Las drogas en el Perú y sus soluciones

Las drogas se definen como, según la RAE: “sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno”. Sustancias que alteran su cuerpo en su funcionamiento desviando la natural forma de este y llevándolo donde sabiamente la naturaleza no lo puso. Existe drogas legales e ilegales, ambas dañan el cuerpo pero se diferencian en su daño por dosis, mientras las legales hacen daño en dosis más grandes, las ilegales lo hacen en dosis más reducidas. Las drogas en general causan daños al organismo y conllevan, si se abusa, al deterioro integral del ser humano llevándolo a situaciones deplorables y es una lacra en la sociedad pues estas personas son reducidas a gente inútil y abandonada de sí misma cuya recuperación es un costo de transacción alto para la población (los costos de transacción son costos que debemos pagar por desvíos en la población, el mayor ejemplo es la existencia de notarios pues la palabra de una persona no es válida).

Desde la década pasada, el consumo de drogas se ha maximizado de una manera impresionante. Sin embargo, algo aún más preocupante que esto, es que sus consumidores potenciales son ahora también los adolescentes. Siempre existió conocimiento de que las drogas no solo eran consumidas por personas mayores de edad, pero el crecimiento excesivo de consumidores adolescentes menores es cada vez más preocupante. Según el ministerio de Salud, dentro de las drogas legales en Perú, se encuentra el alcohol y el cigarro. Ambos bienes se encuentran sujetos a grandes impuestos selectivos al consumo para evitar su consumo masivo, aunque es claramente evidente que aún así, su consumo es completamente masivo.

El ministerio de salud indica que las drogas de mayor consumo en el Perú son:

  • Marihuana
  • Terocal
  • Cocaína (PBC)

Actualmente, muchas personas consideran que el consumo de estas drogas supone un problema social estrictamente grave, debido no solo a su consumo, sino a la gente que la consume, en especial los jóvenes.

Entonces, es necesario preguntarse porque el consumo de drogas incrementó tanto en jóvenes adolescentes. Muchos factores son respuesta a la pregunta planteada. He aquí algunos:

• Fácil accesibilidad
• Bajos Precios
• Presión grupal
• Baja Autoestima
• Poco conocimiento de las consecuencias
• Mala formación familiar
• Precarios conocimientos sociales

Sin duda alguna, no podemos tildar a un adolescente, de inmoral, ni de malvivir, solo por el hecho de que es consumidor de sustancias estupefacientes. El consumo de drogas en adolescentes abarca un tema mucho más complejo que el del consumo de drogas en adultos, debido a la aún-sin-finalizar formación que ellos tienen. Analizaremos cada uno de estos factores que pueden llevar al consumo indebido de drogas:

  1. Fácil accesibilidad: la facilidad para obtener drogas, en su mayoría marihuana, es sumamente sorprendente. Esto se debe a que muchos adolescentes no optan por vender la droga, sino por venderla. No solo en los sectores más humildes encontramos vendedores de droga, sino también en colegios particulares de Lima Moderna. La venta de estas sustancias comprende otro problema social que no se verá en este marco teórico.
  2. Bajos Precios: el bajo precio de la marihuana y el terocal se puede considerar uno de los factores de mayor importancia en el consumo de drogas. Es natural entender que la demanda de consumo de drogas en adolescentes es en su mayor parte es de las sustancias más baratas. El bajo precio, sumado a la fácil accesibilidad facilita el problema de cómo conseguir la droga. Los demás factores implicarán el porqué se optó por consumir la misma.
  3. Presión Grupal: hoy en día, la presión grupal influye de forma considerable en la toma de decisión de muchas personas. El entorno al que uno pertenece puede tanto facilitar como dificultar su consumo de drogas. Muchos jóvenes consumen drogas, y entran en el vicio por un simple tema de presión grupal.
  4. Baja Autoestima: la baja autoestima es un claro factor de consumo. El adolescente, no tiene una personalidad consolidada, no tiene objetivos claros ni trazados, ni tampoco tiene firmeza en sus decisiones. Sumado a lo ya mencionado, una autoestima baja debido a distintos factores ajenos, es mucho más fácil caer en el consumo de drogas para refugiarse erróneamente de sus problemas.
  5. Poco conocimiento de las consecuencias: los adolescentes de los sectores A Y B tienen conocimiento regular acerca de las consecuencias que trae consumir marihuana. Sin embargo, esto no se refleja en los sectores más precarios, donde el conocimiento de las consecuencias de consumo de drogas es nulo.
  6. Mala Formación Familiar: la inestabilidad familiar, la falta de afecto, la poco formación de valores de parte de los padres con el hijo permiten que este no tenga claridad con respecto a lo bueno y malo. La falta de un padre o una madre en el núcleo de la familia, suponen un problema que a largo plazo puede terminar en el consumo de drogas o alcohol.
  7. Precarios Conocimientos Sociales: el conocimiento que tiene un adolescente, y en general la sociedad, acerca de lo bueno y malo, está muy dañado. Esto se debe en parte a la mala formación social que imparte no solo la familia sino los centros educativos. Es necesario tener una conciencia social desarrollada no solo para evitar el consumo de drogas o alcohol, sino para obrar de forma adecuada en el día a día.

Contexto

El caso del Perú es un tanto complicado. Somos uno de los mayores productores de Cocaína y PBC, y en menor medida de Marihuana (siendo esta la más consumida). Como es conocido, el Perú vivió una época sangrienta por el conflicto armado en los 90. Esta tuvo ayuda del narcotráfico y se aprovecharon de la poca presencia del Estado para poder colocar en muchas partes de la Selva, centrales de producción gigantescas. Un caso es el de la región San Martín que “durante dos décadas y media (1970–1995) por las actividades delictivas del narcotráfico asociadas a la violencia de los grupos subversivos”.

En un país productor es más fácil que su gente sea inducida al consumo, la oferta es más viable que si fuese otro tipo de droga como la heroína o la metanfetamina que no se producen hasta la fecha aquí.

Soluciones

Se debe dedicar un gran esfuerzo al crecimiento de los niños, dado que en un principio y en una buena cantidad de años, los padres tienen a sus hijos a su cuidado y ellos deben prestarle suma atención y a enseñarles cuestiones relativas a su personalidad como ser fuertes con sus decisiones, no dejarse llevar. Es cierto que esto no asegura que ellos sean inmunes a las tentaciones pero al menos saben que deben decidir entre algo bueno o malo por tanto lo más valioso que los padres dejaron es conocimiento pleno a la hora de elegir entre algo bueno o malo, entre consumir o no. Clamar desconocimiento ya no es una opción.

Dado que este proceso de enseñanza o “abrirle los ojos” ocurrió antes de llegar al colegio y a la universidad, los niños estarán menos propensos a dejarse llevar. Los padres le habrán enseñado a que respeten sus decisiones propias. Esta solución que se enfoca en los padres, tiene algunas condiciones para ellos: familia conformada (es cierto que niños pueden ser criados de manera normal bajo un solo padre o madre como en una pareja normal pero hay más probabilidad de que no).

Los padres deben entender (y se les debería explicar) antes de casarse que el mero hecho de querer estar juntos no es suficiente: al estar el matrimonio abierto a la procreación de los hijos, es de suma importancia que haya años de sacrificio para que los hijos reciban la orientación correcta y esta no se deje de lado por el trabajo u otras distracciones. Está de moda que la empleada crie más que los propios padres a los hijos. Si se espera un panorama así, ¿para qué tener hijos si no están preparados para la responsabilidad que implica?

En resumen, los esfuerzos deben ir para el correcto crecimiento del niño porque esa es la misión de los padres. Que los tengan cuando estén listos y no para rellenar su casa.

Nuestra sociedad tiene lacra como la prostitución y la drogadicción por falta de cultura en todos sus miembros. Está de más decir que está es una verdad inherente en toda sociedad. Cultura es lo que lleva al hombre a ser como debe ser, a “ser” hombre. Grupos sociales que carecen de un cultivo debido para la sociedad vigente debería ser ayudado. La educación en los colegios nacionales es clave, aquí el Estado tiene intervención directa. El cultivo de las personas empieza en el colegio donde se llenan los estantes vacíos de los niños que deberían salir del colegio con al menos una formación cívica mínima.

Muy aparte, la drogadicción irrumpe la tranquilidad, crea crisis familiares y hasta perdidas de seres queridos. ¿No es esto una irrupción a la paz? Es cierto que esta se menciona para conflicto armados pero si uno se detiene a pensar un poco, es verdad que crea discordia, problemas perturbando la paz.

Por esta razón, la sociedad debe hacer algo para evitar que se violente la paz (aunque se haga de una manera implícita) y aquí es donde la cultura y la paz se relacionan: para que haya paz, se debe tener una sociedad culta que valore los conceptos que realmente importan y que (aplicando a la droga) sepan que hace bien y mal a una persona. Desde siempre se supo que, por ejemplo, el cigarro hace daño pero la gente lo fumaba. Ahora, mucha gente que está al tanto de que por mucho “placer” que de, hace daño, ha optado por dejarlo de lado.

Se sabe que la droga es dañina desde siempre. ¿Para qué consumirla? Se dicen que uno debe probar todo antes de morir pero una persona realmente culta sabe que se debe probar todo pero todo lo bueno. ¡No hay razón para consumir si uno sabe que no trae beneficios al cuerpo! La adicción es mala porque nos esclaviza, destruye la disciplina y la voluntad. La cultura, por tanto y en resumen, bien instruida, puede evitar todos estos males.

Mucho se ve hoy en día que políticos callan a los sacerdotes en opiniones que ellos tienen el derecho de hacer (pero no de imponer). ¿Es esto realmente beneficioso? Pues no, se supone que ambas fuerzas deberían unirse en vez de crear discordia entre sí. Uno tiene más recurso que el otro pero el otro tiene la fuerza humana y las ideas para mejorar problemas no solo como la drogadicción, sino como la pobreza y los ancianos olvidados.

El hombre es más capaz de dar que de recibir, esto quiere decir, de que en el caso de este problema social, debemos entregar todas nuestras capacidades para poder brindar caridad y ayuda a la persona que se encuentra en este problema. La ayuda es un factor básico, apoyado de la gratuidad para lograr la solución de los problemas sociales.

La motivación espontánea nos incita a actuar con lo que nos apetece y no con lo que nos conviene. Esto indica que el deseo y las pasiones de un joven que está en problemas o en circunstancias difíciles, puede ocasionar que se deje llevar por la acción apetecible, y acabe consumiendo drogas. Lamentablemente la inexperiencia de la juventud puede ocasionar esto.

El problema de la drogadicción, es un problema relacionado directamente a la doctrina social. En primer lugar, por el mismo hecho de ser un problema social. En segundo lugar, porque la doctrina social estudia las relaciones sociales humanas a la luz del hombre y a lo que el hombre está llamado a ser. Claramente, el hombre está llamado a ser algo más que un consumidor de drogas. Por este motivo, se relaciona directamente a un problema que comprende la misma doctrina social.

En resumen, se debe permitir la sinergia de las distintas fuerzas de la sociedad sin exclusión para dedicar esfuerzos a las bases que atacan ese problema. Las drogas son un quiste que ha estado mucho tiempo en el seno de la humanidad, atacando a los débiles y fuertes. Sustancia que destruye hogares y a los más cercanos creando una cadena de efectos negativos en los que rodean a los afligidos por la adicción. Es necesario que todos actuemos y nos eduquemos para desterrar algo que es tan dañino para nuestro cuerpo y nuestra alma y solo así se pondrá un granito de arena para el tan ansiado desarrollo social de la humanidad.

Esta entrada fue publicada en conflictos, educación, familia, salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Las drogas en el Perú y sus soluciones

  1. ds16udep dijo:

    Su artículo se centra en uno de los temas más controversiales de la historia humana; definitivamente el tema de las drogas siempre ha sido objeto de discusión.

    Durante la lectura del artículo hubo una idea que no me quedó clara: en el texto se afirma que “claramente, el hombre está llamado a ser algo más que un consumidor de drogas”. Sin embargo, la naturaleza humana nos puede llevar a generalizar este tipo de afirmaciones… el hombre está llamado a más que cualquier acto aislado, sea este consumir drogas o estudiar (es por ello que se le define como ADEMÁS). Sin embargo, al hablar del consumo de ciertas drogas, no se está excluyendo en ningún momento la realización de otros actos esencialmente humanos (el consumir alcohol con amigos no me hace menos digno que los demás y no representa un problema para la sociedad si se actúa con control y prudencia en el consumo). Teniendo en cuenta estas ideas, ¿el hecho de compartir unos tragos con amigos puede ser visto como una práctica dañina que debemos desterrar?

    Raúl Villacorta

    • ds29udep dijo:

      El 5to mandamiento nos manda a que tomar en exceso causa un daño directo al cuerpo. Su pregunta, si tendría una especificación de cantidad, sería más fácil de responder pero responderé ambas opciones. Unos “tragos” con amigos sin excederse no está mal, el alcohol no destruye tu cuerpo en cantidades regulares por poder ser procesado por el hígado sin problemas, para eso estamos preparados. Sin embargo, un exceso hasta el punto de emborracharse regularmente causa un daño directo al organismo. No un daño fatal pero hay ese daño y eso esta mal. Espero haber aclarado un poco su duda.

  2. ds2udep dijo:

    Las drogas son un problema de alcance mundial tanto en su comercialización como en su distribución. Desde el lavado de dinero en los distintos sistemas financieros hasta la violencia y delicuencia en los jóvenes generada por su consumo. Pero el carácter sancionador y disuasivo no está funcionando en los jóvenes para alejarlos. Incluso mientras más se les recrimina más lo hacen sin embargo exiten otros factores que permiten alejarlos de las drogas y crear otro perspectiva de desarrollo de futuro en ellos. De lo cual se desprende la siguiente interrogante. ¿Puede ser el deporte una gran arma para alejar a la juventud y a la niñez de las drogas?

    christian llúncor

    • ds29udep dijo:

      Como se realiza en Argentina y Brasil, grandes bastiones del deporte, no solo en fútbol, alentar para el desarrollo de un menor en algún deporte crea compromiso, un proyecto. Ese compromiso es el que hace que le de importancia más su desempeño en el deporte que en cosas que no aportan. Más que reprender y prohibir, como dices, se debe impulsar la infraestructura y apoyo gubernamental y privado en el deporte.

  3. ds26udep dijo:

    Las drogas es un tema que genera muchas controversias, sobre todo en nuestro país que es uno de los mayores productores de cocaína, el dinero que genera el narcotrafico genera mucho interés en bastantes personas en la sociedad, desde grandes magnates de empresas hasta funcionarios del gobierno. Erradicar las drogas solo podría suceder en un mundo utópico el conflicto de interés que generaría seria inmenso, el mensaje que da el gobierno por supuesto es que la lucha contra las drogas es constante pero en la acción es nula, y de esta forma los jóvenes de nuestro país siguen cayendo en el consumo y los males que estas generan, así que me parece que la única forma de combatir este problema es fomentando una mejor educación en los jóvenes, y que tomen conciencia sobre los daños que provoca el consumo de estas, y después de esto esta en manos de cada uno tomar las decisiones que crean conveniente para su futuro.
    Franco Guerrero

  4. ds24udep dijo:

    El consumo de drogas en el Perú son un gran problema actual dado que las consecuencias que trae el consumo no se ven de un día para otro, sino al largo plazo. El consumo de drogas te puede generar no solo problemas de salud, sino problemas sociales y producir conflictos, Si lo viéramos como un factor económico, legalizar las drogas generaría un gran beneficio económico, pero no sería la acción correcta por que estaríamos apoyando que la gente consuma drogas.
    Eric Hernández

    • ds29udep dijo:

      Legalizar sería el camino fácil pero un absurdo para lo que se creó el Estado que es el mantenimiento del bien común. Es una pelea difícil pero el camino correcto.

  5. ds23udep dijo:

    Es un tema muy interesante, criminalizar las drogas, genera que los delincuentes generen altísimas ganancias, genera violencia, inseguridad y corrupción, Perú va a destinar 300 millones de dolares para reprimir las drogas o mediante el uso de la fuerza, estos 300 millones son inútiles, digamos que no pasa absolutamente nada, los únicos beneficiados son los vendedores de armas y los que están cerca a estos negocios.
    Que opinión tienen de legalizar la marihuana? siendo correctamente regulada, evitaría un mercado negro, una disminución del precio de las drogas y por ende abría un menor número de delincuentes haciendo negocio. Fuera de los aspectos negativos de legalizarla, también hay algunos aspectos positivos para la sociedad

    Gonzalo Castillo

    • ds29udep dijo:

      Hecha la ley, hecha la trampa. En Uruguay se está creando el primer club de marihuana del país, antes ilegal. La ubicación es secreta. Se han puesto muchos estándares para este club pero lo más probable es que las personas “vivas” siempre saquen provecho de esto. Además de esto, esta demostrado que la marihuana conlleva en el largo plazo a la adicción y al detrimento de ciertos procesos químicos que no tan vitales como los que dañan otras drogas, afectan al organismo. Por tanto, legalizar una droga “suave” aún con una buena regularización, atenta contra el bien común y demandaría una fuerza de voluntad implacable en todos sus consumidores para no abusar, lo cual es improbable.

  6. ds6udep dijo:

    El tema de las drogas, es un problema muy tocado en diferentes partes del mundo y muy polémico. Lo que no he visto en la lectura es el hecho de la legalización de algunas de ella como la marihuana en algunos países. ¿Quisiera saber su opinión al respecto?

    Saludos
    Paolo Chávez

    • ds29udep dijo:

      Lo mismo que en el comentario anterior: daños en el organismo, atenta contra el bien común y la imposibilidad de una voluntad de hierro para evitar el abuso hacen inviable esta propuesta.

  7. ds3udep dijo:

    El problema de consumo de drogas, no es tan solo un tema por solucionar en el Perú sino también en otras partes del mundo. Quisiera saber su opinión si al legalizar una droga ¿se estaría incentivando al consumo de esta? Ya que no solo es el consumo de esta droga sino también la comercialización. En el país existen muchas bandas que se dedican a la comercialización ilegal de esta droga y ¿si se legalizara, esta comercialización ilegal se reduciría o no habría un cambio alguno?.

    Saludos.

    • ds29udep dijo:

      Al no tener ese estigma ya tan marcado como “ilegal” y su dificultad para obtener, eventualmente algunas personas que antes se veían alejadas de las drogas lleguen a probarlas por curiosidad ya que “no se pierde nada”. Sin embargo, en el mismo país, la ganancia de las bandas comercializadoras es directamente proporcional al grado de ilegalidad en el país de la droga en cuestión. Si se legaliza, el público consumidor se incrementa pero los precios caen por ser más fácil la adquisición. Ley de la oferta y la demanda.

  8. ds21udep dijo:

    La drogadicción se ha ido manifestado intensa y masivamente, se observa en todas las edades y en todos lo grupos socioeconómicos, de legalizarse se venderían libremente estos productos tóxicos, ¿cómo se podría mantener el control drástico sobre los medicamentos precisamente para evitar los efectos secundarios indeseados?
    La acción administrativa del Estado en ese terreno quedaría deslegitimada.
    El abuso de las drogas sólo puede brindar un “escape temporal” del mundo. Los riesgos son grandes y los resultados pueden ser fatales.

    Jhajaira Fernández

  9. ds16udep dijo:

    Me parece que separar al alcohol de las “otras drogas” es una distinción sin diferencia. No importa cómo se defina al sustantivo “droga”, el alcohol cumple con todos los requisitos para ser considerado como un elemento de dicho conjunto. El problema surge cuando observamos que casi todas las personas que conocemos consumen alcohol con moderación y aún así pueden tener vidas buenas, felices y productivas. Por lo tanto, observamos que personas que consumen “drogas”, pueden vivir bien y en consecuencia llegamos a una disonancia cognitiva.

    Es sumamente importante hacer una distinción entre uso y abuso. Si bien es cierto que algunas sustancias como la heroína presentan riesgos tan altos que no es recomendable utilizarlas en ninguna ocasión, otras drogas menos peligrosas como el alcohol y la marihuana pueden ser consumidas ocasionalmente sin que esto presente un daño a la personas.

    Lo que es absolutamente contradictorio y absurdo es que se considere a productos como el pisco sour y la chicha de jora “productos culturales”, mientras que a la marihuana se la considere un mal que se debe evitar a todo costo. El problema de la drogadicción es sumamente serio, y como sociedad debemos analizar cuál es la mejor manera de interactuar con estas sustancias. Sin embargo, dicho análisis debe realizarse basándonos en el espíritu crítico de la Ilustración y el método científico, mas no en tabúes sociales e ignorancia.

    Un saludo,

    Sebastián Sardón

    • ds29udep dijo:

      No es droga el problema al igual que las armas lo son (caso de EUA) sino la gente y el grado de formación tanto técnica, cultural y espiritual. Existe gente que consume drogas en cantidades decentes sin excederse. Es cierto que es ilegal pero muy aparte de esto, su formación y dominio de su voluntad le da el resultado que ellos desean: disfrutar de la droga sin caer en la adicción. Es el humano y su uso dependiendo de su voluntad como transforma algo que podría ser normal a dañino. Una persona formada es difícil de conseguir; una sociedad entera, mucho más.

  10. ds10udep dijo:

    Considero que no es importante el legalizar o no las drogas, lo importante es lograr educar a las personas y darles el conocimiento para que ellos mismos decidan si consumir drogas o no, bajo su responsabilidad. Es cuestion de informar de los daños que esta puede causar.

    Patricio Calle

    • ds29udep dijo:

      Esa es la solución de todo: si una persona sabe que no debe excederse o que ya de por sí hace daño, un poco de voluntad y sentido común evitaría tanto gasto en algo que humanos sin voluntad causan.

  11. seria usual que las personas q consumen y vean esta informacion, pongan mano dura con su vida y tomar decesiones para su propio bien.

  12. SABER QUE NUNCA ESTAS FORZADO A REALIZAR ACCIONES PARA ESTAR A LA ALTURA DE PERSONAS QUE ADMIRAS I/O QUE TE GUSTAN ” TODOS SIN VARIACIÓN SOMOS IGUALES”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s