésta carece de todo rigor aunque pueda dar pie para incorporar como familia a cualquier relación afectiva.

La familia es una comunidad de personas, para las cuales el propio modo de existir y vivir juntos es la comunión, que tiene su origen en la comunión conyugal (alianza) por el cual el hombre y la mujer se entregan y aceptan mutuamente.

Dicho así, la familia se constituye mediante el matrimonio y los cónyuges (esposos) se convierten en padres (maternidad y paternidad se implican necesariamente como fruto de la dualidad). La comunión de personas da origen a la comunidad familiar; y los hijos engendrados por los esposos deberían consolidar y fortalecer la alianza.

2. ¿Existen razones para pensar que, por ejemplo, una familia conformada por personas del mismo sexo carezca de esas características?

La familia tiene unos fines objetivos muy claros: la procreación y educación de los hijos, la mutua ayuda y la ordenada realización de la sexualidad conyugal. Desde luego podríamos cuestionar que hay matrimonios que no tienen hijos y en ese sentido no cumplirían los fines de la familia; por ello se suele distinguir los fines objetivos –ya  mencionados- y los subjetivos (ordenación y disposición hacia los fines objetivos aunque no se logren las metas; que no haya contradicción).

En el caso de las “uniones” de personas del mismo sexo, de partida es imposible cumplir con un fin primario del matrimonio (la procreación). Más aún si entendemos la familia como el lugar adecuado para la transmisión de la vida y para la educación más fundamental por cuanto ofrece un clima propicio de afecto, estabilidad familiar, basada en un sólido compromiso y en la comunión de personas, junto a la complementariedad que ofrecen el padre y la madre.

La familia contribuye en gran medida al bien de la sociedad, pues es la escuela del más rico humanismo y de virtudes, en los cuales la figura del padre y la madre son insustituibles.

3. ¿Considera que actualmente se le da la suficiente importancia a la problemática de familias disfuncionales?

Qué duda cabe que actualmente han proliferado lo que denominamos familias disfuncionales, desestructuradas, rotas, etc. –en realidad en este acápite pueden entrar situaciones muy diversas- y que quienes muchas veces soportan más el peso de los problemas son los niños; que son como se suele decir, los menos culpables.

Ello plantea un nuevo escenario, que está forzando a que los estamentos políticos promuevan normas para evitar impactos negativos en los niños y en la sociedad en su conjunto.

Me parece que esta presión ha llevado el péndulo hacia el otro lado; y lo que debe protegerse sobre todo es la familia bien constituida porque tiene aportes mucho más relevantes para la sociedad.

4. ¿Cómo afecta a los niños y su desarrollo el vivir en familias disfuncionales?

Hay estudios muy interesantes que se han hecho en Estados Unidos y el Reino Unido (donde hay mayor información estadística) que evidencian que en las familias “no intactas” (divorcios, uniones de hecho, madre/padre solo, etc.) los niños tienen:

 

–    mayor riesgo a vivir en la pobreza o depender de la asistenta social,

–   menos probabilidad de ser felices,

–  menos probabilidad de obtener buenos resultados en el colegio, de tener buena salud física y mental, casarse bien, no divorciarse, y

–  más probabilidad de que los hijos estén envueltos en aventuras fuera del matrimonio, adquieran enfermedades venéreas, sean depresivos o suicidas, fracasen en la escuela, sean expulsados o huyan de la casa, o sean víctimas activas o pasivas de abusos.

5. ¿Y cómo nos afecta a todos como sociedad? 

Además de los efectos negativos mencionados en los niños, que repercute en toda la sociedad podemos añadir, sin ánimo a ser exhaustivos:

–       Cuanto menos fuerte es la unión entre el padre y la madre (o peor aún es inexistente), tienen menos capacidad para adaptarse a las necesidades de la familia incluyendo las necesidades de los hijos. Esto suele tener repercusiones en el rendimiento de los trabajadores en las empresas.

–      El descenso en los ingresos cuando la familia estando normalmente casada y unida, se rompe y divorcia. La caída se estima del 42 %, lo cual es una caída más grande que la experimentada en Estados Unidos durante la Gran Depresión.

–       Mayores problemas de psicopatologías y mayor sentido del fracaso personal (mayor estrés).

–      Dificultades mayores para conciliar la familia con el trabajo.

–       Ejemplo poco atractivo para generaciones jóvenes.

6. ¿Qué soluciones pueden darse al respecto? ¿Es acaso solo un problema cultural que debe corregirse con mejor formación? 

La respuesta tiene dos aristas importantes. Una de ellas corresponde al Estado. A ellos les corresponde plantear políticas públicas que fortalezcan la familia fundada en el matrimonio, teniendo en cuenta que los hijos se educan mejor cuando los padres están casados: en salud, longevidad, educación, salud mental, ingresos, posterior estabilidad económica y estabilidad marital.

 

Incluso en los casos de inestabilidad familiar los hijos de padres casados son los que menos probabilidades tienen de involucrarse en la delincuencia, en el abuso de las drogas y el alcohol, sexo prematrimonial, nacimientos extramaritales y la cohabitación. Los hijos adoptados en la infancia se educan en casi todos los casos mejor incluso que los hijos biológicos educados en una familia estable.

Así mismo, las políticas deben considerar que los adultos que están casados son más felices, viven más, tienen mayores ingresos y más patrimonio, mejor salud física y mental, y gozan de una sexualidad más frecuente y plena.

La otra arista importante está en el plano de las decisiones más personales o comunitarias (grupos más pequeños), y en ese sentido esbozo dos líneas de actuación:

–       Fortalecer la formación en matrimonio, familia y paternidad. Esto tal vez sea ahora más importante por todos los ataques a la familia y la falta de información que hay en el medio. Por ello todos los programas de orientación familiar parecen urgentes.

–      Formar grupos de amigos – familias que se ayuden y complementen mutuamente en las relaciones cotidianas.

 

Esta entrada fue publicada en educación, justicia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Estructura familiar y repercusión en la educación de los hijos: Una mirada a la problemática actual ”

  1. ds19udep dijo:

    Muy interesante el articulo, puesto que nos informa acerca de los tipos de familia que pueden haber, y como estas familias influyen en los hijos. Estoy de acuerdo con la solución mencionada en la cual el Estado debería dar mas charlas acerca de la convivencia familiar, para que estén preparados y puedan dar una educación satisfactoria a los hijos.

    Diego Guillen

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s